Retrospectiva Dark Universe: The Monolith Monsters (1957)

Publicidad

No es fácil sostener una franquicia durante 35 años y eventualmente llega ese momento inevitable donde las ideas se empiezan a agotar.

Especialmente si el estudio estrena cuatro películas centradas en el mismo género en un período de 12 meses..

El inició 1957 con el estreno de El increíble hombre menguante y luego continuó con las historias centradas en monstruos gigantes como The Deadly Mantis y The Land Unknow.

En diciembre de ese año presentaron la que fue una de las producciones más extravagantes y ridículas de toda la serie, pese a que contaba con un concepto interesante.

The Monolith Monsters tuvo la intención de combinar la ciencia ficción con el cine catástrofe y el thriller de supervivencia.

La historia tenía su ambición y fue concebida por Jack Arnold, guionista estrella de Universal, responsable de Creature from Black Lagoon, It Came from Outer Space y Tarantula.

En este caso le dio un giro diferente al concepto de la amenazas de los monstruos con una idea delirante.

El desierto de California era afectado por una lluvia de meteoritos que esparcía centenares de fragmentos en las cercanías de un pueblo.

Cuando esos pedazos de roca tomaban contacto con el agua se convertían en unos monolitos gigantes que aplastaban a cualquier ser vivo que tenían cerca.

Es decir que el gran villano de la película y la amenaza para la humanidad estaba representado por un grupo de piedras que por motivos inexplicables cobraban vida y tenían reacciones violentas.

A partir de esta premisa delirante el director John Sherwood intentaba construir un thriller que resultaba una comedia por los aspectos ridículos del conflicto.

El problema con esta idea es que los monstruos de piedra generaban más risa que miedo y ya en 1957 nadie se tomaba en serio este relato.

Un aspecto muy divertido de esta producción es que todo el reparto brinda una labor dramática como si estuvieran trabajando en obra de ciencia ficción profunda , algo que hace más gracioso el visionado del film.

Los monolitos violentos contaban con un buen trabajo en los efectos especiales y muy especialmente en el sonido pero el concepto lamentablemente resultó fallido.

Dentro del elenco las figuras más conocidas eran Grant Williams, quien unos meses atrás había sido el protagonista de El increíble hombre menguante y Lola Albright, quien un año más tarde se convirtió en una actriz popular de la televisión por la serie de Blake Edwards, Peter Gunn.

Aunque The Monolith Monsters no fue el suceso que esperaba Universal con el paso de los años se convirtió en un referente de la ciencia ficción que se hacía en ese período.

John Carpenter le rindió homenaje en su obra They Live , de 1988, donde incluía una recordada escena de esta producción.

Cabe destacar que esta fue la última película centrada en la idea de los monstruos gigantes, ya que en los años siguientes, en el tramo final de la franquicia, el Dark Universe volvió a sus fuentes tradicionales dentro del cine de terror.

El avance original.

Publicidad

2 Comentarios

  1. Genial reseña Hugo!
    Cuando vi esos monstruos rocosos no sé por qué hice cruce con una de las pelis de Superman… Los deja vu de la Matrix jaja!
    Me encanta esta sección, buenísimo el blog.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.