150 grandes películas de artes marciales (II)

Publicidad

145-141

145-THE STORM RIDERS (1998)

Aunque el director chino Andrew Lau suele estar más asociado con el género gánster, donde sobresalió con las sagas Young and Dangerous e Infernal Affairs, sus raíces artísticas se encuentran en la temática de .

Muchos años antes de iniciar su carrera como realizador trabajó como director de fotografía para el estudio de los Hermanos Shaw y partir de la década de 1990 empezó a gestar sus propios proyectos.

En 1998 sorprendió con esta adaptación del cómic Fung Wan, de Ma Wing-shing, donde llamó la atención al presentar la obra con mayor cantidad de efectos digitales en la historia del género hasta ese momento.

Aunque en la actualidad ese aspecto del film no envejeció bien, debido al enorme desarrollo de la tecnología, cuando la película llegó a los cines en el continente asiático fue muy novedosa y no en vano se convirtió en un fenómeno taquillero.

Lau capturó muy bien la impronta de cómic de esta propuesta que tenía escenas que uno estaba acostumbrado a ver en un animé por lo general en lugar de un film live action.

Nos encontramos ante una producción donde los protagonistas se llaman Viento y Nube, dos guerreros virtuosos en las artes marciales que son manipulados por un señor feudal para acumular poder y conquistar otros territorios.

Sin embargo los héroes luego descubren los verdaderos intereses de su mentor y se rebelan en un conflicto que combina de un modo excepcional la fantasía con el género de acción.

Un motivo para elegir esta película en la lista reside que en 1998 fue una obra experimental.

Hasta ese momento ningún otro realizador se había animado a combinar los efectos digitales con las coreografías clásicas de artes marciales.

En el 2020 esto puede resultar un lugar común pero cuando surgió en aquellos años fue algo novedoso y por eso también resultó tan popular.

La historia además tiene una buena subtrama romántica y el reparto es fantástico.

Los roles principales estuvieron a cargo de Aaron Kwok (más conocido por su labor como cantante), Ekin Cheng, actor fetiche de Lau y protagonista de la serie Young and Dangerous, Shu Qi (El Transportador) y la leyenda Sonny Chiba, en su primera mención en esta lista.

Chiba es el villano principal y la rompe como el señor feudal que quiere acabar con Viento y Nube.

Si por alguna razón nunca vieron esta película recomiendo que busquen la versión china original, que no es difícil de conseguir, ya que en el corte para Estados Unidos con el doblaje en inglés se eliminaron 40 minutos de la historia.

Un desastre que arruinó una propuesta mucho más interesante en su edición original.

El suceso de Storm Warriors luego derivó en dos series de televisión, una película de animación y la continuación de la obra de Lau que los hermanos Pang dirigieron en el 2009.

144- ENTER THE FAT DRAGON (1978)

Debut en la lista de una de los grandes íconos del género.

Sammo Hung es una de las figuras más relevantes que tuvo este tipo de cine en los últimos 50 años y sólo con su filmografía puedo armar un top 100.

Me costó muchísimo elegir sus películas porque tiene obras magníficas pero necesitaba dejarle espacio a otras opciones.

Junto con Jackie Chan pertenece a la misma camada de artistas con formación en la Ópera China que a fines de los años ´70 ya se perfilaban entre la grandes promesas del género tras la muerte de Bruce Lee.

Por entonces Sammo se había consolidado como uno de los mejores coreógrafos de acción y venía de presentar como director una auténtica obra maestra que aparecerá en esta lista más adelante.

Aquella propuesta estaba centrada en el drama y en su siguiente labor cambió de género para sorprender con una genial sátira del Brucexploitation que en ese momento estaba fuera de control.

Sammo se metió de lleno en la comedia para burlarse un poco de los clones de Bruce Lee.

En esta ocasión encarna a Ah Lung, un joven granjero devoto de Bruce que viaja a la ciudad para trabajar en el restaurante de su tío.

Enseguida descubre que su familiares son extorsionados por un grupo de criminales y decide intervenir para demostrar su habilidades de combate de las que todo el mundo se burlaba en su hogar.

La película es desopilante en el terreno de la comedia y hoy es imposible no asociar el personaje de Ah Lung con el oso Po interpretado por Jack Black en Kung Fu Panda.

Ambos tienen un arco similar parecido si bien las tramas se enfocan en una dirección diferente, ya que el film de animación toma elementos de fantasía.

Algo muy gracioso de este film es que la mayoría de los personajes se burlan del rol de Sammo por ser gordo cuando en realidad no se lo ve tan pasado de peso.

Tiene un cuerpo robusto pero no es un hombre obeso y cuando entra en acción la rompe.

Los últimos 15 minutos de Enter the Fat Dragon son una locura y explican por qué la película entró en la lista.

Sammo tiene que enfrentar a los villanos que secuestraron a la chica de la que está enamorado (muy Double Dragon) y debido a que cada villano se desenvuelve con un arte marcial diferente el protagonista debe buscar la estrategia de combate adecuada para vencerlos.

Para el público común el clímax puede resultar una larga secuencia de peleas , pero los fans del género sabrán apreciar la variedad de estilos que Sammo presenta para retratar cada combate con una rama diferente de las artes marciales.

Cabe destacar como dato loco que Enter the fat Dragon recién se conoció en el continente americano en 1999 a raíz del suceso que tuvo la serie de televisión Ley Marcial.

El año pasado se estrenó en China la remake que fue muy diferente, con Donnie Yen como protagonista, quien usó unas prótesis de maquillaje para hacerse pasar por gordo.

143-CONTACTO NINJA EN LA ARGENTINA (1987)

Nos ponemos de pie y recibimos en este informe a la más grandes leyenda entre los ninjas del séptimo arte.

Sho Kosugi.

Tengo un enorme cariño por Sho, haga de héroe o villano, y cuando estos personajes se pusieron de moda en los años ´80 recuerdo que sus películas se consumían muchísimo.

Es más, hoy la palabra ninja la asocio directamente con él.

Lejos el más grande de todos entre estos personajes. Un artista que también fue muy popular por su labor en la serie Maestro Ninja con Lee Van Cleef, que muchos de nosotros fuimos afortunados de ver en Telefé los domingos a la noche.

En el pináculo de su carrera cinematográfica Sho vino a nuestro país para filmar Rage of Honor (su título original) con el director Gordon Hessler, responsable de esa joya del cine bizarro que fue Kiss Meet The Phantom of the Park (1978).

En esta historia intepreta a Shiro Tanaka, un agente de la DEA cuyo compañero muere en una operación fallida que tiene lugar en la zona de Tigre, mientras investigaban una red de narcotráfico en Argentina.

Eventualmente el protagonista decide tomar justicia por mano propia y se instala en el país para acabar con el narco y su organización.

Contacto Ninja en la Argentina se filmó en la ciudad de Buenos Aires, zonas del conurbano y la provincia de Misiones.

Ulises Dumont, en un breve rol secundario, fue parte del reparto de esta producción que se hizo exclusivamente para el vhs en la época que el video club era furor en la cultura popular.

Resulta interesante ver como cambió en todos estos años la zona de microcentro y las calles de las ciudad. Lo único que quedó igual es el vestíbulo del Hotel Alvear.

Sho tiene momentos fabulosos en esta película que se convierte en una locura absoluta en la media hora final.

Cuando el protagonista entra en modo Rambo para acabar con los narcos, la violencia se vuelve zarpada y el protagonista desata una auténtica carnicería.

Cómo olvidar a la desopilante tribu de caníbales que según los guionistas de esta producción habitan en la zona de las Cataratas del Iguazú.

Una película muy divertida que más allá de la acción que brinda Kosugi tiene el condimento adicional de verlo como ninja en Argentina.

142-EL ARMA PERFECTA (1991)

Jeff Speakman, el héroe de acción que no fue.

A comienzos de los años ´90 la irrupción de Steven Seagal y Jean-Claude Van Damme en el cine de artes marciales hollywoodense generó que los estudios se enfocaran en este género debido a la plata que generaban esta clase de películas.

La compañía Paramount, que no contaba con un ninguna figura de este tipo, decidió apostar a una nueva estrella de acción que supuestamente le iba a competir en la taquilla a Seagal y Van Damme.

El proyecto no funcionó pero dio como resultado una rareza interesante en el cine de artes marciales norteamericano.

El arma perfecta fue la primera película occidental centrada exclusivamente en el Kempo, algo que no tenía antecedentes hasta 1990.

Luego de la Segunda Guerra Mundial esta disciplina japonesa tuvo una enorme difusión en los Estados Unidos, muy especialmente en la región de Hawái.

El Kempo literalmente explotó a nivel popular en Occidente gracias a Ed Parker, un alumno de las primeras escuelas japonesas en Estados Unidos que fundó luego lo que se conoce actualmente como el Kempo Americano.

Parker tomó los conceptos del arte marcial japonés y los adaptó a las necesidades de la cultura de Occidente.

Con el objetivo de modernizar el Kempo, este maestro reestructuró los movimientos de defensa y ataque, además de quitarle todo el contenido esotérico que tenía la disciplina oriental relacionada con el manejo de la energía interna.

Parker optó por utilizar metáforas científicas occidentales y para llegar mejor a los alumnos norteamericanos redujo todo lo posible los términos japoneses que daban nombres a los golpes y movimientos.

En 1956 abrió su estudio en Pasadena que en poco tiempo se convirtió en una escuela importante.

Entre las figuras famosas que pasaron por el lugar se destacaron Bruce Lee, Chuck Norris, Frank Trejo, Manny Reyes y el discípulo más famoso de Parker; Elvis Presley.

Elvis llegó a ser cinturón negro 8° Dan, un detalle que muchos fans desconocen del músico.

Ed Parker luego formó parte de los guardaespaldas de Presley y acompañó al artista en los últimos años de su vida.

A fines de los ´80 uno de los discípulos más destacados de este maestro era un muchacho llamado Jeff Speakman, quien a los 30 años empezó a incursionar en el cine.

Sus primeros papeles fueron como extra, entre ellos una breve participación en Corazón de león, con Jean-Claude Van Damme.

En 1990 consiguió su gran oportunidad cuando el estudio Paramount decidió promoverlo en Hollywood como el nuevo héroe de acción.

De esa manera se concibió lo que su debut protagónico, El arma perfecta.

Una película que tenía la intención de difundir el arte marcial del Kempo como nunca se había hecho en las producciones norteamericanas.

Los ejecutivos de Paramount tenían mucha fe en Speakman y le ofrecieron un contrato para hacer varias producciones durante la primera mitad de la década del ´90.

Lamentablemente El arma perfecta fue una película con buenas intenciones que nunca llegó a ser popular por dos motivos.

Si bien retrataba muy bien el espíritu y la filosofía del Kempo, Speakman no era Seagal y mucho menos Van Damme y su falta de carisma lo convertían en un actor más orientado al cine clase B.

Pese a que se desempeñaba muy bien en las secuencias de acción, sus dotes interpretativas eran bastantes pobres.

En El arma perfecta era Jeff (grave error repetir en la ficción su nombre real), un muchacho delincuente que había encontrado el camino en su vida gracias a las artes marciales

Cuando su mentor era asesinado Speakman salía a buscar a los criminales para matarlos.

La película tenía un comienzo bizarro con el protagonista practicando una rutina de Kempo al ritmo de The Power la canción del grupo de rap Snap.

La filosofía del Kempo y el rap es como que no van de la mano, pero en ese momento estaba muy de moda ese tipo de música y por esa razón en la actualidad la escena resulta algo grotesca.

Aunque el film fue un fiasco comercial y Paramount canceló todos los proyectos que tenían pensados con el actor, Speakman siempre siguió vinculado con esta disciplina y actualmente a los 61 años se desempeña como instructor.

141-LITTLE TIGER OF CANTON (1973)

Se despliega la alfombra roja y hace su entrada en la lista uno de los más grandes íconos en la historia de este género: Jackie Chan.

Esta película representó su primer rol protagónico cuando tenía 17 años y hoy ofrece una oportunidad fantástica para ver los orígenes de ese artista excepcional que irrumpiría en el género un tiempo después.

La curiosidad de esta propuesta pasa por disfrutar a una figura tan relevante del cine de acción en un momento donde ni él tenía claro el destino de su futuro profesional.

Sin embargo ya se podía apreciar que Jackie no era un artista marcial mundano.

Desde su adolescencia contaba con un carisma especial que lo hacía diferente del resto y para su juventud la agilidad y fluidez de sus movimientos en las secuencias de acción era impresionante.

Para variar, en este caso dejó de ser el extra al que las estrellas golpeaban para ocupar un rol protagónico que sacaba adelante con su presencia.

La historia no es gran cosa y en este caso es lo que menos importa porque el atractivo pasa por otro lado.

Jackie interpreta a un chico que estudia artes marciales a escondidas de su padre, quien le prohibió involucrarse con esas disciplinas, y con el paso del tiempo se convertía en el justiciero de su comunidad cuando su barrio era extorsionado por unos criminales.

El rodaje de este film tuvo lugar en 1971 y cuando se estrenó pasó desapercibido debido a que Bruce Lee ya había acaparado la atención del público.

Jackie tendría que esperar unos años más para encontrar su gran oportunidad en la pantalla grande.

Publicidad

14 Comentarios

  1. En rage of honor actuo mi sensei shimoyama (hoy 8vo dan karate do y kobudo) como ninja junto al capo del aikido en argentina ya fallecido sensei sakanashi. Quedaron amigos con Sho. Sho Kosugi practicaba karate, nada q ver con el ninjutsu, solo q aprendio a usar armas y por cierto es diestro con la espada (acordate blind fury). Loas a las pelis de sho q me hicieron comenzar karate a los 8 años
    Sammo hung fue el luchador al principio de enter the dragon con bruce, y jacki chan fue extra en la escena de pelea en el laboratorio en la misma pelicula. Por eso bruce fue lo más grande
    La peli de speakman fue buenisima. Raro q esté entre las ultimas posiciones.

  2. La película de Speakman Yamil tiene el puesto decoroso que se merece. Fue una rareza por el tema del kempo y no pasa de ahí. Ya es un milagro que entrara en una lista de 150, ubicarla más arriba sería exagerarla demasiado.

  3. Por un lado tenes razon con el kenpo, una arte marcial poco difundida q solo usa los puños. El wing tsung por ej le vino bien las pelis de ip man, q tb es una arte marcial poco vistosa. Por eso muchos actores modernos entrenan tae kwondo por la acrobacia de las patadas, eso llama mucxho la atencion. Por que van damme tuvo exito, por la abertura de piernas, musculatura q taba casado con una fisicoculturista y por las patadas bien altas.
    El cine de AM si no la haces vistosa las lichas olvidate. Por eso una oelicula de judo no existe salvo aquella q fue la primera de kurosawa, ea un arte marcial aburrido, no atravtivo y vistoso, una prwsentacion al publico de judo es un pelotazo por ej.

  4. Coincido con Yamil, mi primer sensei en karate, que la pelicual de Speakman es muy buena. Las peleas son muy buenas, de lo mejor del cine occidental de artes marciales de la época.
    Y Yamil me ganó de mano en contarte lo de nuetro shihan sensei Shimoyama que hace de uno de los ninjas que mandan a matar a Kosugi. Los dos Kosugi y Shimoyama (por extension nosotros tambien) son practicantes del estilo Shito Ryu de karate, pero de diferentes escuelas.

  5. Nota mental: buscar alguna película con Judo.

    Nunca lo había pensado pero es cierto lo que dicen, creo que lo más cerca al Judo que vi en el cine es a John Wick.

    Incluso vi hace muchos años una especie de remake barata de los 12 del patíbulo donde Cynthia Rothrock hacía un cameo y estaba uno de los Gracie actuando (casualmente el cameo es una sesión de entrenamiento en un ring donde Cynthia vence a todos menos a Gracie, con quien «empata»).

    Así que hasta BJJ hay en películas y no Judo que es el arte marcial del cuál surgió.

    Sobre lo vistoso, el aikido tampoco es vistoso, hasta que llegó Seagal. El precio a pagar fue cagarse en toda la filosofía y casi razón de ser del arte marcial.
    Ai= amor, ki= energía, do= camino. Si juntas esas 3 cosas claramente no se te viene Steven Seagal a la mente.

  6. Seagal más allá de ser antipático y un forro fuera de las cámaras me pregunto cuanto contribuyó a las artes marciales y su difusión? Además a los que saben me gustaría preguntarles quien habría ganado esa famosa no-pelea entre Van Damme y Seagal, ja ja

  7. hola hugo, y feliz año, hace bastante no escribo, pero obvio leo siempre el blog… y como no podía ser de otra manera, me toca pronto esta vez meterme con tu lista… storm raiders puesto 145??!!! por favor hugo, la pèli es buenísima y super divertida, ademas de vistosa, obvio es antigua, pero me parece un peliculón del cine de artes marciales mucho mas que muchas que veo y que seguramente vendrán, sin dudas, esta en mi top 10 pero bueno, ya se que es tu lista, pero también sabes que no podía evitar criticarte este punto, porque a esa peli la defiendo a muerte…aunque viendo que esta, esta aquí, imagino que la segunda parte ya ni figura verdad?

  8. Lo que hizo seagal fue una mezcla de muchas cosas, pasa que el gancho primero fue en Niko donde mostró al aikido. El aikido es más dinamico q el judo para exhibiciones. Hoy practican de todo los actores como si fuesen a entrenar MMA.
    Tony jaa hizo de todo solo q su primera AM es el muay thai.
    El bjj se difunfio muchisimo por la ufc y los gracie q lo recontra comercializaron. Inclusive va a salir una peli llamada jiu jitsu con el actor q hizo de las kickboxer ultimas

  9. La segunda parte es malísima Leandro, ¿cómo va a figurar? Ninja Terminator es una obra maestra al lado de esa, de hecho le pinta la cara mal en materia de secuencias de artes marciales.
    En la continuación más que peleas hay coreografías de Bailando por un sueño, si eso vos lo considerás un buen exponente del género, digamos que tus parámetros son como mínimos cuestionables…
    No se puede justificar todo con el «pero a mi me gustó». Storm Warriors 2 tiene secuencias de artes marciales tristísimas de ver y un horrendo CGI, de pobre calidad. A diferencia de la primera que presentó un nivel visual acorde a la tecnología que había en su momento.
    La primera siempre me gustó más allá que no envejeció bien por cuestiones técnicas, la segunda no la soporto cinco minutos.

  10. Hola hugo, no me refería a la segunda parte como buena para nada. te puse que si la uno estaba en tan mala posición, obviamente la segunda ni siquiera iba a aparecer. eso fue lo que intente decirte, por eso lo pregunte, para saber tu opinión de ella.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.