Formula 1: Drive to Survive

Publicidad

Resulta completamente imposible no convertirse en un seguidor más del campeonato de la Fórmula 1 después de ver este extraordinario documental de Netflix.

Más allá de las cuestiones técnicas, en la que me centraré en breve, la serie no deja de ser un contundente gancho comercial para atraer nuevos espectadores en este deporte.

Debo confesar que en mi caso ya me evangelizaron y después de estos diez episodios quedé bautizado por los sonidos de los motores en la pista de carrera.

El próximo domingo obviamente estaré frente al televisor para disfrutar el Gran Premio de Brasil.

Me falta escoger una escudería para seguir, todavía no me decidí. En estas dos últimas carreras voy a definir mi equipo.

Tal vez sea Renault, ya que fue la marca que siempre primó en los autos de mi familia o algún underdog actual, como Williams, que parece estar lejos de sus tiempos de gloria.

No vengo de una cultura de automovilismo, mi principal contacto con esta temática se relaciona con el cine y obviamente el cómic, a través de esa obra maestra que fue Michele Vaillant.

Me encantan especialmente las películas Grand Prix, de John Frankenhaimer, Le Mans, con Steve McQueen y Días de Trueno de Tony Scott.

Sin embargo la que generó que empezara a explorar este tema con más profundidad fue Rush, de Ron Howard, un tema que cobró más intensidad en Contra lo imposible.

Por eso la serie de Netflix fue directamente un proceso de evangelización de la F1 y la verdad es que se vive de esa manera.

No sé SI la propuesta despierta el mismo entusiasmo en los fans regulares que siguen de cerca los hechos del campeonato porque ya están al tanto de todo.

Ahora para quienes no tenemos la menor idea del tema el documental es apasionante.

La serie de 10 episodios inserta al espectador en el detrás de escena de las carreras durante el campeonato del 2018, con un acceso a la intimidad de las escuderías que no tenía precedentes en este deporte.

El film de James-Gay Rees , productor responsable de esa gran película que fue Senna, explora en profundidad cada aspecto relacionado con el ambiente de la alta competencia, en capítulos que no superan generalmente los 45 minutos.

Me gustó mucho la premisa con la que exploró cada tópico que juega un papel fundamental del mundo de la F1.

Desde la historias personales de los pilotos y el momento profesional que cada uno vive en sus carreras.

Conocemos a los veteranos que cumplen su etapa final, como Fernando Alonso, las figuras que aspiran a consolidarse entre los campeones (Segio Pérez, Daniel Ricciardo, Kevin Magnussen) y los corredores más jóvenes que buscan insertarse en el ambiente.

En esta última categoría la historia más atractiva es sin duda la de Esteban Ocon, quien es el único piloto que proviene tal vez de un ambiente familiar más normal de clase media. donde los padres tuvieron que hacer un sacrificio importante para que el pibe pueda entrar en el mundo de la alta competencia.

Dentro de una actividad donde los ganadores son los que tienen más plata, su historia de vida es interesante porque proviene de otro lugar. En la serie queda demostrado que no quedó afuera del equipo Force India, por sus enfrentamientos con otros pilotos, sino porque no tenía un sponsor fuerte que representara una entrada de dinero para su equipo.

En la temporada del año que viene regresará como miembro del equipo Renault, junto a Danny Ricciardo.

Toda la interna entre los pilotos de una escudería, donde queda claro que no existe la amistad en en esta actividad, es realmente apasionante y parece salida de una película de Hollywood.

Una característica que tuvo en general toda la temporada del 2018 con los notables cambios que surgieron durante ese período.

Si los hechos que se retratan no fueran reales y estuvieran documentados uno podría creer que todo fue guionado por Netflix, ya que en más de una ocasión hay situaciones que parecen salidas de una serie de ficción.

Los pases de Ricciardo y Kimmy Raikkonen, todo el escándalo de la Force India, la ruptura en la sociedad de Red Bull con Renault parecen argumentos de un culebrón pensado para la televisión.

Un espectáculo al que no le falta acción , drama, suspenso y figuras como el piloto Max Verstappen, que tiene todas las características ideales para componer a un gran villano.

Lo mismo ocurre con el magnate Lawrence Stroll que cuenta con la plata para hacer lo que quiere en la F1 y su hijo piloto que directamente parece salido de un cómic o un animé.

La clásica historia del pibe con talento que vive eternamente bajo la sombra de su padre, casi como un títere, y tiene el conflicto de demostrar que se desempeña en ese nivel de competencia por sus habilidades y no porque lo acomodó su familia.

Sólo con la historia de Stroll junior ya tenés una serie de ficción aparte.

Otro tema muy divertido son los choques de egos monumentales que brindan escenas desopilantes en la apasionantes conferencias de prensa.

Los productores de Drive to Survive tendría que sacar un especial navideño con un compilado de esas entrevistas.

La chicanas tremendas entre los pilotos y los managers de los equipos tienen más momentos cómicos que cualquier película pedorra que llega al cine en estos días.

En lo personal desconocía este aspecto del automovilismo y me pareció fascinante.

Desde los aspectos técnicos la serie cuenta con la jerarquía y excelencia que suelen tener los trabajos de James Gays-Ree.

Toda la edición de las carreras y el modo en que las cámaras captan los choques y contacto entre los autos es impecable y la calidad de las entrevistas además son muy buenas.

Puedo entender que el seguidor habitual de la F1 no descubra nada nuevo con esto, ya que si sigue la temporada de manera regular conoce de antemano el desarrollo de los hechos.

No obstante, para los que no tenomos noción de este deporte es una introducción formidable que cumple con el objetivo de captar nuevos seguidores en esta disciplina.

Estoy convencido que la FIA (Federación Internacional del automóvil) le dio acceso libre a los realizadores por esta cuestión comercial que acarreaba una serie para Netflix con proyección internacional.

No se puede concebir una mejor publicidad que esta y Drive to Survive en ese sentido cumple su objetivo.

Este es el avance de la serie.

 

 

Publicidad

17 Comentarios

  1. Me sorprende ver este post aca ja pero a mi sinceramente me parecio sublime esta serie (sobretodo por encima de otras series del deporte Motor con la serie de Ken Blcok o la de McLaren) y esperaba que pronto tuviesemos ya algo de una segunda temporada. La verdad sacaron lo mejor de los pilotos, en cuanto a caracterizaciones que te llavan a pensar que existen Heroes (Ricciardo, Occon) y Villanos (Verstappen, Perez o Stroll), la puerta a una segunda temporada quedo totalmente abierta, ya que las casas mas grandes quedaron fuera porque no queria estar involucrados, pero luego de ver el resultado de la serie de netflix, las grandes escuderias ahora les gustaria formar parte por lo que habia leido a principio de año.
    Lastima vas a empezar con un campeonato ya acabado pero espero sea un digno espectaculo el del domingo (aunque los mas fierreros sabe que se sigue todo el fin de semana con los Libres, Clasificacion y Carrrera).

  2. Lo que venía esperando este post no tiene nombre jaja. Estoy en mi salsa.

    Arranco con mi disclaimer. Soy fierrero y por familia -y sangre-, Ferrarista. Viendo como sos Hugo -escapas a lo popular jaja-, quizás te veo más hincha de Renault o de McLaren, que esta temporada con Norris y Sainz anda muy bien. Y ambos hacen una excelente dupla. Encima en 2021 vuelve con Mercedes como proveedor de motores. Te veo en un tiempo haciendo seguimiento al equipo del papaya orange.

    Sobre la serie en sí, es excelente. A mí como fanático que la sigo desde que era bebé y veia a Senna vs Prost con mi papá, me sorprendió. Es tal cual decís, es un culebrón terrible que no tiene nada que envidiarle a las telenovelas de hoy en día! Yo no tolero mucho a RB y a Horner, son una máquina de quemar pilotos. El tema con Max es que entró sin experiencia en categorías jr. Para mí, quemó varias etapas de formación y fogoneo del temperamento y en muchas cosas es muy caprichoso.

    De la vieja escuela tengo preferencia por Kimi -Iceman- y de la nueva camada de jóvenes, Leclerc y Norris, aunque mi balanza va más para el monagés.

    Sobre Stroll, es en lo que en las categorías se llaman «pilotos de pago», porque atrás tienen un bolsillo suculento que les banca la joda. No es buen piloto, inclusive para muchos -me incluyo- es bastante mediocre. Después todavía no entiendo como Grosjean fue confirmado para una temporada más en HAAS junto a K-Mag.

    Te puedo recomendar si querés, el canal de youtube, podcast y cuenta de redes WTF1. Es una cuenta donde usan mucho los memes y demás para hacer seguimiento de la categoría. Es inglesa, pero los chicos esos la tienen bien clara y manejan bien el humor.

    Espero la temporada 2 de DtS porque estarán Ferrari y Mercedes. Seguramente esté todo el lío de Rich Energy y Haas -es desopilante esa historia- como también el trágico fin de semana en Spa de este año -muerte de un piloto de GP2- y muchas cosas más.

    Bienvenido a la iglesia, Hugo!

  3. ja ja! Voy a seguir eso que recomendaste Juanma.
    Lo de Grosjean es increíble. En el documental claramente se muestra que hizo mierda los coches como si fuera el Mario Kart y todavía sigue vigente!
    Hoy lo vi en la conferencia de prensa de Brasil.
    Gracias a Netflix ahora los puedo identificar a todos.
    Alguien con mucha guita lo debe bancar evidentemente.
    Y sí estoy entre Renault y McClaren, así de predecible soy.:)

  4. Lo de Grosjean sólo se explica con un tremendo sponsor detrás, porque hace rato que bajó de nivel. Su último período bueno fue cuando estuvo con Kimi en Lotus. Gran momento ese.
    Si vas a definir tus preferencias, no es un momento para Williams… Vas a dejar de seguirlos el sábado en la Qualy. Mejor agarrá algo del lote del medio, donde hay pelea y cosas por definir. McLaren es el underdog actual. Una escudería con un pasado increíble, en un bache no menos increíble, con dos pilotos jóvenes que son dos virtuosos. La historia de Sainz jr, hijo del gran Carlos Sainz, multicampeón de rally no es menos atractiva. Y la guerra personal de Alonso con Honda del año pasado es para un par de capítulos.
    Como comenté en algún momento, si sabés qué está pasando en el campeonato, la serie pierde atractivo, salvo en alguna parte donde se centre en la técnica. El dominio de Mercedes es apabullante y algunas carreras son un somnífero, como la de Francia este año… Y a veces, tu gran villano, el gran «Mad Max» Verstappen, es la única esperanza de de divertimento.
    Yo, particularmente, sigo desde fines de los ’90s. Desde que empezó Kimi Raikkonen, Iceman. Un fiel admirador de James Hunt, que antes de ser padre, era un descontrolado. Da para una película el solo. Y su único campeonato, que se define en la última curva de la última carrera… El tercer acto de esa película… Kimi tiene a lo largo de su carrera unos audios de intercambio con sus ingenieros que son desopilantes, y unas borracheras públicas muy documentadas…
    Con la serie, el campeonato está bien vendido. Pero las carreras distan mucho de la emoción que se expresa en el documental. La última carrera que ganó un equipo que no fuera Mercedes, Ferrari o Red Bull (que tienen al mejor diseñador de autos de la F1, Adrian Newey), fue una carrera que gana Kimi en un Lotus hace por lo menos 4 años…
    En el 2021 hay un cambio reglamentario grande, con la idea de recuperar la lucha arriba. Esperemos que lo logren. Los autos del cambio reglamentario se ven espectaculares.

    Saludos

  5. Los de Fox son buenos. Tornello le pone garra, y Juan Fosaroli en los pits anda muy bien. Se nota aparte que hace mil años que están por la relación familiar con los pilotos más veteranos. Sumaron también a un español y un Diego Mejía, que para la parte técnica, si te interesa, suman mucho. Mucha referencia a los análisis de Giorgio Piola, que es la referencia en la parte tecnológica de F1 a nivel mundial (hace unos dibujos de análisis que son increíbles).
    El equipo de Fox bajó un poco cuando se fue Adrián Puente. Lo reemplazaron por un mejicano que es demasiado parcial con un piloto muy talentoso pero intrascendente como es Checo Pérez, pero bueno, los capitales de Fox ahora son mejicanos y tienen gran premio propio, de hecho, el GP de mayor concurrencia.
    Lástima que vas a arrancar ahora. Te perdiste los mejores circuitos, que para mí siempre serán los históricos. Spa, Monza, Japón, Australia, Canadá… Esos en los que cada curva tiene un nombre propio.

  6. Jajaj como le pegué con tus favoritos! :D.

    La transmisión local da pena. Se equivocan seguido, hay favoritismos, etc. Yo el año que viene estoy esperando a pagar el F1TV, que tengo entendido puedo poner el audio en inglés.

    Los mejores latinos transmitiendo fueron Pombo y Agulla en ESPN para Indycar. Están subidas en audio latino en YouTube y te pasás las 4 hs mirando enganchado. Mucho conocimiento técnico explicado bien por parte de Pombo y una excelente química con Andrés en los relatos. Ojalá que ahora la categoría es de Penske negocien con ESPN transmitirla de nuevo. Te recomiendo que mires las 500 millas de 2017 que corrió Alonso, para entrar en tema :).

    Otra recomendación Hugo, el canal de YouTube de Antti Kalhola. Hace edits de automovilismo muy copados

  7. No es una propuesta que sea de mí interés (de hecho tengo tanto deporte encima como la Para Ti) pero así como te la vendieron muy bien a vos, también se la vendes muy bien al que lea esto jaja. Me la llevo a la lista.

  8. Todo es posible, tampoco me imaginaba que iba a estar viendo (y disfrutando) una serie de Luis Miguel o la nueva Sabrina por ejemplo y eso fue gracias a este blog.

  9. si la verdad Fox no me convence nada la falta de emotividad y pasion pero al que no le joda la vida oir el acento español (españa) le recomendaria muchisimo verse alguna transmision de Movistar F1, la verdad que el equipo conformado por conocedores y apasionados por el deporte motor como Iñaki Cano, Pedro de la Rosa, Antonio Lobato, Toni Cuquerella, Albert Fabrega, Noemi de Miguel, Porti y Marc Gene entre otros hacen de este espectuculo una verdadera pasada, transmiten perfectamente lo que alli se vive, no tiene desperdicio alguno, brindan un monton de carisma y verdadero saber. les juro que aveces no me gustan ver las previas o post de muchos eventos pero con estos tipazos es un gusto.

  10. HUGO, ya que estás con los documentales en Netflix, te recomiendo, si no lo hicieron ya, THE TOYS THAT MADE US, que ya va por su tercera temporada. Es muy bueno, habla sobre el origen de los juguetes más famosos y su impacto en la sociedad, cada episodio está dedicado a uno en particular, hay de HeMan, Transformers, Barbie, Hello Kitty, GiJoe. Uno de los mejores que vi, vale muchísimo la pena

  11. La serie va a tener una segunda temporada. Por lo que comentas Hugo pienso que la FIA hizo esta serie para atraer televidentes porque los últimos años perdieron muchos por lo monótonas que son las carreras y sin mucha emoción, aunque en el año siempre hay un par que eso cambia y son atrayentes.

    De chico me miraba todas las carreras, hace años que deje de hacerlo por lo poco atrayente que se volvieron las carreras y veo alguna aislada, aunque sigo la información de como va la categoría. Ahora ya el campeonato está definido, el año que viene voy a comenzar de ver la categoría de nuevo porque tengo la impresión que será más competitiva.

  12. Se ve que Hugo le dio suerte a McLaren porque Sainz -carrera de los autos locos mediante- logró una 3era posición en Brasil.

    1° podio de McLaren desde Australia 2014 (creo que fue con K-Mag).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.