El Disney olvidado: Ballerina (1966)

Publicidad

En lo que se podría describir como un auténtico capricho de multimillonario, en 1964, Walt Disney se empacó en querer producir una película sobre el mundo de las bailarinas de danza clásica.

La idea era bastante inusual ya que no había tantos filmes populares sobre el tema en Hollywood en ese momento, pero además su idea contaba con una particularidad.

Disney no quería un film sobre cualquier escuela de danza sino que la trama tenía que centrarse en el Royal Danish Ballet, una de las compañías de danza más prestigiosas de Europa.

El artista había quedado muy impactado por los espectáculos de este cuerpo de baile un tiempo atrás durante su visita a Dinamarca.

Su objetivo era capturar toda la belleza de las obras que representaban las bailarinas a través de una historia que retratara el exigente mundo de la danza profesional.

En 1965 el empresario puso en marcha la producción de Ballerina, que no sólo sería filmada íntegramente en Europa sino que además estaría protagonizada por las estrellas que en ese momento se destacaban en la compañía teatral.

Un riesgo importante, ya que las bailarinas Kirsten Simone y Mete Honnigen por entonces sobresalían entre la elite internacional del ambiente de la danza pero nunca había trabajado como actrices en una película.

Para resolver esta cuestión Walt delegó la dirección en Normal Campbell, quien por aquello días contaba con la popularidad de haber creado una de las grandes revelaciones de los musicales teatrales, como fue la adaptación de Anne of Green Gables, de Lucy Montgomery.

Su proyecto eventualmente obtendría el Record Guinnes al musical con mayor vigencia en las salas comerciales, ya que logró mantenerse con éxito en la cartelera desde 1965 a la actualidad.

Ballerina es una de las mayores sorpresas que un amante de los estudios Disney va a descubrir en su vida.

Se trata de una propuesta muy inusual que a mediados de los años ´60 fue un proyecto casi experimental para el estudio, donde decidieron explorar un género diferente.

Motivo por el cual inicialmente el film se estrenó en la televisión norteamericana y gracias a su repercusión luego paso las salas de cine.

Esta producción presenta una retrato fascinante del mundo de la danza clásica y esa disciplina casi militar con la que los niños son instruidos desde muy chiquitos.

Nos referimos a una actividad donde una niña a los 10 años es considerada grande para comenzar porque el entrenamiento empieza cuando tienen cinco.

La trama argumental era muy atractiva y presenta más contenido e ideas que toda la basura que la compañía presenta en la actualidad con esos filmes live action insulsos sin alma que solo repiten fórmulas marketineras.

Mette Honnigen, hermosa mujer por cierto, es una joven bailarina en ascenso que tiene grandes chances de liderar el Royal Danish Ballet.

Sin embargo cuando comienzan  las audiciones para elegir a la nueva cabeza de compañía su desempeño empieza a fallar debido al estrés mental a la que es sometida.

No por la exigencia de la danza, que es su pasión, sino por la presión de su madre que desea que abandone la actividad para casarse y formar una familia.

El problema es que Mette no conoce otra cosa que su devoción por el baile y cuando está a punto de cumplir su sueño lo último que piensa es en convertirse en una ama de casa y tener hijos.

El conflicto es muy interesante también porque habla de las expectativas sociales que se imponen sobre las mujeres que se destacan en una profesión o arte y que no aplican de la misma manera con los hombres.

A ningún bailarín le pedirían que deje la compañía para casarse o sentar cabeza en una relación, sin embargo con el género opuesto las cosas funcionan de un modo diferente.

Obviamente hay que entender la trama en el contexto de la cultura de la década de 1960.

Lo cierto es que el conflicto es interesante porque la protagonista debe elegir entre seguir su pasión o ceder a los mandatos familiares y la presiones de su novio para formalizar la relación.

Otra figura importante de este reparto fue Kirsten Simone, quien interpreta a la mentora de la protagonista y la ayuda con la presión que enfrenta el personaje.

La película muestra con muchos detalles el modo en que funciona una compañía de danza y el enorme talento que se requiere para formar parte de una escuela de elite.

Obviamente los grandes momentos tienen se relacionan con los fragmentos musicales de los espectáculo y las secuencias de entrenamiento de la protagonista.

La labor de Honnigen es impactante por sus habilidades físicas y las expresión corporal que demuestra en esos momentos.

Hay una escena tremenda que tiene lugar durante un segmento del musical El cascanueces donde ella debe moverse como una muñeca de juguete y logra convencer al público que no parece una bailarina humana sino una muñeca. Y encima de desenvuelve en puntas de pie.

Cabe destacar también los momentos que tienen lugar en los famosos jardines de Tivoli, en Copenhagen, que inspirarían a Walt a crear el parque temático de Disneyland.

Ballerina se convirtió en una obra de culto dentro de la filmografía live action de este estudio que quedó en el más completo olvido.

Desde hace años sus seguidores  hacen campañas en internet para que se edite en dvd y Blu Ray y hasta la fecha no tuvieron respuestas de la compañía.

Desconozco si el film se incorporó a la programación de la plataforma Disney+ pero está disponible en You Tube , aunque su calidad no sea la más óptima.

 

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.