Dos clásicos para disfrutar en Netflix

Publicidad

En esta nota quiero recomendar dos grandes películas que están perdidas en la programación de y representan una gran opción cuando tenés ganas de ver algo pero no sabés exactamente qué elegir.

Tal vez no todo el mundo las vio o las recuerda y vale la pena darles una oportunidad.

THE STRANGER (1946)

Comenzamos con un thriller policial que hizo historia por diversos motivos en el momento de su estreno.

Si bien Orson Welles es considerado uno de los grandes realizadores en la historia del séptimo arte, por todas las innovaciones técnicas que presentaron sus obras, especialmente en El ciudadano, la realidad es que la gran mayoría de esas producciones pasaron sin pena ni gloria por los cines.

Sobre todo en los Estados Unidos, ya que en Europa a menudo convocaban un poco más de público en las salas.

The Stranger fue el primer gran suceso comercial de Welles y la gran paradoja de esta cuestión es que también representa la labor menos querida por el propio director.

Esto se debe a que los productores no le dieron el control creativo absoluto y el corte que llegó a los cines no representó su visión original de la historia.

En este debut del cineasta en el género noir, que luego se consagraría con Touch of Evil (1958), presentó una de las primeras historias relacionadas con la caza de los criminales de guerra nazi, luego de la Segunda Guerra Mundial.

Una tema que era de máxima actualidad en 1946 y no estaba tan alejada de la realidad de ese momento.

Edward G. Robinson (Little Caesar), ícono del género gánster, quien a menudo interpretaba villanos violentos, en este caso sorprendía con la composición de un Investigador de las Naciones Unidas que buscaba a un oficial alemán fugitivo en un pueblo de los Estados Unidos.

Welles encarnaba un respetable profesor de escuela secundaria, quien estaba a punto de casarse con la hija de un juez y terminaba en el centro de la investigación, ya que su pasado no aparentaba estar relacionado con el campo de la educación precisamente.

Aunque la trama tiene algunos puntos en común con Shadow of a Doubt (de Hitchcock) en este film el conflicto se relacionaba con la fuga de los oficiales nazi.

En la versión original del director inclusive había menciones directas al refugio que se le daba a los alemanes en Latinoamérica pero los productores luego eliminaron esas escenas.

Pese a todo la película desarrollaba con solidez este tema y también dejó su huella en la historia al tratarse de la primera producción hollywoodense en presentar imágenes reales de los campos de concentración.

En apenas 95 minutos Welles construye muy bien todo el misterio centrado en el clásico juego del gato y el ratón donde consigue mantener la intriga del misterio hasta el final.

Más allá del tema que se aborda, tenemos además la oportunidad de ver juntos a estos dos gigantes de la actuación en un duelo memorable.

ONLY YOU (1994)

En la segunda recomendación cambiamos drásticamente de género para destacar a una de las mejores comedias románticas de los años ´90.

Hoy es complicado encontrar películas nuevas de este nivel en parte porque el género esta casi muerto.

Cuando no contaminan las historias con un humor estúpido se estancan en la escatología o referencias sexuales que atrasan 30 años.

Only You presenta a Robert Downey Jr. y Marisa Tomei en un momento muy inspirado de sus carreras donde no paraban de sobresalir con sus interpretaciones.

Mucho antes que se reunieran en el Universo Marvel, en 1994 protagonizaron esta gran comedia que jugaba con el concepto del cuento de hadas urbano.

Tomei interpretraba a una joven a que días de casarse suspendía la ceremonia para perseguir en Italia a un hombre que ella consideraba su alma gemela.

Al llegar a Europa se encontraba con un chanta encarnado por Downey Jr que se hacía pasar por el interés romántico de la protagonista.

Esta situacion terminaba en una serie de enredos muy divertidos donde era imposible no entretenerse con estos personajes.

La tremenda química de esta dupla, sumado a los paisajes italianos y la dirección de un grande como Norman Jewison (In the Heat of the Night) brindaron un espectáculo muy ameno, que en su momento recibió más cariño del público que de los críticos de cine.

Un detalle interesante de Only You es que la película tomaba muchos elementos del cine romántico de la era dorada de Hollywood (como Roman Holiday, con Audrey Hepburn la que se le rendía un homenaje) con la particularidad que el director Jewinson le daba una impronta narrativa moderna.

En la actualidad envejeció muy bien esta producción, en parte a que las cosas que se estrenan actualmente en esta temática decayó bastante en los últimos años.

Publicidad

6 comentarios

  1. Hola Hugo! Ayer de me ocurrió está pregunta y ahora que hablas de Netflix me da el pie jaja. ¿Cómo crees que hará Netflix de acá a 2/3 años cuando los demás servicios de streaming esten mas consolidados y seguramente le quiten contenido? ¿Le alcanzara solo con contenido propio?.
    Está pregunta es sobre todo para USA y europa porque acá en Latinoamérica por una cuestión económica y social no creo que la mayoría de las personas tengan más de 2 servicios contratados. Personalmente me parecen excelentes los documentales propios de Netflix, tienen una calidad impresionante. No así tanto las películas, a excepción de El Irlandés y alguna que otra.
    Saludos!

  2. Only You! la pasan seguido en el canal Sony. Cada vez que veo la escena de Civil War con Tony Stark y la tía May me acuerdo de esta película. Es muy divertido el papel de turro simpático que hace Downey Jr, le quedaba como anillo al dedo. Marisa Tomei es como Michelle Pfeiffer, cada día más linda.

  3. La verdad Marcos que no no tengo la menor idea, porque ese es justamente el desafío que ya tiene Netflix en estos días.
    Aunque sigue siendo la plataforma más popular van a tener que encontrarle una vuelta a los contenidos originales que producen porque inevitablemente hay un exceso de plataformas que aspiran a cubrir el mismo mercado.
    Saludos!

  4. Que grande Norman Jewison, me encanta Rollerball y toda su visión de la sociedad del futuro. Para mí una gran olvidada de los 70

  5. Me tiro por THE STRANGER (1946), un año antes nacia mi vieja q en paz descanse.

    Vengo de ver el fiasco The Vast Of Night, recomendada por un amigo y un canal de youtube encima que dicen que es el boom de amazon prime.. Vivarium, por el contrario me gusto, al menos podes atar vos solo los cabos del guion. Por lo que la primera, no la recomiendo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.