Reseña de Challenger: The Final Flight

Publicidad

Calificación: A

Después de la decepcionante serie documental High Score, se redimió con esta gran producción de J.J. Abrams que detalla en profundidad la historia detrás de la masacre del transbordador espacial Challenger, ocurrida el 28 de enero de 1986.

Creo que es tiempo de empezar a utilizar los términos apropiados a la hora describir este caso de manera correcta.

La tragedia de los astronautas no fue un accidente sino una matanza perpetrada por la arrogancia y codicia de la NASA.

Tuvieron un montón de alertas rojas antes del lanzamiento y advertencias concretas de los ingenieros que trabajaron en los cohetes aceleradores y no les importó nada.

Mandaron a la tripulación a la muerte pese a que tenían la información que recomendaba suspender la misión.

Esta es una historia que siempre me apasionó porque representa el primer recuerdo que tengo de haber visto un hecho pertubador en la televisión.

En un momento de este documental aparece el actor Peter Billingsley, recordado por el clásico Historias de Navidad (1983), quien presenció el hecho en vivo junto a los familiares de los astronautas.

Billinglsey comenta que para muchos niños de los años ´80 ese fue un momento de perdida de la inocencia y tiene razón.

No puedo recordar si vi  el lanzamiento en vivo o en una repetición del noticiero pero las imágenes me golpearon bastante y desde entonces me interesó muchísimo el caso.

La misión del Challenger previamente había generado una enorme expectativa mundial, ya que era la primera vez que se incluía en la tripulación a un civil.

Los medios de comunicación estaban pendientes de la historia de vida de Christa McAulife, la maestra de New Hampshire, que había sido seleccionada para viajar en el transbordador.

En los Estados Unidos todas las escuelas del país siguieron en vivo la transmición del lanzamiento y cuando ocurrió la explosión el momento fue muy traumátivo para todos los alumnos.

Queda claro que la calidad de los documentales de Netflix depende siempre de los equipos de realización.

The Last Flight me pareció brillante y presenta un analisis profundo de lo que ocurrió con el Challenger.

A lo largo de cuatro episodios se retrata la historia de vida de los astronautas que integraron la tripulación, al mismo tiempo que se explica con hechos concretos las causas que derivaron en la tragedia.

No deja de ser una paradoja macabra del destino que este incidente ocurrió un mes antes del desastre de Chernobyl en Rusia.

Dos hechos conectados por un mismo punto en común.

La arrogancia humana.

Las dos tragedias se podían haber evitado tranquilamente de no ser por la negligencia de quienes estuvieron a cargo de la planta nuclear y la misión espacial.

En el caso del  Challenger los testimonios que presentan en este film los ingenieros que alertaron de las fallas severas en los cohetes aceleradores son escalofriantes de ver y se nota que estas personas todavían acarrean con la culpa y el dolor de no haber podido hacer algo más para evitar ese desenlace.

La dirección de Daniel Junge y Steven Leckhart explica muy bien el contexto histórico que rodeó a la misión y los motivos que llevaron a la NASA a caer en esa arrogancia que tendría consecuencias fatales en 1986.

Por ese motivo también, todas las escenas del backstage donde vemos a la docente Christa McAulife son muy duras de ver, ya que ella tenía una confianza ciega en los directivos del programa espacial y del otro lado resulta que todo estaba atado con alambre.

La serie fusiona muy bien la parte humana de la historia con los detalles más tecnicos que están impecablemente explicados.

La calidad de los testimonios junto con la tremenda remasterización de las imágenes de archivo convierten a The Last Flight en el mejor documental que trabajó este tema.

Como mencioné antes, esta es una historia que siempre me atrajo muchísimo y vi casi todos los documentales y películas de ficción que se hicieron sobre el caso.

En materia de realización este proyecto de J.J.Abrams me pareció el mejor de todos y recomiendo su visionado especialmente a quienes no conocían la historia, tal vez por una cuestión generación, o tenían un vago recuerdo.

Publicidad

9 comentarios

  1. Me lo apunto…recuerdo clarisima la imagen de la TV y el «hongo» que marco el fin del transbordador, y la estela posterior como tal… Este fue el primer «clavo del cajón» en el programa de transbordadores…Esto tiene su correlación, mas acá en el tiempo, con la tragedia del Columbia y el fin del programa de transbordadores…lo que me llama la atención, es lo perdidos, que quedaron estos hechos, en la memoria colectiva.

  2. Hola Hugo!
    Vi el documental y comparto la calificación que le ponés.
    Nada que agregar a tu completa reseña. Personalmente tenía la idea de accidente en relación a lo que pasó con el Challenger y luego de ver el documental me quedó clarísimo que se trató, como vos decís, de una tragedia que podría haberse evitado.

  3. Hugo tomo lo que contas de como fue un hecho que marco a una generacion para recomendarte el libro SOL ROBADO de M.O. Walsh que es un thriller dramatico que va por otra parte pero tiene un momento donde habla como el accidente del Challenger afecto a esa generación y el momento se narra desde el punto de vista de un chico en una de las escuelas que estaban viendo el despegue. El libro es bueno y ese capitulo crear un poco la muerte en la infancia como vos decis.

  4. Me paso lo mismo que a vos… fue el primer impacto que vi en televisión. Recuerdo estar de vacaciones, en Mar de Ajo, tenia 10 años… y ver ese dibujo que se formo con el humo me voló la cabeza.. Después buscaba revistas, diarios, donde sea que se publicara algo.. Me acuerdo que ponían la secuencia de fotos de la explosión..
    Obvio que vi el documental, y si, es excelente.

  5. Dato loco, axel rose quería poner en la tapa del disco apettite for destruction la imagen del challenger explotando y del sello le dijeron que no. Y quedó la tapa con la cruz y las caras de los integrantes.

  6. Una terrible tragedia que pudo haberse evitado pero el hubiera ya no existe.
    recuerdo que en ese entonces yo tenia 6 años y veia que mi padre leia la noticia en los periodicos y hablaba sobre eso, pero yo no entendia la magnitud de lo que habia pasado hasta años despues, debido a esto la Nasa fue muy criticada y fuertemente investigada en sus metodos, yo he leido sobre el tema y sobre la historia de la Maestra Christa McAuliffe, una verdadera pena que terminara asi.
    gracias Hugo por la recomendacion.

  7. La arrogancia sale cara.
    Y es curioso que incluso tras el desatre del Challenger al ganar la guerra fría los gringos se pensaban invencibles.
    En la película Armaguedón (no sé si en Argentina se llamó igual pero vamos la de Bruce Willis y el asteroide) los yanquis se ríen del resto del planeta y van de única superpotencia (no es casualidad que en la peli París quede destruida y también la estación MIR, y que el único cosmonauta ruso sea un personaje cómico), mientras sus transbordadores son naves magníficas.
    En una escena un jefe de la NASA comenta que la MIR tenía once años y añadía «algunos no tenemos coches tan antiguos».
    Lo que no decía es que en la vida real los transbordadores eran más viejos que la propia MIR (creo que el Atlantis era del 81 y la MIR fue puesta en órbita en el 86). Y al final los astronautas americanos tuvieron que subir al espacio en cohetes rusos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.