Los hombres detrás del telón: Un libro de Andrés Máspero

Publicidad

Uno de los libros que más disfruté este año junto con El Cartel, de Don Winslow.

Los hombres detrás del telón es el nuevo trabajo de , un escritor argentino que desde hace años recomiendo en el blog.

Ya reseñé sus dos trabajos previos centrados en la ciencia ficción, El futuro pasado y Discordia, que me engancharon mucho por su estilo narrativo.

Este año el autor editó su nuevo trabajo y la verdad que tenía mis dudas con esta propuesta porque se relaciona con un género que detesto y me aburre mucho.

Me refiero a la novela sobre futuros distópicos que suelen tener como protagonistas a personajes adolescentes. Perdí la paciencia con esta clase de relatos porque suelen ser siempre lo mismo y las malas adaptaciones cinematográficas tampoco ayudaron a que se modificara mi opinión sobre este tema.

Los trabajos previos de Andrés se centraban en la ciencia ficción hardcore, de esa clase que no abunda en la producción literaria local, y su nueva obra se encaminaba por un camino diferente.

Luego de leer los primeros dos episodios de Los hombres detrás del telón no sólo me quedó claro que esto era algo distinto sino que me atrapó muchísimo el conflicto.

Desde la presentación de los personajes se nota la intención de Máspero de evitar todos los clichés que muchos de nosotros detestamos en los relatos de futuros distópicos, como el infumable triángulo amoroso entre los protagonistas o lo villanos fascistas acartonados.

A continuación voy a destacar la sinopsis del libro y no me voy a expandir demasiado en detalles del argumento, porque mientras menos información tengan más van a disfrutar la experiencia de lectura que ofrece esta propuesta.

En un pueblo perdido de las Tierras de Nadie, los campos ya están sembrados y, para que su Dios los bendiga con lluvias, solo queda una cosa por hacer: quemar a un niño. 

Tomás, un muchacho de tan solo doce años, sospecha que él será el elegido para arder. Sabe que es blasfemo preocuparse, que debería considerarlo un honor, pues así ha sido educado como todos los demás niños en el pueblo. Pero algo dentro de sí lo hace dudar. 

Cuando Donovan, el hereje del pueblo, le revela un terrible secreto, todo lo que Tomás cree conocer se desmorona y comprende que debe tomar una difícil decisión: aceptar su destino o cambiar su mundo.

A través de esa premisa  Los hombres detrás del telón explora con mucha crudeza las consecuencias trágicas que puede generar en una sociedad el fanatismo religioso y en general las ideologías fundamentalistas.

A través del personaje de Tomás, quien intenta rebelarse ante estas costumbres perversas que su pueblo contempla con normalidad, el lector se sumerge en un thriller escalofriante que tiene tintes del género de terror.

Un detalle que me pareció muy interesante y le otorga un enorme realismo a esta historia es que los miembros de esta secta no son villanos trillados que disfrutan el sadismo simplemente porque son perversos.

La manipulación que ejerce la secta es tan poderosa a nivel psicológico que el ritual de quemar a un niño en esta comunidad se ve como algo normal.

Mientras leía esta novela no pude evitar acordarme de una noticia que surgió hace poco en los medios, donde la Iglesia universal del Reino de Dios, de Brasil, empezó a formar ejércitos de jóvenes que tienen un entrenamiento marcial (con propósitos no muy claros) y se hacen llamar los “Guerreros de Dios”.

Un disparate absoluto que el resto de las personas que siguen esa institución evangélica lo toman como algo normal.

Los hombres detrás del telón pueden operar en las Tierras de Nadie pero este tipo de organizaciones, que no queman niños pero se rigen con el mismo fundamentalismo, están entre nosotros y eso genera que el libro sea más escalofriante.

Creo que ese es otro de las ganchos que tiene este relato, ya que si bien se encamina en el terreno de la novela juvenil, la experiencia del protagonista y el mundo que lo rodea siempre se siente real.

El suspenso está muy bien trabajado y una vez que Máspero estableció el conflicto principal el libro se vuelve adictivo.

Si buscan un buen thriller se van a enganchar con esto.

Mi única objeción con esta obra no pasa por una cuestión artística, sino técnica de edición. En el libro físico la tipografía de la letra para mi gusto es demasiado chica y me generaba forzar la vista para seguir el texto.

Algo que no se da con la versión digital donde en el Kindle aumentas el tamaño de las letras como te resulte más cómodo.

Entrevista con Andrés Máspero

Luego de leer el libro contacté al autor para hacerle las siguientes preguntas sobre su nueva novela que amablemente respondió para el blog.

– Después de dos buenas obras de ciencia ficción, en este proyecto incursionaste en el terreno de la novela juvenil distópica que viene algo vapuleada. Hay una saturación de ofertas en las librerías  y la mayoría son bastante malas y trilladas, ya que suelen girar sobre los mismo.

¿Qué te impulsó a meterte en esta temática donde hoy cuesta bastante encontrar buenas novedades?

Andres Máspero: -Hay una frase muy popular que dice que «si hay un libro que querés leer y no existe, estás obligado a escribirlo», y en parte creo que esto explica el motivo por el cual escribí Los hombres detrás del telón.

Siempre me gustaron las distopías clásicas, como 1984 o Farenheit 451, pero nunca logré conectar con las juveniles, en particular las actuales. Como indicas, el mercado juvenil está saturado con distopías muy parecidas entre sí, y eso es un problema cuando no te genera ningún sentimiento la formula que están usando.

Así que una de mis intenciones fue escribir una novela juvenil que a mí me hubiera gustado leer durante mi adolescencia.

-Buena parte de la novela distópica juvenil y sus adaptaciones cinematográficas se convirtieron en un gran lugar común con elementos trillados. En tu novela hiciste un gran trabajo para evadirlos pero me interesa preguntarte lo siguiente.

¿Faltan escritores con ideas originales o son las editoriales que prefieren invertir en la publicación de fórmulas explotadas?

Te lo pregunto porque al leer las cubiertas de estos libros o inclusive las películas que se estrenan parecen todas iguales.

-No creo que sea por una falta de escritores. Siempre habrá alguien con alguna idea innovadora. Pero a veces una buena idea no es la apropiada para cierto grupo editorial o es el mismo autor que no la sabe publicitar a las editoriales.

También creo que el motivo es económico. La industria editorial es un negocio y daría la impresión que, cada vez más, asumen menos riesgos y prefieren apostar a géneros y modelos de historias que saben que venden o a nombres de autores conocidos. No es muy distinto de lo que pasa en Hollywood, donde ahora todos los blockbusters son o películas de superheroes o reboots, remakes o secuelas de propiedades ya existentes. Me parece que es una actitud generalizada en la industria del entretenimiento en este aspecto.

– Las ideologías fundamentalistas es uno de los grandes ejes de Los hombres detrás del telón. ¿Cuando empezaste a concebir el libro tenías claro de entrada que ibas a a bordar está temática o primero aparecieron los personajes y el relato luego se encaminó por ese lado?

Me interesa mucho saber cuál fue el primer elemento que disparó la trama.

-Generalmente, con mayor o menor detalle dependiendo del proyecto, antes de empezar a escribir suelo planificar a donde irá la historia, sus personajes y los temas a tratar. En este caso, la temática del fanatismo y el fundamentalismo estaban presentes desde la concepción de la idea.

Creo que el fanatismo, en todas sus formas, es un tema muy actual e intrigante, y no estoy al tanto de que haya demasiada ficción, en particular juvenil, que trate este tema.

Por lo tanto, no quería que el protagonista de mi novela peleara contra un gobierno fascista o una fuerza malvada, sino que quería que estuviera enfrentado a algo mucho más difícil de solucionar como es el fanatismo y las personas que lo predican. Narrativamente me pareció más interesante. Acota demasiado lo que puede hacer el protagonista para tratar de cumplir su objetivo y te obliga como escritor a ser más creativo.

-En mi experiencia de lectura con el libro, por momentos sentí que me encontraba ante una novela de terror por todo el contexto en el que se desarrolla el conflicto de Tomás, que es un poco perturbador. Inclusive la cubierta me remite al género de horror.

¿Es una sensación mía o jugaste de manera deliberada con el género?

 Me gusta bastante el terror, y creo que hubiera desaprovechado una oportunidad si no incluía ciertos elementos del género en Los hombres detrás del telón. Pero, a la vez, la historia se presta bastante a esto, más que nada, porque la sociedad en la cual vive nuestro protagonista es ciertamente escalofriante.

Es un lugar donde está sistematizada la quema anual de un niño y la mayoría de los pueblerinos les parece algo totalmente razonable y hasta esperado. Y, quizá lo que más incómoda, son los extremos a los que llegan a veces para defender este ritual.  Y creo que eso es lo que más genera horror en general. No los monstruos o el gore, sino las actitudes de ciertas personas en situaciones extremas.

-Andrés dentro de este género juvenil. ¿Cuáles son las novelas que considerás las más destacadas?

De las recientes, dentro del género distópico juvenil, la verdad es que hay algunas que uno puede leer y entretenerse por un rato, pero no sé si las consideraría como destacadas. Y, remitiéndome de vuelta a la primera pregunta, por eso decidí escribir Los hombres detrás del telón.

Mi recomendación para aquellos que les gustan las distopías y solo han leido juveniles, es que vayan más allá del género juvenil y le den una oportunidad a las distopías como 1984, de Orwell; La carretera, de Cormac McCarthy; El fugitivo, de Stephen King; El hombre en el castillo, de Phillip K Dick (que también es una ucronía); y Farenheit 451, de Bradbury, entre otros.

Pueden conseguir Los hombres detrás del telón por las siguientes vías.

Si buscan el formato digital:


En formato físico:
https://www.bookdepository.com/Los-Hombres-Detr%C3%A1s-del-Tel%C3%B3n-J-Maspero/9781986848633

https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-720085072-los-hombres-detras-del-telon-a-j-maspero-firmado-_JM?quantity=1

Publicidad

14 Comentarios

  1. Se incorpora a la lista de deseados en amazon a la espera de terminar lo que estoy leyendo.

    Hablando de ciencia ficcion, distopia y novela juvenil, no se si conocer la saga de amanecer rojo de pierce brown, que si bien no logra esquivar todos los cliches del genero plantea un mundo interesante y mezcla muy bien la ciencia ficcion con la fantasia. la primera novela puede recordar un poco a los juegos del hambre pero no es mas que una parte de la historia del protagonista.

  2. Me alegra que te guste este tipo de libro Hugo, pienso parecido respecto con la iglesia universal de Dios de Brasil aunque admito que veo producciones bíblicas de brasil.
    Ya se que esta mal preguntar esto pero no me podrías dar consejos para buscar trabajo como periodista de entretenimiento, nos robaron la escribania de mi madre y abuelo y también la crisis económica nos esta golpeando duro.
    Se difundir noticias por blogs y reseñar, pero no se que tan diferente sea de ser periodista.

    Perdón si incomodo con esta pregunta.

  3. Hola Franco, como en tantos otros campos el mundo de los medios está bastante complicado. Creo que si me hubiera tocado empezar ahora sería más difícil que cuando cuando lo hice en el 2001. Sobre todo porque en este momento hay una sobrepoblación de periodistas o comunicadores que quieren dedicarse al entretenimiento. Ahora todo el mundo quiere comentar películas y serie de televisión y al haber demasiada oferta, se complica un poco la búsqueda de trabajo en este campo, en este momento.
    Pero si estás dispuesto a hacerlo y pelearla, te daría dos sugerencias que en mi opinión son importantes.

    La primera es apostar fuerte a la formación cultural. No te conviertas en un cabeza de funko que cree el arte en el cine pasa por las últimas series de Netflix o las películas de Marcvel y DC. Estudia los clásicos, los diversos géneros y estilos de cine porque es combustible que después te servirá para el laburo.
    La otra es concentrarse en buscar tu propia voz, sin copiar a nadie porque sino no llegás a ningún lado. Esto no es sencillo y lleva tiempo y paciencia. A mi me llevó seis años encontrar mi propio estilo pero es importante para construir tu propia comunidad de lectores, oyentes o televidentes, según donde trabajes.
    Hoy también tenés la ventaja de internet donde podés tener más libertad en el trabajo y llegar por diversas plataformas, ya sea podcast, blogs, webs o videos. Es un modo de insertarse con más facilidad que no estaba disponible cuando yo empecé.
    La carrera de periodismo lo que te va a dar son herramientas para manejarte mejor en los medios pero no alcanza si después no desarrollás tu propia voz y te instruís en el tema que querés trabajar.
    Saludos.

  4. Muchas gracias hugo por responder por hago algo que me aconsejo mi padre: ser honesto y difundir con respeto porque no todos piensan como yo.
    Y eso es cierto he observado muchas discusiones en redes sociales que no llevan a nada.
    Pero estoy con ganas de trabajar porque me gusta y quiero ayudar a mi familia.
    Aunque no tenga estudios de comunicación o periodismo, podría trabajar para algún diario o medio de comunicación por el momento.
    Estoy de acuerdo contigo en compartir temas mas allá de Marvel y DC.

  5. Ni idea Llanero, mañana le preguntó al autor y vemos que onda.
    Igual no me sorprende porque vi la misma situación con otros productos. Este año compré un tomo que recopila los primeros cómics de Vampirella de los años ´60 por 650 pesos y otro vendedores lo tienen a 3200 pesos, algo que me parece un desquicio absoluto.

    Hay desequilibrios importantes en los precios de mercado libre dentro de un mismo producto que no queda muy claro.

  6. Hola Hugo, gracias por la recomendación! Y muy buena entrevista, especialmente las preguntas que hacés. Había leído que te gustaban las competencias de cocina, así que si todavía no viste “The final table”, te la recomiendo. Está en Netflix. Es un concurso de cocina que tiene la particularidad en que los participantes son chefs reconocidos en sus países (con restaurantes y premios). Cada capítulo corresponde a un país en el que deben preparar una comida local y, de quedar sentenciados, deben cocinar para un groso de ese país con un ingrediente que éste elija. Muy bueno la verdad.

  7. Que recomendación interesante!!! ya tengo tres libros para este año que viene jejeje. A mi los futuros distópicos y pasados medievales ultimamente me viene gustando mucho.

  8. Esta es la época en la que descanso de los libros de la facu y busco algo diferente para leer. Me gustaron la reseña y la entrevista así que lo pedí por ML ($250+envío), lo recibí recién, vino firmado y cuidadosamente envuelto en plástico de burbujas, así que ya tengo un auto-regalo navideño y muchas burbujas para reventar.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.