Reseña de C´Mon C´ Mon

Publicidad

Calificación: B

C´`Mon  C´ Mon es un gran cliché cinematográfico que consigue ser llevadero gracias a una cuidada realización y la presencia de Joaquin Phoenix.

Si sos fan del actor en esta producción lo vas a disfrutar en una curiosa rareza donde compone al tipo más normal de su filmografía.

Tiene sentido que escogiera este proyecto luego de interpretar un rol complejo como el que demandaba un enorme desgaste emocional.

En esta producción se relajó con el rol de un periodista afable que produce un programa de radio y se dedica a entrevistar adolescentes a lo largo de los Estados Unidos.

A raíz de una crisis personal que enfrenta su hermana el reportero debe hacerse cargo de su sobrino de nueve años, cuya relación se vuelve más estrecha a través de una larga travesía que emprenden de Oakland a Nueva York.

El viaje como catalizador de la exploración de la condición humana y las dinámicas de la relaciones representa uno de los clásicos caballitos de batalla del independiente y en esta cuestión reside la mayor debilidad del film.

El director Mike Mills (responsable de 20th Century Women) no aporta nada nuevo e interesante que no se haya visto en centenares de producciones similares de diversas partes del mundo.

Más allá de algunas virtudes técnicas, como la calidad de la fotografía en blanco y negro, su labor se siente como un refrito de películas que vimos en el pasado, donde no falta el inevitable momento «siempre recordamos a Terrence Malick«.

De un modo similar a lo que hizo Chloe Zhao en Nomadland la trillada dirección de Milsl abraza también la veta durante los fragmentos que el protagonista a un grupo de adolescentes.

Los testimonios de los chicos no son monólogos de ficción sino que comparten sus visiones reales del futuro y los temas que los inquietan.

El vínculo que establece Phoenix con el personaje del sobrino es simpático y se desarrolla dentro del universo del drama indi donde todo tiende a ser relevante  y profundo.

Gabby Hoffman, la recordada hija de en El campo de los sueños, aporta algunos buenos momentos con lo más cercano a una trama argumental que se puede regisstrar en esta película.

El resto es un collage de fragmentos de la vida cotidiana y las tribulaciones humanas con las que lidian los dos protagonistas a lo largo del viaje.

Probablemente para Phoenix esto fue un recreo ameno antes de concetrarse en la composición de Napoleón Bonaparte en la que actualmente filma Ridley Scott.

C´Mon C´Mon no es para nada una mala película pero volvés a repasar Una historia sencilla, de David Lynch, con el viejito que cruzaba los Estados Unidos en tractor para ver a su hermano, y la pasás mejor aunque conozcas el argumento  de memoria.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

4 comentarios

  1. Completamente OT (or maybe not) veo el trailer y pienso… hasta que edad adultos bañan a los chicos????
    Se supone (por la sinopsis) que el Tio es un extraño que se hace cargo de su sobrino que tiene 9 años… que onda… por que lo baña? esas escenas me explotan el cerebro… desde mi experiencia los chicos se bañan solos desde mucho antes que los 9 años. Y si necesitan asistencia, esa asistencia no es de un «extraño»…
    Estoy muy equivocado? Por ahi no es tema de debate jejeje pero me llama mucho la atención esas secuencias que, en la mayoria de los casos, no suman nada a las historias.
    Abz.

  2. Excelente punto Matías. La verdad que me hizo ruido eso pero no supe como incluirlo dentro de la reseña del film porque quedaba colgado.
    La escena, como tantos otros momentos de esta película, la verdad que no suma nada.
    En la trama el pibe tiene algunos problemitas por la situación que atraviesa la madre pero eso no justifica en absoluto que a esa edad necesite asistencia para bañarse.
    Abrazo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.