El Disney olvidado: Emil y los detectives (1964)

Publicidad

Una de las grandes gemas olvidadas de Disney que nunca tuvo el reconocimiento que se merece dentro de la filmografía live action del estudio.

Se trata de la adaptación hollywoodense del clásico de la literatura juvenil europea, Emil and the detectives, del alemán Emil Erich Kästner.

Cuando su obra surgió en 1929 fue muy novedosa ya que se trató de una de las pocas propuestas para chicos que no se relacionaba con el género de la fantasía.

El relato de Kästner se desarrollaba en el mundo real, no tenía moraleja y presentaba villanos con un perfil más oscuro de lo habitual en la literatura destinada a los chicos.

Esta novela fue un enorme suceso y representó la única obra del autor que no sufrió la censura del régimen nazi cuando Hitler llegó al poder.

El resto de su libros, incluidas las continuaciones de Emil se prendieron fuego en hogueras públicas.

Kästner fue uno de los artistas conocidos que se opuso al régimen de Hitler y nunca se exilió de su país, una cuestión que derivó en una intensa persecución de la Gestapo.

Durante la Segunda Guerra mundial retrató la crónica de aquellos años en textos que se conocerían luego del conflicto, además de publicar novelas apolíticas con diversos pseudónimos, ya que su nombre estaba proscrito por los nazis, debido a su ideología positiva.

Aunque escribió diversas obras para adultos su trabajos más conocidos estuvieron destinados al público infantil.

Otra novela popular del autor es Sopa de gemelas (1949) que fue adaptada en el cine 23 veces entre 1950 y el 2017.

Las versiones más famosas fueron la de Disney de 1961 con Haley Mills y la remake con Lindsay Lohan en 1998.

Emil y los detectives también tuvo numerosas adaptaciones, la primera en 1931 con guión de Billy Wilder y la última en el 2001 producida en Alemania.

La única versión hollywoodense es la que produjo Walt Disney en 1964.

Una propuesta interesante ya que fue una de las primeras propuestas del cine familiar en mostrar al pueblo alemán desde una óptica positiva.

Por entonces habían pasado 20 años del fin de a guerra y Disney entendió que estaban dadas las condiciones para realizar este film

La dirección corrió por cuenta de Peter Teksbury, recordado por la infame Stay Away, Joe con Elvis Presley, que fue una síntesis de todo lo que estaba mal en el cine de los años ´60.

Una película que merece una nota aparte.

Lo cierto es que Teksbury tampoco recibió muchos cariño con la adaptación del Emil y los detectives, ya que los fans del libro la detestaron por las diferencias que presenta con la novela original.

De todos modos, para quienes no tenían la menor idea de la existencia de este libro es una muy buena película de Disney dentro del género de aventuras.

La trama tiene como protagonista a Emil Tischbein, un chico de 10 años que es enviado del pueblo de Neustadt a Berlín por su madre para entregarle un sobre con dinero a su abuela.

Durante el viaje un ladrón adulto le roba el dinero cuando se queda dormido,

Cuando Emil descubre que la asistencia de la policía es completamente inútil recluta un grupo de niños detectives que lo ayudan a dar con el delincuente.

Hay que recordar que esta película se estrenó en 1964, el mismo año de The Moon-spiners (previamente reseñada) y trabaja ese estilo de aventuras y suspenso que se contrastaban con otras propuestas del mismo año, como Las tres vidas de Tomasina y Mary Poppins.

Si bien los villanos tenían un perfil más cómico que los de la novela original, el concepto del film seguía la misma premisa.

Un aspecto interesante de esta producción es que en la actualidad nos permite ver como era la Alemania de posguerra que intentaba enterrar cualquier connotación con el pasado nazi.

Dentro del reparto la figura más conocida era Walter Slezak, recordado por el policial Born to Kill (1947), quien interpretaba al villano principal.

Emil y los detectives fue una rareza interesante donde Disney trabajó el género de misterio en una propuesta que eran entretenida tanto para adultos como para los chicos.

A continuación pueden ver un fragmento de este film.

 

Publicidad

1 Comentario

  1. La verdad el Disney de antes, era más a pulmón y el viejo walt siempre trabajaba según he leído, yo tambien creci con sus películas y desconocía esta.
    Creo que por fin entendí lo que decías antes, que no estar de acuerdo con disney actual que más que trabajar por amor al arte compra compañías, es mejor darle a pulmon.
    Y por cierto también me gusta la espada en la piedra 1963, si estuve navegando por tu blog por curioso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.