Reseña de Drácula

Publicidad

Esta nota contiene spoilers de la trama.

La primera gran decepción del año.

El regreso de Drácula generaba expectativa por ver cual sería la representación que le darían al personaje los creadores de la serie Sherlock.

Un antecedente que animaba a entusiasmarse con la posibilidad de disfrutar algo interesante.

Sin embargo, el resultado final derivó en una de las adaptaciones más estúpidas que se registraron en la larga filmografía del vampiro dentro de la cultura popular.

Una pena porque la producción comienza con mucha fuerza pero luego, a partir del segundo episodio, se desinfla notablemente y nunca logra recuperarse de la patética caída durante su conclusión.

La ambición de intentar adaptar a este clásico es admirable porque se trata de una tarea muy complicada, debido a los numerosos antecedentes que acarrea la novela de Bram Stoker.

Inevitablemente es necesario hacer algunos cambios al relato, ya que de otro modo la obra sería un refrito de cosas que se hicieron en el pasado.

En lo personal no me molestaba en absoluto que la miniserie no fuera completamente fiel a la obra de Stoker e inclusive me pareció que varios elementos nuevos que ofrece esta producción funcionaron muy bien y eran interesantes.

El problema es el destino final al que llega la nueva historia que es malo, tonto, y arruina varias virtudes que tenía inicialmente el relato.

De los tres capítulos que comprenden esta propuesta el primero me pareció el más sólido y atractivo.

No pasan cinco minutos antes que irrumpan los créditos iniciales que la trama da a entender que Jonathan Harker habría sido abusado sexualmente por el Conde.

Primer elemento curioso que establece se encaminará por un camino diferente.

Durante la primer entrega encontramos las mejores características de la miniserie.

La ambientación de horror gótico es muy efectiva y los realizadores consiguen que el misterio del vampiro sea escalofriante otra vez.

En esta cuestión jugó un papel clave la formidable interpretación de Claes Bang en el rol de vampiro que es brillante.

No era sencilla la tarea de conseguir que Drácula diera miedo en el 2020 y el actor se luce con una interpretación intensa que resulta muy efectiva.

El personaje no sólo genera escalofríos sino que se desenvuelve con un sadismo que no había tenido en mucho tiempo.

Por eso también da bronca que el acto final de la miniserie fuera tan malo ya que terminó por arruinar una de las mejores representaciones que tuvo este ícono del terror.

Dolly Wells como la monja Agatha también resultó una adición estupenda que le aporta un condimento interesante al relato.

Tras un comienzo prometedor pasamos a la segunda parte donde surgen las primeras inquietudes con la miniserie.

 

Gran parte del conflicto tiene lugar durante el viaje del vampiro a Inglaterra que se extiende más de lo habitual.

En la novela de Stoker esto era apenas un pasaje y en las adaptaciones previas siempre ocupó unos breves minutos, ya que el conflicto se dispara con la llegada del conde a Londres.

Cuando la trama se concentró en el viaje intuí que se venía un giro loco porque era la mitad de la serie quedaba un episodio más.

Sin embargo no se me había ocurrido el giro argumental que proponían los guionistas, en parte porque me parecía una idea floja que por lo general nunca llega a buen puerto.

En la escena final de este capítulo descubrimos que Drácula viajó en el tiempo y ahora está suelto en la actualidad.

Mucha gente odió el giro al punto que abandonó la miniserie en ese instante.

En mi caso no me pareció tan trágico y estaba dispuesto a darle una oportunidad.

En el pasado este mismo concepto se trabajo en diferentes medios, desde la horrenda Drácula 2000 hasta la serie de cómics La tumba de Drácula, de Marvel, que fue mucho más efectiva a la hora de presentar una versión contemporánea de este clásico.

Mi gran problema con la miniserie de la BBC es que lejos de hacer algo interesante con la misma idea, la entrega final hunde el relato en la estupidez.

Los elementos de horror desaparecen para darle lugar a un contenido más humorístico que no funciona y ofrece numerosas situaciones tontas.

Drácula se adapta fácilmente a las redes sociales y pese a que es un psicópata homicida los realizadores intenta venderlo como un tipo copado que en realidad no es tan malo.

Peor aun, sin ningún tipo de explicación pasa de ser un monstruo que daba miedo a un millenial idiota obsesionado con Tinder.

Lucy Westerna convertida en una especie de Paris Hilton, cuando tenía un perfil más mediático, tampoco funciona y hasta resulta el lugar más común que podría haber tenido el personaje en una adaptación moderna.

El rol de Van Helsing como una trillada heroína feminista es otra decisión argumental burda que no sorprende porque es exactamente lo que hacen todas las producciones de Hollywood en la actualidad.

Hace 25 años tal vez hubiera sido novedoso hoy es un cliché de manual que lejos de convertir a esta producción en una adaptación irreverente y moderna la vuelve completamente genérica.

No se trata que el argumento sea fiel al libro de Stoker, esa historia ya la vimos numerosas veces, el tema es que las novedades que ofrece este proyecto de la BBC no genera interés.

El resultado final es malo, incoherente y deja un sabor amargo por el potencial que tenía ese primer episodio.

La críticas positivas que leí hasta ahora vienen de personas que se hacen pis encima de la emoción por ver a Van Helsing como una una mujer empoderada (bostezo) y el hecho que Drácula termino siendo más gracioso y divertido.

Todo muy lindo pero yo esperaba ver una serie de terror en serio y al final me encontré con un bodrio que quedará en el más completo olvido.

 

Publicidad

12 comentarios

  1. Te paso lo que nos pasó a todos.
    Tener ese tercer acto que arruinó todo lo bueno que se planteó inicialmente.
    Como bien decís las modificaciones iniciales eran muy buenas, la monja, el encuentro en el monasterio, el destino de johnatan, etc.
    Pero bueno, se ve que los muchachos de la BBC en su afán de querer ser originales, se les fue la mano.

  2. Comparto. La cagaron al final. Él esta brillante, la reencarnación de christopher lee. Ella no me gustó, la actuación no me gustó, quiza otra actriz le hubiese dado más fuerza.
    Para lucy podrian haber llamado a alguien más linda che…
    Soy de los q no le gustó haberla llevado al presente, ese giro no cayó bien, aunq si hubiese tenido una trama mejor la zafaban. Tampoco me gusto mucho el actor q hizo de jonathan.
    Q se yo, quisieron hacer algo novedoso y les salió el tiro por la culata. Una pena por él q estuvo muy bien

  3. De violar aun hombre a ser divertido y enviciado por tinder, acá no hay medias tintas jajaja… Esto si que es un giro de 180° en todo sentido…
    Y bueno, la cultura generacional de esta epoca demanda esto, humor y argumentos idiotas

  4. Además de lo que señalas Hugo , también me molestó que en la obra original (si bien era misógina y xenófoba)había un espíritu de comunidad que acá se lo olvidan completamente ,a Drácula lo «matan»entre todos ,por eso el hijo de mina y Jonathan tiene todos los nombres , en esta versión hacen una ida al individualismo ,al punto que van Hellsing termina con la situación ella sola.

  5. Gracias por aclarar mis dudas, ahora con todo este spoiler estoy convencido de no ver esta adaptación de Dracula, seguiré esperando castlevania 3 y f1:Drive to survive 2.

  6. La verdad que ese 3er capitulo fue muy extraño y totalmente innecesario. Espero lo rediman al personaje en la proxima adaptacion que seguro sera dentro del monster universe. Le tenes fe Hugo a ese universo? Off topic te recomiendo ver Color Out Of Space, la adaptacion de la obra de H. P. Lovecraft, autor que tambien tendra una trilogia parece. Terror ochentero, fx de la escuela de La Cosa y Nicolas Cage… que mas se puede pedir? XD

  7. Concuerdo en todo Hugo. Una decepción grande fue esta mini serie y lo peor de todo es que tenía un potencial enorme para ser muy bueno.
    El primer capitulo me pareció muy sólido y compre por completo los cambios a la historia original.
    El segundo me pareció lento por momentos y imagine que se venia algún giro.
    El tercero fue una payasada absoluta. Lo de la tablet, la clave wifi que era Drácula, Renfield siendo el abogado que lo libera…. un desastre tras otro. Parecía un Drácula para la generacion Z.
    Un potencial desperdiciado completamente.
    Saludos.

  8. El primer episodio es muy bueno. El 2do baja un poco, pero esta bien. El tercero arruina toda la serie. Tenía una buena premisa y muy buena ambientación.
    Leí buenas críticas de «El hombre invisible» de Blumhouse. Ojalá salga algo como para relanzar al dark universe

  9. La vi hace un tiempo, te la pensaba recomendar tras ver el primer y segundo episodio pero después dije, «no vale la pena». Tenía elementos muy interesantes, el personaje de la monja y todo el convento fue un buen recurso, incluso esa especie de zombies en lo que te convertías si te mordía Drácula, también. Pero todo me daba sensación de bajo presupuesto y clase B, ojo, no sé si sería a propósito, no me molestó tanto como lo tonto que terminó siendo el último capítulo porque poner a Drácula en el presente me pareció buena idea, pero lo resolvieron mal con toda esa trama de la influencer.

  10. Dato: el actor que hace de Renfield también es uno de los guionistas (Mark Gatiss). También responsable de gran parte de Doctor Who moderno junto a Moffat (el otro guionista). Como yo los conozco del Doctor, donde hacían y deshacían a gusto, no me sorprendió el episodio 3 aunque sí reconozco que fue desilusionante… Igual la serie me gustó en general.
    Otro dato: la minita que hace de Lucy Westenra está en una serie de HBO, Years and Years, que creo que ya te super recomendamos xD

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.