Bruised: La ópera prima de Halle Berry

Publicidad

CalifIcación: B-

Si tienen la intención de ver esta película no lo hagan un domingo lluvioso, después me lo van a agradecer.

Bruised representá el debut en la dirección de Halle Berry, quien reivivió estre proyecto de la productora de John Wick, Thunder Road, que orginalmente iba protagonizar Blake Lively con la realizaciíon de Nick Cassavetes.

La propuesta desarrolla un drama deportivo relacionado con el mundo de las mixtas.

Halle, quien además es la protagonista, encarna a una luchadora en desgracia llamada Jackie Justice, un nombre fantástico que parece salido de una de Elmore Leonard.

Una mujer que en el pasado fue una figura de renombre en los circuitos de la UFC (Ultimate Fighting Championship) hasta que una derrota humillante la alejó de esa actividad.

Desde entonces su vida es un desastre marcado por el alcoholismo, la pobreza, numerosas relaciones tóxicas y todas las miserias humans que se puedan imaginar.

Jackie además de ser una máquina de tomar pésimas decisiones tiene un novio que la maltrata y un hijo mudo producto de un trauma.

Si alguien esperaba encontrar un drama inspirador de empoderamiento femenino relacionado con las mixtas esta no esa película.

El film de Berry aborda la clásica temática de la redención a través de una producción que pretende mezclar Million Dollar Baby con The Wrestler y la ultra depresiva Precious, una propuesta del 2009 inflada por la crítica que hoy nadie recuerda.

Eventualmente Jackie recibe una oportunidad para encaminar su vida cuando le ofrecen pelear con la campeona Lucía Chavez, interpretada por la luchadora profesional rusa,Valentina Shevchenko.

Halle Berry emprende la doble tarea de dirigir su primera película con un rol protagónico muy complicado por el enorme desgaste emocional y físico que demandaba.

Su interpretación pretende traer de regreso a esa actriz que brilló en el 2001 en Monster´s Ball (papel que le otorgó un premio Oscar) y que luego se desvaneció con títulos más comerciales donde en rara ocasión tuvo chances de sobresalir.

El trabajo que hace con Jackie Justice es muy bueno y a los 55 años sorprende con un notable desempeño físico en las escenas de las peleas.  No sé cuantas actrices de su generación hubieran podido hacer lo mismo.

Lamentablemente el resto de la película no llega a ser tan admirable como la interpretación principal.

Berry como realizadora apuesta a construir un relato depresivo donde ahoga tanto a la protagonista con las interminables miserias que vive que cuesta muchísimo empatizar con ella.

Un enorme problema en un film que se supone debería ser inspirador.

La luchadora no sólo es una mujer desagradable sino que además genera una distancia emocional que impide conectarse con la experiencia de redención que busca en la trama.

Si les gusta este género probablemente recuerden ese excelente film que fue Warrior relacionado con las peleas de la UFC, donde sobresalieron Joel Edgerton, Tom Hardy un excelente Nick Nolte, quien terminó nominado al Oscar.

Esa producción también presentaba un drama duro con personajes que atravesaban situaciones duras pero la experiencia del film resultaba más gratificante.

El director Gavin Hood conseguia  que el público se pudiera conectar con los protagonistas y la pelea final entre los hermanos era emocionante.

La película resultó aclamada por el público y la prensa porque llegaba al corazón y aunque no evadía los clichés de la temática el relato se contaba con honestidad.

Bruised por el contrario se estanca en el melodrama depresivo dentro de un film que dura más de dos horas y se siente por momentos eterno.

La secuencia de la pelea final en términos de realización es terriblemente insípida y por ese motivo el clímáx te deja en un estado de indiferencia.

La única caricia que recibe Jackie Justice en toda la historia recién llega en la última escena y para ese momento enseguida aparecen los créditos finales y el relato quedó en el más completo olvido.

Más allá del catálogo de desgracias que vive la protagonista y el fetiche de Berry por aparecer desfigurada con el fin de recordarnos el título del film, la película no ofrece una experiencia gratificante.

Veremos como se encamina en el futuro esta nueva faceta de la artista cuyo primer film como realizadora lamentablemente no causó una gran impresión.

Notas relacionadas

Publicidad

6 comentarios

  1. Releyendo rapidamente el argumento se me vino a la mente «El luchador» la pelicula de Mickey Rourke, que me acuerdo era durisima y deprimente, pero que uno podia llegar a empatizar con el protagonista y la dura vida que habia tenido.

  2. Justamente la vi ayer y me costó horrores terminarla, tanto la quiso hacer sufrir a su protagonista? Para un poco, Halle! Al toque también me vi «Never back down 4: revolt» que no tiene nada que ver con las 3 primeras (ya que no esta Michael Jai White) donde a una luchadora de MMA es llevada engañada por una promotora a Italia junto con otras mujeres y en lugar de prostituirlas las hacer luchar en peleas clandestinas. Y a lo ultimo las luchadoras se unen todas para cagarlos a golpes a todos. Siendo la mas floja de la saga ahí tenes mas empeoramiento que en esta película.
    Saludos!

  3. Para mujeres con peleas clandestinas es preferible que vean Lady Bloodsport.

    Hugo si yo no recuerdo mal encima Berry es diabetica cosa que le complica el desempeño físico.

    Leía tu descripción y también se me vino a la cabeza Southpaw. Va por ahí también?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.