Jagged: El documental de Alanis Morissette

Publicidad

La segunda entrega de la de HBO, Music Box (la primera fue Woodstock ´99,  explora en detalle el fenómeno cultural  que generó el disco de Alanis Morissette, Jagged Little Pill, editado en junio de 1995.

Un trabajo que le dio notoriedad internacional a la cantante canadiense, cuyas incursiones previas en el género pop habían tenido una repercusión menor en su país.

Cuando apareció en MTV con el video You Oughta Know, despertó una enorme curiosidad en la comunidad adolescente de aquellos días por la potencia de su voz y ese look Merlina Addams que se contraponía con otra figuras femeninas de ese momento.

Alanis ofrecía una propuesta de rock alternativo que se alimentaba de la era de gloria del grunge y con el paso del tiempo se convirtió en uno de  los discos más vendidos de la historia.

Hand in My Pocket, Ironic y You Learn sonaban permanentemente en las radios y la televisión y el impacto que tuvo en la industria de la música eventualmente le abrió las puertas a otras artistas que surgieron un tiempo después como Pink, Meredith Brooks, Avril Lavigne, además de marcar una influencia en figuras más actuales como Taylor Swift y Kathy Perry.

La película de la directora Alison Klayman no es una integral de Morissette sino que se concentra en los orígenes de su carrera y las adversidades que atravesó hasta el momento que concibió el trabajo que la haría famosa.

Un álbum que se convirtió en un arma de doble filo ya que si bien le dio popularidad y dinero ninguna de sus obras posteriores consiguieron obtener la misma repercusión.

En parte porque también es muy difícil replicar un fenómeno de semejante magnitud y ella misma lo reconoce en el testimonio que brinda en el documental.

Jagged hace poco despertó una polémica mediática por el hecho que Alanis odió la película y acusó a la directora de manipular el relato para narrar una historia diferente.

En un comunicado de prensa la intérprete expresó que sufrió las consecuencias de haber confiado en Klayman y que el documental «incluye implicaciones y hechos que simplemente no son verdad».

«Aunque hay belleza y algunos momentos de exactitud en esta historia, no apoyaré la visión reductora de otra persona sobre una historia con muchos más matices de los que son capaces de entender o contar», añadió Morissette.

La prensa internacional por el momento salió a defender el trabajo de la realizadora ya que el film no se siente en absoluto una producción sensacionalista.

Hasta que Alanis no aclare de un modo más especifico que fue lo que le molestó de la película el tema queda estancado en la especulación.

Hay dos momentos a lo largo del film que tratan algunas cuestiones turbias que podrían estar relacionados con esta reacción de la cantante,

En un momento ella menciona que cuando tenía 15 años tuvo varias relaciones con tipos que la doblaban en edad y se aprovecharon de ella.

En los medios sensacionalistas de internet esto se tradujo en «Alanis Morisette devela que fue violada por múltiples hombres cuando tenía 15 años»  que no es exactamente lo que ella comenta.

Tal vez esa interpretación que disparó el film despertó su enojo.

En su testimonio se refiere a cuestiones de acoso que padeció en los comienzos de su carrera y la falta de apoyo que tuvo en la industria de la música cuando intentó hablar sobre el tema.

Otro posible motivo podrían ser las declaraciones del baterista Taylor Hawkins, quien se expresa sobre el modo en que los músicos de Alanis (él incluido) se aprovechaban de las chicas que iban a los conciertos con el fin de tener sexo.

No ayuda demasiado el tono burlón con el que Hawkins se expresa para contar un hecho que en su momento despertó la furia de la artista, cuando se enteró  lo que sus compañeros hacían con las fans.

El músico también da a entender que la gira de Jagged Little Pill fue un caos por el consumo de alcohol y drogas e inclusive describe el tour de 18 meses como «la experiencia más descontrolada de su carrera».

En lo referido a esta cuestión la película de Klayman cuida bastante a la cantante a tal punto que nunca se aborda con ella el tema de las drogas ni la muestran en sus shows más problemáticos donde tal vez no aparecía en su mejor estado.

Salvo por estas dos cuestiones específicas, el resto del film funciona como un reconocimiento cariñoso y honesto a su talento y el enorme impacto que tuvo durante los años ´90.

Por eso resulta desconcertante la reacción de Alanis ya que Jagged no hace otra cosa que celebrarla como artista.

Evidentemente hay una interna que desconocemos y hasta que ella no se explaye sobre el tema cuesta entender por qué detestó tanto el film, al punto que se negó a promocionarlo.

El cuenta con los testimonios adicionales de (quien la dirigió en el film Dogma), Shirley Manson y críticos de música.

Ya sea que son seguidores de Morissette o simplemente les interesan estos temas esta entrega de Music Box es una muy buena propuesta para tener en cuenta.

Actualmente se encuentra disponible en la plataforma HBO+ y obviamente en el puerto de Jack.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

3 comentarios

  1. Que buen disco ! Creo que estuvo de gira en EEUU con Garbage este año. Lastima que nunca pudo volver a repetir el éxito que logró.

  2. No me sorprende que haya reaccionado de esa manera, Alanis siempre fue conflictiva y difícil de tratar, me acuerdo que en los 90′ cada tanto se cruzaba mal con Bjork en la prensa. Basta con ver el show de Woodstock 99 que se noto que estaba pasada de alcohol y otras sustancias (no era un problema de ella puesto que estaba tocando ante miles de personas que pagaron una entrada). Lo voy a mirar a ver que onda y después opino mejor.
    Saludos!

  3. Alanis representa, para nuestra generación de los que nacimos en el 80 o cercano, una de las primeras voces rebeldes de la adolescencia. Me acuerdo que por ella terminé llegando a Janis Joplin, por ejemplo. Y ese disco fue de los fundacionales de esa generación.

    Por eso cuando vi el último video que había lanzado, lejos del reviente, en una casa totalmente ordenada, con marido e hijos, casi que hubiera dicho «Me engañaste Alanis! Vos no eras así!» pero lo estaría diciendo desde mi el escritorio de mi oficina o desde una casa mucho más chica que la suya pero con la misma esencia. Representó ESE momento de rebeldía que contrasta un poco con su realidad y con la nuestra, por eso uno la termina queriendo un poquito.

    Lo tengo que ver

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.