150 películas de artes marciales (VIII)

Publicidad

115-111

115-BILLY JACK (1971)

El gran pionero de las en Hollywood.

Antes que aparecieran Bruce Lee, Chuck Norris, Ron van Clief, Jim Kelly y todas las grandes figuras que trascendieron después en el género, Tom Laughlin fue el artista responsable en detonar la bomba que haría explotar el fenómeno cultural de esta rama del cine de acción en el continente americano.

A comienzos de los años ´70 Lee había regresado a China tras su decepcionante experiencia en los Estados Unidos, donde no había tenido chance de poder desarrollar sus proyectos.

Norris era un deportista reconocido que había tenido una breve aparición en The Wrecking Crew con Dean Martin y Sharon Tate, que fue homenajeada por Quentin Tarantino en Había una vez en Hollywood.

Las secuencias de pelea de esa producción fueron coreografiadas por Bruce Lee, quien entrenó a la actriz para ese proyecto. Uno de los pocos antecedentes con escenas de ese tipo que se podían encontrar en el cine a fines de los años ´60.

Aunque en Asia los Hermanos Shaw eran los reyes absolutos del género, hasta ese momento no habían podido entrar en el mercado estadounidense por la sencilla razón que nadie les compraba sus proyectos

Un año después de la aparición de Billy Jack los Shaw estrenaron en el continente americano cerca de 40 producciones en un período de 12 meses.

Ignorar la labor de Tom Laughlin es simplemente desconocer la historia.

Billy Jack es una película muy importante por dos motivos concretos.

Introdujo las artes marciales en el cine de acción americano y cambió para siempre la mercadotecnia en la industria del entretenimiento.

Lo más increíble del caso es que todo surgió del cine independiente de guerrilla hecho con dos mangos.

Billy Jack era un justiciero navajo, veterano de la Guerra de Vietnam, que había sido introducido por Laughlin en The Born Losers (1967), un clásico del cine motoquero que destaqué en otra lista.

Sin embargo, la popularidad del personaje surgió con la continuación que llevaría su nombre en el título y contaría nuevamente con la interpretación y dirección de su creador.

En la segunda entrega se revelaba que Billy era además un maestro de Hapkido.

Laughlin se tomó muy en serio esta cuestión y desarrolló las escenas de peleas con la supervisión de maestros especializados en esta disciplina que además se encargaron de entrenarlo.

Debido a que el público norteamericano hasta ese momento no estaba acostumbrado a ver secuencias de artes marciales en el cine, el impacto de Billy Jack fue enorme.

Como siempre resalto, este tipo de fenómenos deben ser comprendidos dentro de su contexto histórico.

La película tampoco tenía tantas secuencias de peleas pero las pocas que incluía eran impactantes por el retrato que se presentaba de este arte marcial.

La escena en la que se enfrentaba a unos matones en un parque cambiaría para siempre el curso del la historia del cine de acción en Occidente.

En esta entrega Billy era el defensor de una escuela de hippies que representaba la contracultura del momento y eran hostigados por un grupo de racistas y vecinos intolerantes de un pueblo rural.

La trama del film era terriblemente incoherente y contradictoria ya que Laughlin intentaba predicar un mensaje pacifista que se contradecía con el baño de sangre que generaba su personaje.

Por otra parte, esta producción fue un enorme suceso comercial debido a su estrategia de promoción.

Laughlin también fue el pionero en pagar anuncios promocionales durante eventos deportivos emitidos por la televisión, algo que no tenían antecedentes en el campo de la publicidad relacionada con el cine.  Durante la transmición de partidos de fútbol americano, por ejemplo, no se emitían trailers de películas y de esa manera el realizador llegó a un público más amplio.

Hoy es inconcebible pensar en algún evento deportivo donde los estudios no pongan plata para difundir sus producciones. Ni hablar del Super Bowl donde inclusive se esperan ver las imágenes de los futuro estrenos.

Otro acierto del director fue organizar un tour promocional de Billy Jack con el sensei Ham Bong-Soo, fundador de la Federación de Hapkido, quien coreografió la secuencias de acción del film y se encargó de difundir con exhibiciones este arte marcial por todos los Estados Unidos.

Billy Jack resultó un enorme suceso taquillero que impulsó la manía por la artes marciales que explotaría enseguida en ese país.

La invasión de la películas chinas y la producción de la serie Kung Fu, un proyecto concebido por Bruce Lee, se disparó a raíz de la obra de Laughlin que tendría otras dos continuaciones.

A modo de Dato Loco vale resaltar que el personaje fue una influencia importante en la composición que presentó Brad Pitt como el doble de riesgo de Había una vez en Hollywood.  

114-THE BLACK DRAGON (1974)

Otra película interesante por su enorme relevancia cultural.

The Black Dragon trascendió por presentar al artista marcial negro más importante de los Estados Unidos.

Si bien el elegido de Bruce Lee para Operación Dragón había sido Jim Kelly, el actor provenía del fútbol americano y con el transcurso de sus apariciones sus secuencias de acción se volvieron más extravagantes.

Kelly fue el pionero de la comunidad negra pero el favorito dentro del ambiente de las artes marciales siempre fue Ron Van Clief, probablemente por la razón que provenía de ese palo.

A comienzos de los años 70 ya se había coronado campeón de Karate y era un figura célebre en el ambiente deportivo. A lo largo de su carrera, que se desarrolló durante más de 40 años, participó en 900 torneos y obtuvo cinco veces el título de campeón del mundo en esa disciplina.

Ron es cinturón negro en Goju Ryu, Jujutsu, Judo, Kung Fu y Taekwondo.

En el cine debutó con una película muy particular.

The Black Dragon fue una producción china dirigida por Chun Ku-Lu, un experimentado realizador de los Hermanos Shaw.

Si bien en Estados Unidos se promocionó como una propuesta del Blaxploitation en realidad era una obra de artes marciales oriental, motivo por el cual en materia de acción fue superior a todo lo que hizo Jim Kelly en los Estados Unidos.

En realidad el protagonista de esta propuesta era Jason Piao Pai (figura del estudio de los Shaw) quien interpretaba a un granjero que viajaba a la ciudad para conseguir una mejor calidad de vida.

Sin embargo sus planes se frustraban cuando descubrían que los jefes de su nuevo trabajo estaban vinculados con la Mafia.

Eventualmente terminaba enfrentado a los gánsters donde contaba con la ayuda de Black Dragon Van Clief.

Pese a que su rol era secundario, el enorme carisma de Ron, sumando a su destreza, generó que terminara por opacar por completo al verdadero protagonista.

Sus secuencias de acción eran espectaculares y entre los artistas negros trascendió como el más completo como héroe de acción en las artes marciales.

A raíz del suceso de este film Ron recibió en Estados Unidos el apodo de Black Dragon, un titulo que el año pasado se lo delegó a Michael Jai White, a quien considera su heredero.

Esta película tuvo un enorme suceso en la comunidad negra norteamericana, que fue el público que recibió con más pasión a este género en los cines.

Una cuestión que explicaré más adelante en esta nota.

Cabe destacar como Dato Loco que Van Clief a sus 76 años todavía sigue activo en el circuito del Karate e inclusive participa de torneos.

113-CORAZÓN DE LEÓN (1990)

Una de mis películas favoritas de la primera etapa de Jean Claude Van Damme que contó con la dirección de Sheldon Lettich, responsable de la destacada Only the Strong, con Marc Dacascos.

En este film apareció mucho más suelto como actor y demostró que tenía la capacidad de abordar roles dramáticos.

Toda la motivación del personaje para ayudar a la familia de su hermano era un buen gancho argumental y otro detalle interesante fue que el protagonista no salía ileso en las secuencias de acción.

Durante su participación en el torneo de peleas clandestinas Van Damme cobraba bastante y ese detalle le daba más emoción a las escenas.

Segunda colaboración del belga con su amigo Michel Qissi, el aterrador Tong Por de Kickboxer que interpretaba al soldado legionario que perseguía al personaje de Van Damme.

Aunque la crítica no la trató con cariño tuvo mejor recepción del público que la convirtió en un suceso moderado de taquilla.

Un clásico de la época del video club que encima apareció en un momento donde se habían puesto de moda los video juegos de pelea como Final Fight y Street Fighter.

112-CRYING FREEMAN (1995)

Otro título clásico de la filmografía de Mark Dacascos que califica también como una de las mejores adaptaciones que se registraron de un cómic japonés en el cine.

Esta película fue realizada por el francés Christopher Gans, quien años después dirigió al actor en esa gran película que fue Pacto de lobos (2001).

Otro de los daños colaterales de esta lista que saqué de la recopilación a último momento pero me encanta y la defendí desde su estreno.

En Crying Freeman nos encontramos con una representación fiel del popular manga de Kazuo Koike y Ryochi Ikegami más un Dacascos extraordinario en el rol principal de este particular asesino a sueldo.

Gans supo aprovechar muy bien la presencia de Mark, quien no tenía demasiado diálogos y a través de sus expresiones faciales transmitía la complejidad emocional del protagonista.

En materia de acción además presentaba secuencias sofisticadas que superó a muchas producciones Hollywoodenses de ese período.

111-GYMKATA (1985)

Como miembro de los devotos defensores acérrimos de Gymkata era imposible que esta joya de culto no formara parte de la lista.

Si había una propuesta intocable cuya presencia no peligraba en la recopilación es esta obra maestra de la películas malas que divierten.

 Gymkata es lo más y desde que la descubrí en vhs en los años ´80 me fascinó por completo por su ridiculez y escenas extravagantes.

En pleno furor por los ninjas en el cine, Robert Clouse, el director de Operación Dragón, decidió incursionar en el tema con esta historia desopilante que tenía como protagonista a Kurt Thomas, un famoso gimnasta olímpico al que intentaron convertir en héroe de acción.

Ya de entrada el hecho que el título no tenga el menor sentido genera que el film se gane mi simpatía.

La particularidad de esta historia es que el protagonista vencía a un montón de ninjas malvados gracias a la combinación de arte marciales con la gimnasia deportiva, que supuestamente se denominaba Gymkata, pese a que nadie mencionaba esa palabra en todo el relato.

Como si este detalle no fuera poco, el conflicto encima tenía como escenario el país ficticio de Parmistán, habitado por todos tipo de individuos extravagantes que estaban estancados en la Edad Media y organizaban una carrera de obstáculos.

Los competidores eran perseguidos por las autoridades de esa nación y al que lograba sobrevivir y llegaba  a la meta le perdonaban la vida, además de cumplirle un deseo.

Sumen la presencia de ninjas y un héroe que vence a los villanos gracias a su talento con el Gymkata y esta película para mí es la gloria.

Me cago en las objeciones de los críticos de cine, intelectuales y practicantes de artes marciales que defenestren esta producción.

No me interesa escuchar ningún lamento.

Gymkata es una bizarrada hermosa que me hace reír mucho cada vez que la repaso y por eso la quiero tanto.

Tengo claro lo que estoy viendo y lo disfruto.

Encima cuenta con uno de los mejores trailers que se hicieron en los años ´80.

 

Publicidad

24 comentarios

  1. que buena peli corazon de leon!! la vi mil veces en telefe, no me cansaba nunca.
    Creo que es la que mas me gusta de jean claude.
    excelente este top hugo!
    Abrazo

  2. Hugo el malo de la pelea final de Corazón de León no es Tong Por, es el hermano creo que no me acuerdo cómo se llama. Que también trabaja en The Quedó.

  3. Tenía esperanzas que apareciera Crying Freeman y no me fallaste!!

    Debe ser lo mejor de Marc Dacascos y coincido que es de las mejores adaptaciones que se han hecho de un anime, incluyendo las hechas por los mismos japoneses.

  4. No ubico a Tong Po en Lionheart, Hugo.Recordame el personaje.
    Me acuerdo del peleador final, un grandote con rulos que te cortaba el hipo con solo mirarlo…¿Pero ese no es, no?

  5. Me mata el Gymkata jaja (y me compraste con el video de Stewie) hay que ser más ortiva y vinagre que el critico viejo de Ratatouille para no entender por donde pasa esa propuesta.

  6. Perdón Joanna me confundí con tantos nombres y películas.
    Tong Po no hace de villano en Lionheart sino que es uno de lo legionarios que persigue a Van Damme.
    Aparece con pelo y barba candado por eso al principio es irreconocible.
    Acá encontré una escena:

    Lo loco es que el gigante del final es su hermano! Abdel Qissi que es más intimidante que el propio Tong Po, que no es poco.

  7. Muy buenas peliculas me intriga la de Billy Jack, pero Corazon de Leon la vi en al tele varias veces.
    Che hugo pudiste ver las partes finales de crisis, hay algo que puede gustarte mucho no diré que.

  8. Amaba Gymkata! La parte de la aldea de los locos me resultaba escalofriante. Y sobre Tong Po recién me acabo de enterar de que es belga como Van Damme, me quedó tan grabada su actuación en Kickboxer que nunca hubiera dudado de que era tailandés.

  9. Corazón de león, que gran película. La recuerdo bien.
    Recuerdo a la atractiva villana, que llega a apostar contra el protagonista, habiendo sido su amante. Lo que la deja en situación difícil con el otro apostador.

    Recuerdo otra con Roger Moore.

  10. Gymkata!!! Mamma mía!! jajajaja sin comentarios
    Ahi trabaja el grosso de Richard Norton gran laburante del cine de artes marciales

  11. Que grande gymkata! Pelicula de canal 11 recontra repetida. Pero era buena eh, ya ni me la acuerdo más eso sí.
    Crying freeman! Q buena oeli esa,la mina estaba mas buena q el flan cok dulce de leche.
    Las de van damme TODAS fueron buenas las de su epoca de oro, seguro vas a poner bloodsport q hace de frank dux, creo yo la mejor pelicula de él por lejos. Por eso aprovecho a su ex mujer q era fisicoculturista para construir un fisicazo y ser danzarin le ayudo con la abertura famosa de piernas.
    Ron van clif nunca supe de sue existencia, te digo no se si es mejorcito q jim kelly q lo llevo en el corazon al negro. Sobre todo cuando bruce dijo una vez que él le paró un golpe q nunca nadie pudo defenderle. Murio en el 2015 o 2017, fue hace poco, pobre…
    Qué glorias, Dios mio… Para un tipo q ama las AM (hasta mi viejo era practicante de karate y kung fu) dwsde nene estas peliculas te volvian loco. Vas a hacerme llorar con todo esto rememorando

  12. Gymkata: «al que lograba sobrevivir y llegaba a la meta le perdonaban la vida, además de cumplirle un deseo». Esa cláusula final, ¿cómo no querer una película así?
    Busqué tu crítica de «Pacto de lobos» pero no la encontré en el blog. Me gustaría repasarla porque fui al cine a verla y me aburrí (le puse todas las ganas desde el minuto cero). Quizás merezca un nuevo visionado.

  13. No existía el blog cuando se estrenó la película, tal vez se encuentra en algun archivo de Cines argentinos.
    La voy a reseñar otra vez, que hace rato que no la veo. Una película estupenda que combinó las artes marciales con el policial negro estilo Dupin, el cine de aventuras y terror.

  14. Nooooooooo Gymkata! excelente, que recuerdos!!! Y de Van dame, me sorprendiste no imagine que el malo de kickboxer era amigo y habia laburado ya con VanDame (esa y timecop son las unicas que vi en cine de chico) de hecho esta en The Quest, que tambien le tengo mucho cariño a esa peli.

    Muy bueno Hugo, y el resto de las pelis gracias, me voy interiorizando mas, un saludo!

  15. Lo bueno, me pusiste Gymkata con esa escena memorable del tipo corriendo hasta una piedra y usarla como caballete para repartir patadas, mientras los villanos se acercaban como en una cinta transportadora. Eso solo garpaba toda la película, era la escena que usaba TELEFE en las promos pero no importaba, uno se bancaba todo hasta que aparecía eso! No quererla es no querer a tu mamá.

    Lo malo, me sacaste Pacto de Lobos, COMO ME VOLO LA PELUCA ESA PELICULA! Me acuerdo que la fui a ver solo a un cine de Lavalle antes de ir a la facu y se me quedó en la cabeza durante días, una de esas sorpresas inesperadas. A Dacascos lo tenía pero no a Casell, QUE BUENAS PELEAS, HERMANO! Aparte la historia, la presentación de los personajes, la Belucci como una Kitana, me acuerdo hasta los carteles individuales que parecía que ibas a ver un Mortal Kombat en la Europa victoriana, me voló la peluca esa peli.

    Me voy al rincón de los ofendidos con Yamil, jajaja!

  16. Y una cosa que me olvidaba, lo tuve que ir a chequear a IMDB, pero hubiera jurado sobre una Biblia o sobre Mientras Escribo de King que el que aparece en el minuto 1:39 del trailer de Billy Jack fumancheando era J.K. Simmons con bigotes y en sus años mozos

  17. Si perdón por todos los daños colaterales ja ja!
    Encima son todas películas que me gustan también pero siempre aparece una que le tengo más cariño o cuenta con una mayor relevancia histórica.

  18. ¡Grande Hugo!
    La verdad es que tengo Tong Po asociado tanto a la trenza larga de kick boxer que no lo saqué.
    Así que es belga, ni a palos lo sacaba, siempre pensé que era asiático
    Y si el grandote ruludo era su hermano, logro meterme más miedo que el mismo Tong Po
    Capaz que los tipos en la vida real sin re cordiales jajajajaja

  19. recién puedo leer estos informes,genial que aparezca Freeman(me gusta mi Jo más que su versión animada) Pacto de lobos afuera??Noooooooo!!!? porqueeeee???es genial esa película y doblemente mejor porque nunca salieron a robar con una continuación ni nada por el estilo…

Los comentarios están cerrados.