Reseña de Jack Ryan, la serie de Amazon

Publicidad

Calificación: 

Primera temporada: B+

Segunda temporada: C

Si estuviera vivo creo que hubiera reaccionado de la siguiente manera al ver la serie de Amazon, basada en su creación más famosa.

Luego de ver la primera temporada les daba un abrazo a los productores; después de la segunda probablemente una patada en el culo.

En 1994 tras el suceso de Peligro inminente, que recaudó 215 millones de dólares, en el estudio Paramount tenían previsto que Harrison Ford siguiera interpretando al analista de la CIA, en otro gran clásico de Clancy como es El cardenal del Kremlim.

Lamentablemente tuvieron problemas para adaptar la novela y el proyecto se cayó.

Harrison Ford propuso hacer La suma de todos los miedos pero sus constantes disputas con el director Philip Noyce por el guión generaron que abandonara el proyecto.

Desde entonces todos los relanzamientos que se intentaron con Ryan resultaron fallidos.

Ben Affleck, quien terminó por protagonizar La suma de todos los miedos no generó la suficiente repercusión para construir una nueva saga y la versión com Chris Pine, dirigida por Kenneth Brannagh tuvo el mismo destino.

Por consiguiente, esta serie de televisión con John Krasinski, producida por la compañía de Michael Bay, Platinun Dunes, es la representación más decente que tuvo el personaje en muchos años.

Jack Ryan tiene una primera temporada estupenda donde encontramos la mejor adaptación de Clancy desde La caza del Octubre Rojo y luego un segundo ciclo en el que los productores cometieron los mismos viejos errores que vimos en el pasado, en otras producciones hollywoodenses.

La segunda entrega creo que va a satisfacer más a los espectadores que en su vida tocaron un novela de esta saga o se entretienen con cualquier cosa y les da todo igual.

Voy a destacar primero las características positivas que se encuentran especialmente en la primera temporada.

Durante los ocho episodios iniciales queda la sensación que los productores y guionistas se tomaron el trabajo de leer los libros antes de desarrollar este proyecto.

Resulta evidente que las porpuestas del autor funcionan mucho mejor en la televisión que en el cine, donde hay un tiempo más limitado para desarrollar la trama y los personajes.

Aunque la serie no adapta ningún libro específico el tratamiento del conflicto está plagado de referencias a la saga literaria.

Pequeños detalles.

La primera vez que aparece John Krasinski en escena se lo ve con un buzo de la Universidad de Boston, que es el lugar donde el personaje cursó su doctorado de economía en las novelas.

El actor podía haber tenido cualquier otra vestimenta pero ese fue un guiño a los fans para darles a entender que iban a cuidar a Ryan.

Luego cuando tiene su primera cita con Kathy Mueller, quien es una médica hija de un empresario millonario, el tipo la invita a comer a una parrilla humilde donde las mesas tiene servilletas de papel.

Esa es una actitud muy Ryan y es otro ejemplo que los realizadores se tomaron el trabajo de estudiar las características esenciales del protagonista.

Duante la primera temporada Jack comete un montón de errores cuando entra en acción en operativos de campo, ya que es un analista y no un agente entrenado, otro detalle que me encantó y se acerca al personaje que conocemos de los libros.

Otro aspecto que los realizadores manejaron de un modo impecable fue el retrato de los villanos.

Una característica esencial de la obra de Clancy es que jamás presentó antagonistas de caricatura que caen en clichés hollywoodenses.

Detrás de los terroristas, espías o psicópatas que organizan atentados siempre hay una historia de vida detrás y se explican su motivaciones.

Los personajes son realistas y funcionan bien porque no se ven así mismo como villanos.

En la primera temporada el personaje del terrorista Mousa bin Suleiman está impecablemente desarrollado y se describe con precisión como fue adquiriendo poder y un pensamiento más radicalizado con el paso del tiempo.

De hecho, la serie comienza con un flashback en los años ´80 que retrata un hecho traumático de su infancia.

El villano no es malo porque sí sino que hubo determinadas situaciones que lo llevaron a convertirse en un terrorista.

Esa faceta de la novelas estuvo muy bien trabajada en la serie que además toma la estructura narrativa de las obras de Clancy.

Es decir, el argumento se construye con diversas subtramas y personajes que confluyen en el clímax.

John Krasinski es un gran Ryan y encarna muy bien las características esenciales de la personalidad de Jack, al menos en la primera temporada.

Lo único que no me gustó de esta entrega inicial es lo que hicieron con el rol del jefe de la CIA, James Greer, encarnado de un modo perfecto por James Earl Jones en el cine.

En primer lugar cometieron la idiotez de convertirlo en musulmán, con el único propósito de meter el mensaje de corrección política que no todos las personas que siguen esa religión son terroristas.

El panfleto moral es tonto y burdo y no tiene nada que ver con el personaje.

Otra cosa que me molestó bastante es la interpretación del actor Wendell Pierce, quien hace cualquier cosa con el rol.

James Greer en la literatura y el cine siempre fue el mentor de Ryan en la CIA y en los libros eventualmente se convierte en un segundo padre para el protagonista.

En la serie de televisión en cambió Pierce aborda el papel como una especie de Mr T. resentido con el mundo, que denigra permamentemente a Jack y lo trata para la mierda durante la mayor parte de la trama.

No sé que quisieron hacer con eso pero no funcionó.

Desde los aspectos técnicos la serie es impecable y parece una película editada en ochos episodios.  La temporadas cortas claramente tienen que ver con una cuestión presupuestaria.

Más allá de esas objeciones la primera temporada me gustó y me sorpredió que decayera miserablemente en la siguiente entrega,

El segundo ciclo tiene como escenario la situación política de Venezuela y comete la gran estupidez de convertir a Jack en un héroe de acción.

Duante ese conflicto adopta una personalidad de agente renegado que  entra y sale de país latino como si nada para protagonizar un catálogo de situaciones inverosímiles.

Al margen que es muy burda la intención de convertir al régimen de Maduro en la amenaza de un nuevo Bin Ladem,

Por momentos me trajo al recuerdo la experiencia de la tercera temporada de Star Trek con Willian Shatner donde había sentido que los guionistas habían sufrido una lobotomía.

Jack Ryan no es Jason Bourne, para eso existe el personaje de John Clark que se encarga de la acción.

Krasinski se desempeña como James Bond saltando por techos de los edificios y disparando ametralladoras como si fuera Rambo, un actitud que genera un constraste notable con lo que había sido su rol en la entrega inicial.

La segunda temporada es cualquier cosa menos Jack Ryan.

Dos imágenes que retratan los cambios que tuvo la serie.

Primera temporada: El Ryan original de Clancy.

Segunda temporada: El ridículo Ryan/Rambo/James Bond.

Para la tecera temporada cambiaron a todo el equipo de producción y guionistas, probablemente por la malas críticas que recibieron.

Ojalá los nuevos realizadores levanten la puntería y retomen el espiritu del los primeros ocho capítulos que brindaron una gran representación de este personaje.

Los avances de la serie.

Temporada 1.

 

Temporada 2.

Publicidad

17 comentarios

  1. Pregunta: tienen correlación las dos temporadas o son historias diferentes? Para ver si me mando a ver solo la primera.

  2. Voy a hacer una pregunta que no tiene que ver con la serie en si pero me quedo la duda luego de leerte Hugo:
    ¿No es terriblemente inverosímil que una serie «realista» tenga un jefe de la cia que sea musulman? Lo leo y pienso «La corrección política lleva a la fantasia» No soy un experto en la CIA pero lo leo y me hace ruido
    ¿Es explicado en la serie en algun momento porque eso es posible?

  3. Yo al comienzo de la pandemia me vi en 2 dias la 1er temporada y automáticamente pensé «Hugo se va a volver loco de contento». Luego vi el primer capítulo de la 2da y literalmente cuando vi el monólogo de Ryan sobre Venezuela como la «nueva gran amenaza mundial» me la bajó completamente. Al punto que me costó un horror conectar con la serie toda la temporada y tarde muchas semanas en verla entera. Ojala la 3ra retomé el rumbo original.

  4. ja no se si sentirme mal o bien por no ver la segunda temporada (aunque tmb sirve para saber que hay una cuestion menos por pagar prime video)

  5. Hola Hugo! Estoy leyendo Sin Remordimientos y tengo ganas de comenzar a ver la serie (al menos la primera temporada jeje). Si la veo me voy a spoilear mucho sobre las siguientes novelas?

  6. Lo que hicieron con Green que es más norteamericano que la Coca Cola no tiene fundamento. Simplemente lo agregaron para demostrar que no todos los musulmanes tienen una ideología extremista.

  7. No, mirala tranquila Claudia porque la serie es independiente y transcurre en la actualidad. De hecho, ni siquiera aparece John Clark que es el protaognista de la novela que estás leyendo.

  8. Coincido en un todo lo que decis….De hecho me dio por las bolas que en la segunda temporada (OJO SPOILERS) dieran de baja al personaje que era el lider de los black ops y que era el que efectuaba en el campo lo que Ryan haria de ser «rambo»( fin Spoilers)

  9. Lo de Greer es penoso e innecesario. Podrían haber sumado musulmanes no terroristas al argumento sin ser Greer. Igualmente, es peor la actitud del personaje que el tema de la religión. En todas las películas hay un mentor (Jones, Freeman, Costner) y acá no hay nadie. Curtite solito, campeón…
    La segunda temporada es un delirio completo en el mal sentido. No sólo por transformar al protagonista en su personaje de «13 Horas» (gran película), sino porque se basan en que USA puede hacer lo que se le cante, en cualquier momento, sin que nadie diga ni haga nada. O sea, no es creíble que un helicóptero militar americano se pasee por Caracas descargando comandos donde se le ocurre… El final es malísimo.
    No sé cuánto pueda repuntar. Tampoco sé cuánto se va a contener Bay de hacer volar un par de cosas de más. Tal vez el problema es ese…

    PD: de los últimos dos reboots cinematográficos, me parece muy superior el del amigo Ben Affleck, no solo por él sino por el rendimiento del elencazo que lo acompaña. El laburo de ambos presidentes, especialmente el de Ciarán Hinds que hace del presidente Ruso, me pareció muy bueno. La de Pine tiene el tema que la guerra económica no es fácil de seguir. La bomba atómica la entendemos todos.

    Saludos

  10. Tengo entendido que Krasinski está ayudando con los guiones de la tercera temporada. Con el tema de la pandemia tienen tiempo de sobra para pulir la historia. Te voy a hacer una pregunta un tanto boluda ¿tenes alguna idea de porque James Bond, Jason Bourne y Jack Bauer están escritos con la misma sigla?

  11. Hugo, La segunda foto no es de la pelicula 13 hours???
    Lo banco a muerte a Krasinski por The Office, Jim es un gran personaje.

  12. Vi la primera temporada y me pareció muy buena. Cuando leí el argumento de la segunda temporada ni me gaste en verla.

    Es una buena noticia que hayan cambiado a los guionistas. Veré como viene la tercera temporada y si vuelven a lo que fue la primera retomaré desde ahí.

  13. Ahora me dejaste con la duda Pablo, porque Krasinski tiene el mismo look, pero la imagen la seleccioné entre varias de la segunda temporada.
    A lo mejor es de 13 horas y se coló en ese grupo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.