Historia del Zorro

Publicidad

Capítulo 17: La serie de Disney (1957)

Tercera parte

Para el momento el momento en que Walt y el canal ABC resolvieron los litigios legales en torno a las producciones televisivas del estudio el fenómeno del se había apagado en los Estados Unidos.

Pese a todo Walt no abandonó al personaje y desarrolló cuatro especiales de una hora de duración que se emitieron entre octubre de 1960 y abril de 1961.

Esas historias en Latinoamérica recién fueron descubiertas con la masificación de internet ya que nunca fueron dobladas en castellano y tampoco se incluyeron dentro del proceso de colorización que tuvo el programa décadas después.

Actualmente se encuentra disponibles en You Tube y representan una entretenida opción para disfrutar el trabajo final de Guy Williams con el personaje.

Tras el final de la serie el actor vivió una experiencia muy similar a la de Rick Dalton (el persoanje de Leonardo DiCaprio) en Once Upon a Time en Hollywood de  Quentin Tarantino.

Su ultima labor para los estudios la ofreció en la adaptación de Príncipe y mendigo realizada para la televisión y en Hollywood durante ese período su popularidad decayó notablemente.

Motivo por el cual se radicó unos años en Europa donde tenía una importante base de seguidores gracias al Zorro, muy especialmente en Italia y Alemania.

Williams protagonizó los filmes de aventuras Damon y Pythias (basada en la mitología griega) y Captain Simbad que fueron distribuidas por MGM en el continente americano.

El éxito comercial de esas películas revivieron su carrera en Estados Unidos y en 1965 se convirtió en la estrella de la serie Perdidos en el espacio, como el patriarca John Robinson.

Lost in Space, sú título original, fue un suceso mucho más grande que el y trascendió entre los programas televisivos más vistos en la segunda mitad de la década de 1960.

Además de superar en los índices de audiencia a Star Trek,  la popularidad del programa generó que el productor Irvin Allen luego estrenara otros dos clásicos de ese período como fueron El túnel de tiempo y Tierra de Gigantes.

Las aventuras de los Robinson llegaron a su fin luego de tres temporadas en abril de 1968 y durante décadas siguieron en la tele con numerosas repeticiones que la convirtieron en una propuesta de culto.

Para el momento que Wlliams concluyó su labor en la propuesta de ciencia ficción tenía tanta plata, debido a varias inversiones exitosas en la bolsa, que decidió retirarse del mundo del espectáculo.

En 1973 recibió una invitación de Argentina para hacer una exhibición en la Sociedad Rural a raíz de la repercusión que había tenido el programa del Zorro.

Hay que recordar que por entonces la producción de para Williams era historia antigua ya que en los Estados Unidos, sobre todo los chicos lo reconocían como el profesor John Robinson.

Cuando su avión aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza se encontró con un panorama que cambiaría el destino de su vida.

Guy fue recibido como si se tratara de la llegada de Elvis, los y los Rolling Stones… juntos.

La locura pasional que despertó en el público, muy similar a la que luego vivieron los propios Stones y los Ramones, desconcertaron por completo al actor, quien no tenía noción del impacto que había causado el programa.

Williams visitó Mar del Plata y varias provincias del país donde se repitió el mismo fenómeno en los encuentros con el público.

Obviamente también fue parte de los almuerzos con Mirtha, donde se sumó también Henry Calvin, el recordado Sargento García.

Pese a todo fue el programa del comediante Jorge Pórcel el que de alguna manera alteró los planes de lo que supuestamente sería una visita corta en Argentina.

En ese show quedó muy sorprendido con las habilidades de un joven esgrimista llamado Fernando Lupiz, quien venía de competir en los Juegos Olímpicos de Munich de 1972.

Ese encuentro de alguna manera difinió el futuro de los dos en las décadas siguientes.

Guy volvió a reconectarse con el personaje del otra vez y al mismo tiempo despertó la curiosidad de Lupiz por la actuación, quien luego pasaría a formarse con artistas reconocidos como Lito Cruz y Alejandro Doria, el director de Esperando la carroza.

Williams adoptó a Fernando como su discípulo y juntos empredieron un show teatral titulado El hijo del Zorro, que de alguna manera representaba la continuación no oficial de la serie.

Lupiz enrcanaba al hijo de Don Diego de la Vega que seguía los pasos de sus padre como el justiciero enmascarado.

Una idea que luego la compaía intentó copiar con resultados desastrosos, pero ese es un tema que exploraremos más adelante.

La obra del Zorro fue un fenómeno popular que se exhibió en casi todo el país con más de 700 funciones y de alguna manera sirvió para consolidar el romance del púbico argentino con el personaje de Johnston McCulley.

En ninguna otra parte del mundo se vivió una situación similar con la presencia de Williams y eso llevó al artista  a radicarse de manera definitiva en el barrio de Recoleta de la ciudad de Buenos Aires.

La serie de nunca perdió audiencia en la televisión argentina y con el paso de los años fue descubierta por nuevos espectadores que se sumaron a un fandom pasional que ya reúne varias generaciones.

En la actualidad el Zorro todavía le complica la vida a los programas de la competencia que pierden en el rating, un detalle que habla sobre la pasión que despierta este personaje en nuestro país.

Un dato loco que retrata el amor de Williams por Argentina se resume en una anécdota que no todo mundo recuerda.

En 1982 durante la Guerra de Malvinas, el actor, convencido que Estados Unidos iba a presentar su apoyo al Reino Unido en el conflicto bélico, se anotó como voluntario para manejar ambulancias en el sur.

Era su modo de manifestar su apoyo hacia el puebo que le había brindado un cariño que no experimentó en ninguna otra parte del mundo.

Guy Falleció el 30 de abril  de 1989 de un aneurisma cerebral que padeció mientras se encontraba en la ducha y su cuerpo fue hallado unos días después ya que se pensó que el artista había salido de la ciudad.

En la actulidad muchos cartoneros de You Tube desesperado por generar visitas en sus videos venden fruta con videos sensacionalistas que hablán de la «vida trágica» que vivió Williams en la soledad.

Sus momentos finales fueron desafortunados pero no fue en absoluto un artista que vivíera recluido y tenía contactos permanenento con los vecinos y el público.

De hecho, tenía planeado de casarse con una mujer argentina cuando padeció el aneurisma que puso fin a su vida.

Después de tanto tiempo se lo recuerda (sobre todo en Argentina) como la encarnación definitiva del Zorro y la imagen que mejor lo define la encontramos en la siguiente fotó que se tomó en 1974 durante una visita a la provincia de Tucumán.

Ese era Guy Williams y por eso escogió vivir la última década de su vida en este país.

Ahora bien, con la serie de se cierra un capítulo de la filmografía del Zorro pero no su historia que tuvo en los años siguientes otra encarnaciones muy entretenidas.

En la próxima entrega exploraremos el histórico cross-over de Don Diego de la Vega con unos muchachos llamados Athos, Aramis, Porthos y un tal D´Artagnan.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

8 comentarios

  1. Tremenda crónica Hugo. No sé si va a formar parte de la retrospectiva, pero Fernando Lupiz tenía un programa en Canal 13 en los primeros años del siglo 21 que se llamaba «El club del Zorro», donde Lupiz caracterizado como El Zorro, compartía los valores del personaje con los chicos, había juegos y tenía un elenco que interpretaba los mismos personajes de la serie de Guy Williams.

    Irónicamente, no presentaban capítulos de esa serie sino de la serie animada del ´97 porque si no me equivoco en esa época la serie de Disney la pasaban en Telefe.

  2. Como te comenté en el post anterior, no sé si era el hecho de ser un personaje que luchaba contra la opresión española, por ser un rebelde en una época donde los militares nos gobernaban, no sé bien explicarlo, pero El Zorro te diría que nació para que se lo adore acá. Lo digo y lo repito: Le das dos ramitas a dos nenes y se ponen a pelear y esta serie representa un poco eso también, eran combates muy bien coreografiados y a la vez te daba la idea de que lo podías hacer vos mismo.

    Y como su hijo predilecto Batman, es un personaje sin más poderes que su propia habilidad. Y Guy fue la encarnación definitiva, cómo no lo iban a querer acá? Cómo vas a querer estar en otro lado del mundo que acá?

    Parafraseando a la obra Made In Lanús, adonde ibas a ir Guy, si acá te conocen todos! Te vas a ir allá que sos uno más? Quedate acá que sos El Zorro!

    Y sabía lo de Lupiz como integrante del equipo olímpico y digno heredero, vos nos lo contaste hace un tiempo y leí que sigue compitiendo, un genio. Hace poco lo vi tirando sablazos en No Llores Por Mi Inglaterra haciendo de Liniers, impecable.

  3. No sé si son mitos, o realmente pasaron. Pero dos cosas q siempre escuché contar, son la supuesta película del zorro q iba a hacer Guy con palito Ortega.Pero nunca consiguieron los derechos. Y encima hubo problemas con los casting. Y el otro mito/rumor, es q uno d los caballos q hacian d tornado, murió acá en argentina. Y termino enterrado en un descampado. Puede q todo eso suene bizzaro, pero son mitos q siempre escuché.

  4. recuerdo que Guy Williams tambien aparecio en unos capitulos de Bonanza en el papel del sobrino de Ben Cartwright

  5. Desconocía lo de Fernando Lupiz como esgrimista olímpico… Pensé que siempre había Sido actor… Excelente la verdad!

    Totalmente de acuerdo que para muchos es y será la versión definitiva del zorro, cómo Reeves lo es a Superman.

    Muy loco como todo ese fanatismo local hace que se queden. Algo parecido, pero en una menor escala, le pasó al bajista original de los Ramones que vivió un par de años en Banfield y se enamoró de una argentina con quién estuvo hasta su muerte.

  6. Muy linda nota. Yo tenía la falsa idea de que Guy Williams nunca más había protagonizado un éxito televisivo después del Zorro, pero veo que nos vendieron fruta… Más allá de sus horas finales, me alegra saber que sus últimos años fueron felices, y que no murió olvidado y en la bancarrota, cómo muchos cronistas del espanto aseguran por ahí. Y si, coincido que, al menos para nuestra generación, Guy es el Zorro definitivo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.