Reseña de Yesterday

Publicidad

Calificación: B+

Desde hace un tiempo se percibe la sensación que la comedia romántica prácticamente está muerta entre las propuestas habituales de la cartelera.

Salvo por alguna rareza que puede provenir de Europa o la industria local en general las historias de amor recomendables llegan con poca frecuencia a los cines.

En la producción hollywoodense el romance actualmente se trabaja a través de esos bodrios infumables para adolescentes que glorifican las enfermedades terminales o comedias tontas con humor escatológico.

Dentro de este contexto la primera incursión del director en el género ofrece un espectáculo que se disfruta muchísimo, pese a que se queda corto a la hora de explorar la premisa de la historia.

Yesterday es una obra más sólida cuando se enfoca en el vínculo sentimental de los protagonistas que en la fantasía que propone en torno al arte de los Beatles.

En ese sentido la película carece de ese corazón pasional que tuvo La música de mi vida en torno a la obra de Bruce Springsteen.

Para que se entienda, el musical Across the Universe, de Julie Taymor, fue una celebración más cariñosa en torno a los temas que crearon John Lennon y Paul McCartney que la que se presenta en este film.

Obviamente las canciones de los Beatles tienen su presencia en la trama y suenan varios clásicos pero forman parte del chiste de la premisa argumental.

Boyle nunca llega a explorar a fondo la idea de lo que sería vivir en  un mundo que no recuerda la existencia de los Beatles y las consecuencias que eso podría generar en la cultura popular.

No obstante, hay algunos momentos donde el relato se enfoca en los manejos brutales con la que la mercadotecnia trata al arte y abre la puerta a situaciones muy interesantes.

La película plantea como los Beatles fueron también un producto de su entorno y el contexto histórico que vivieron. Si esas canciones memorables que crearon se hubieran concebido en la actualidad probablemente serían arruinadas por los gerentes de marketing de las discográficas.

Hay un muy buen chiste en torno al famoso Álbum Blanco de la banda que de acuerdo a la corrección política que rige en estos días sería considerado un concepto racista.

Cuando la película se concentra en este campo tiene momentos muy interesantes pero lamentablemente no es el fuerte de la historia.

Yesterday se destaca más en el terreno del romance, donde se nota claramente el trabajo del guionista Richard Curtis, quien supo tocar miles de corazones en esa gran producción navideña que fue Realmente amor.

La pareja que componen Lily James y Himesh Patel es fantástica por la poderosa química que tienen entre ellos.

Patel sobre todo interpreta a un anti-heroe muy comprador que lleva adelante el conflicto con carisma y la historia de amor que vive su personaje es muy tierna y emotiva.

Dentro del reparto Kate McKinnon se anota otra buena incursión en el cine con un personaje divertido que no cae en la sobreactuación habitual de sus trabajos y el músico Ed Sheeran está muy bien en un rol secundario.

En lo referido a la realización la película de Boyle ofrece una fotografía, edición y musicalización que tiene la calidad de excelencia que suelen presentar sus obras.

Yersterday tal vez no es la gran película sobre el arte de los Beatles que uno hubiera esperado por la premisa que trabajaba, pero como comedia romántica es lo mejor que llegó a la cartelera en mucho tiempo y vale la pena su recomendación.

 

 

 

Publicidad

2 Comentarios

  1. En esta no te puedo bancar, Hugo. Para mí es una película sin alma, con un guión flojo en el que queda todo a medias: tanto la historia de amor, el viaje del protagonista y la idea de un mundo sin los Beatles. Es más, parece más un homenaje a Ed Sheeran que a la banda más popular del planeta.

    Abrazo

  2. Llanero como comedia romántica es lo más decente que llegó a los cines este año por lejos. Mencioná otra película del género que llegara a la cartelera y valiera la pena su recomendación.
    No hubo ninguna! La historia de amor me parece que está bien.
    El resto coincidimos es donde hace agua y lo mencioné en la reseña. No es la gran película de los Beatles que se podía haber esperado por la idea que trabajaba.
    Abrazo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.