Reseña de Ghostbusters: El legado

Publicidad

Calificación: A

 Ghostbusters: El legado es una película donde el estudio buscó reconciliarse con el fandom de esta franquicia tras ese ejercicio cinematográfico de estupidez que ofreció la aberración del director Paul Figgis en el 2016.

Un film cuyo rechazo popular cierto sector de la crítica intentó convertir en una cuestión de género que nunca se relacionó con las causas reales del descontento.

El problema no eran las actrices sino que el tono de la obra no era compatible con el tipo de propuesta que se esperaba de los Cazafantasmas. Por el contrario, ofrecía un sketch malo y tedioso de Saturday Night Live que ni siquiera era gracioso.

El simple hecho que un medio como The Guardian, que alabó la bazofia de Figgis, hoy le pegue a esta nueva entrega por su exceso de nostalgia lleva la tranquilidad que Jason Reitman no defrauda en absoluto con su trabajo.

Un realizador que debuta en el mainstream con una propuesta que no tiene ninguna relación con el contenido de su filmografía.

Desde que debutó en el 2005 con la sátira Gracias por fumar sus trabajos siempre se desarrollaron en el circuito independiente con filmes como Juno, Young Adult, Tully o el drama político The Front Runner, que poco tuvieron que ver con la clase de contenido que desarrolló su padre.

En este proyecto Reitman Jr. busca revivir la franquicia a través de una película que evoca con mayor solidez el tono de los filmes originales y toma una enorme influencia del de los años ´80.

Se trata de una propuesta familiar pensada exclusivamente para que los fans veteranos de disfruten con sus hijos/as una aventura más de la y que al mismo tiempo busca captar el interés de una nueva generación de espectadores.

La película está anclada claramente en la nostalgia, un recurso al que apela el Hollywood de la actualidad que enfrenta desde hace años una enorme crisis creativa.

Si bien el peso del fan service es imposible de ignorar, en defensa de Reitman es justo destacar que lo manejó de un modo ameno frente a otros estrenos que vimos este año, como o Free Guy que fueron más burdos en este aspecto.

Los nuevos personajes generan una empatía absoluta desde su introducción gracias a un gran reparto donde sobresalen especialmente Paul Rudd y Mckenna Grace, la gran protagonista y heroína de esta entrega.

Desde el momento en que aparece en escena le crees por completo que es la nieta de Egon Spengler y forma una muy buena dupla con el debutante Logan Kim, un gran hallazgo del director.

El casting de Finn Wolfhard fue un gancho comercial para atraer al público centennial seguidor de Stranger Things, ya que su rol en el film es completamente instrascendente.

El personaje se podría eliminar del argumento y no altera en absoluto el conflicto central debido a que la figura principal es Mackenna Grace, quien lo opaca notablemente.

Finn no está mal pero la trama tampoco le dio demasiado espacio para sobresalir.

Como mencioné previamente, la película está dirigida a un público familiar y el tratamiento de los elementos fantásticos responden a este perfil. En ese sentido se nota bastante que Reitman escribió el guión junto a Gil Kenan, responsable de esa gran película animada que fue Monster que tenía una estilo similar.

Los fantasmas y monstruos que aparecen en el relato junto con las atmósferas de misterio están muy influenciadas por las películas animadas de Scooby Doo, un detalle que sobresale también en el diseño de producción y en especial en la fantástica labor que hicieron con la macabra vivienda de los Spenglers

En lo referido a los asepctos técnicos la película es impecable y sorprende con una simpática fusión de CGI y efectos prácticos que abrazan la marcada impronta nostálgica del film.

Si bien El legado es una continuacion de las primeras dos entregas originales, un adición interesante de este espisodio pasar por el contenido sentimental que tiene la trama en torno a la figura de Egon Spengler.

Sobre todo hacia el final sorprende con algunos momentos emotivos que van a sorprender al público más fan de la franquicia.

Si hubiera que objetarle algo al trabajo de Jason Reitman es que tal vez le faltó una vuelta de tuerca más a la premisa del conflicto central para que no resultara tan parecida a la obra original.

Sin embargo eso no afecta a la experiencia del visionado en su integridad.

En un año donde no hubo grandes películas notables en materia de pochoclero, la nueva entrega de al menos restaura la dignididad perdida de la franquicia y no defrauda en materia de entretenimiento.

Si eligen verla recuerden que hay dos escenas adicionales durante los créditos finales.

 

 

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

9 comentarios

  1. Me encanta cuando en un proyecto fusionan la vieja escuela del animatronico y el CGI actual para sacar lo mejor de dos mundos (como en El Mandalorian por ejemplo).

    Ojalá que la película funcione así tenemos más entregas, la franquicia tiene mucho potencial, como lo demostraron las series animadas en su momento.

    Dejando de lado a Los Cazafantasmas por un rato, que salga una película muy buena de Sony ya es noticia, porque junto con Disney son los dos estudios más flojos en materia de creatividad desde hace años. En Sony por lo general te salen con una basura como Venom y MUY cada tanto aparece alguna joyita como fue Into The Spiderverse.

  2. Totalmente de acuerdo, que bien que hicieron esta peli, mejor no hablar del bodrio anterior! Me alegra poruqe el trailer tenia buena pinta, y que no defrauda.

    Hugo, en cuanto al cubo version japonesa, ya se estreno en japon, creo que en octubre, consulta, tanto tarda en llegar al mercado occidental?
    Aun ni se estreno en cines!

    Saludos

  3. Me encantó. Se nota que se hizo con cariño. Tiene un humor piola que no me esperaba, salvo algún que otro momento. Y ver en la Monster es un placer. El que quiera verla en alguna de las dos salas más grandes que se apure. Ayer en la Monster éramos 15 personas con toda la furia… De cualquier forma es peli para cine.

  4. Hasta no verla no opino.
    Pero, después te comparto mis impresiones.
    Las actrices eran buenas.
    Pero, no es culpa de ellas.
    A veces solo,.siguen órdenes.
    Hubo una época en que fui un aficionado a lo sobrenatural.
    A nivel de libros.
    Estoy pensando transmitir mis conocimientos de cómics, libros, etc, etc.
    Porque, muchos escraches y polemicas no deberían involucrar a chicos y chicas sin experiencia.
    Y muchas veces se meten en situaciones que no pueden solucionar.
    Un poco información, consejos y guías y creo que el problema se soluciona.
    Muchas veces, se culpa a los medios de entretenimiento y si bien comprendo los motivos.
    Muchas veces los padres no son muy tecnológicos.
    Hace poco.
    Logré resumir temas de historia a un niño de 5 años y pudo comprender cosas muy fácilmente.
    Los chicos necesitan guías o mentores a veces.
    Buenas tardes

  5. La vi este finde que pasó con un amigo. Los dos somos fanáticos de la saga, que crecieron no solamente con las películas, sino con la serie animada, los juguetes, e incluso esa genialidad que fue el videojuego de 2009. Y la verdad que esta película fue una caricia al alma. Se nota que es una película hecha con pasión y teniendo en cuenta a nuevas generaciones como también a los fanáticos de siempre.
    Vi que muchos críticos de afuera la destrozan por tener mucho fanservice, lo cual me parece nada más alejado de la realidad. Obvio que hay guiños y búsqueda de complicidad con el fanático de siempre, pero tampoco es tan alevoso como en otras producciones.
    Ahora, creo que hay que destacar dos momentos claves

    *****COMIENZO DE SPOILER******
    Los últimos 20 minutos son lo más lindo que alguien como yo, siendo tan fanático de la saga, pudo ver. La aparición de los Ghostbusters originales, por más que era obvia, te hace sacar una sonrisa. La química que tienen, las frases de Venkman, la respuesta de Ray a la misma pregunta de la primera película (ni bien aparecieron, con mi amigo estábamos esperando que se repita la frase), el cambio de tono a algo menos solemne y más acorde a esa sensación pseudo cómica, es la encapsulación perfecta del espíritu original. Pero la parte que es para sacarse el sombrero es cuando aparece Egon. Reconozco que se me cayeron varias lágrimas al ver ese momento. La emoción y el respeto que emana la escena es la adecuada. Y también le da otro significado el pensar que Harold Ramis y Bill Murray estuvieron tanto tiempo peleados, «amigándose» poco antes de la muerte de Ramis.

    ***FIN DEL SPOILER****

    En definitiva, no se si será la mejor película del año, pero es la que más disfruté. Los nuevos personajes están muy bien (en especial Phoebe, Podcast y Gary, no tanto Trevor o Lucky que no pinchan ni cortan), y lo que me gusta es que no dejan nada abierto para una continuación. Puede haberla? Sí. Pero si no la hay, es un final más que digno para la ahora TRILOGÍA de los Ghostbusters (porque claramente la aberración del 2016 no será jamás canon)

  6. La verdad, fui con mi viejo y comparado con la versión de Melisa.
    La sensación es mucho mas placentera.
    Como dijo Nico, una combinación entre lo nuevo y lo viejo.
    Hoy en día, veo demasiadas discusiones alimentadas por influencers y críticos que se olvidan que ellos también fueron chicos y chicas y si bien la infancia no es la misma para todos.
    solo difiero, en que esperaba una batalla mas dura con Gozer.
    Pero, incluso ver.
    Lo que también, siempre me fascino de la saga es que si bien son físicos, mas bien parapsicologos, también usan referencias bíblicas, mitologías y no solo judías o cristianas
    Pero, hasta rescataron a un personaje clave y que se menciono en la primera película.
    Un doctor y con un conocimiento de la ciencia y lo oculto que rivaliza con Egon Spengler.
    Lo mismo me paso con Space Jam 2, como que era una critica y burla tanto a la generación de antes como la nueva con celulares y tablets.
    Como que se exagera a veces. buenas tardes

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.