Reseña de Klaus

Publicidad

Calificación: B+

En los últimos años viene apostando fuerte con sus producciones originales, muy especialmente en lo referido a la temporada de Navidad.

Más allá de esas películas románticas que copian de modo burdo el estilo de las propuestas de Hallmark, cada tanto sorprenden con filmes interesantes.

Este año la gran revelación fue Klaus, el primer proyecto de la compañía en el género de la animación que representó la ópera prima del artista español Sergio Pablos.

Un ex empleado de Disney, quien trabajó en producciones importantes como El jorobado de Notre Damme, Hércules, Tarzán y El planeta del tesoro.

Luego pasó ala compañía Illumination donde desarrolló la franquicia Mi villano favorito de la que no soy amigo.

Siempre detesté a los personajes y el estilo de humor que presentaron esos filmes y es justo reconocer que  fueron un gran suceso taquillero.

Afortunadamente Klaus no tiene nada que ver con ese tipo de cine y sobresale como un gran debut en la dirección de Pablos.

Probablemente el mejor largometraje de animación que surgió de España en las últimas décadas.

Me gustó mucho este film y hay dos aspectos en especial que merecen ser destacados.

En principio el regocijo que genera que en pleno 2019 todavía haya artistas que se niegan a dejar morir la animación tradicional que sigue siendo insuperable.

Esta película es muy interesante por el modo en que el director combinó de un modo brillante la artesanía de la vieja escuela con la tecnología disponible de la actualidad.

Los diseños de los personajes retoman ese espíritu de caricatura que se fue perdiendo en las últimas décadas con la intención de buscar un mayor realismo a través del CGI.

Por otra parte, la labor que presenta el equipo de Pablos en la composición de planos a través de la iluminación es simplemente brillante.

Los realizadores consiguieron fusionar la animación de los personajes con los fondos a través de una mayor profundidad que no suele ser habitual de encontrar en las producciones más tradicionales.

Lo genial de Klaus es que aplica la nuevas tecnologías de software al servicio del viejo espíritu de este arte que se fue perdiendo, debido a esta tendencia de Hollywood de darle una única prioridad al género CGI.

Desde los aspectos técnicos esta película es espectacular y tiene más mérito todavía el hecho que fue realizada con apenas 40 millones de dólares.

No es un detalle menor que además presenta una historia de origen muy original sobre el mito de Santa Claus que se trabajó con un relato que tiene su propia identidad.

La película de Pablos deja los elementos fantásticos de esta leyenda en un segundo plano para concentrarse en desarrollar un cuento más humano.

La trama tiene como protagonista a Jasper, el hijo caprichoso de un empresario del servicio de correo que anda sin rumbo por la vida, aprovechando los privilegios de la fortuna que tiene su familia.

Con el fin que pueda madurar su padre lo envía a una isla remota del polo norte para que establezca una oficina postal.

En ese pueblo que no tiene los vecinos más amigables del mundo conoce a Klaus, con quien gesta una relación que dará como fruto la tradición de la festividad navideña.

La dupla que conforman estos personajes por momentos trae a la recuerdo la dinámica que tenía los protagonistas de Las locuras del Emperador de Disney, pero tampoco llega a ser una copia carbón-

Me gustó también Todo el reparto de voces en inglés donde se luce especialmente Jason Schwartzman en el rol de Jasper.

Una muy buena película que remiendo y se suma a los aciertos de Netflix en sus producciones originales.

El avance.

 

 

Publicidad

7 comentarios

  1. La vimos el fin de semana con mi nene de 8 años y la verdad que era divertida y le da una vuelta de tuerca bastante interesante al mito de Santa Claus. Verla con un chico y ver como, según esta película, gran parte del mito se fue construyendo por lo que otros niños creían está muy bueno.

    Y artísticamente hablando nos encantó, esa persecución final me hizo acordar mucho a la de Tarzán de Disney cuando iba avanzando entre las lianas y se superponían los planos.

    El diseño de los personajes también estaba muy bueno, todos los del pueblo están muy bien.

    Yo lo escuché con el audio latino y se agradece que no tuviera tantos mexicanismos ni referencias culturales que marearan y por suerte no se pierde ningún chiste.

  2. Es una excelente película que para mi fue una revelación, ja ja. Ni la tenía al principio. Y que bueno que te acordaste de las Locuras del Emperador, Hugo, que aunque sé que la odiaste y resultó un fracaso para Disney en aquella época, es una de mis favoritas, no sé por qué, ja ja. Ese estilo de humor me puede.

  3. Hoy voy a la avant premiere, ESPERO que el cierre de la historia no termine siendo un manifiesto feminista que desvirtúe toda la historia. Rogue One presentó un personaje femenino fuerte y coherente con la trama, ahora no quiero ni pensar que Rey termine siendo la mejor Jedi de la historia porque al ser mujer puede conectarse mejor con la Fuerza o que Palpatine se perciba mujer, jajaja!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.