Reseña de Cobra Kai

Este fin de semana terminé de ver .

Ahora puedo reafirmar con seguridad lo que había mencionado en el primer comentario. Definitivamente la gran sorpresa del año en materia de series de televisión.

No sólo la disfruté muchísimo sino que me sorprendió con algunos giros que toma la historia en la mitad de la serie.

Me pareció fantástico que el personaje de Miguel, quien en un momento amagaba con ser el nuevo Daniel LaRusso terminara convertido en el monstruo que creó Johnny con sus viejas filosofías violentas.

Por otra parte, su hijo Robby, que en un principio no queda claro el rol que juega en la trama, se destaca como un digno sucesor de la escuela de Miyagi, en un estupendo giro que establece la tensión perfecta entre los dos protagonistas.

Un detalle fantástico de Cobra Kai es el modo en que adapta dentro de un contexto moderno, las problemáticas adolescentes que se trabajaban en la trilogía original y el modo en que modifica la visión de esos filmes.

Al repasar las entregas previas no podés volvér a ver a Larusso y Jhonny de la misma manera y en mi opinión eso es lo que debe aportar una continuación cuando está bien realizada.

Es decir, un complemento que desarrolla la trama y sus personajes en lugar de limitarse a presentar una copia carbón de lo que ya vimos en el pasado.

Me pareció muy divertido también que la serie no ignorara la teoría graciosa de internet (que siempre apoyé) donde se retrata a Larusso desde una visión más negativa.

Un tema que está impecablemente trabajado en lo que fue para mí una de las mejores escenas de esta temporada.

La virtud de Cobra Kai es que toma un personaje como Johnny, que durante décadas quedó en el inconsciente de los espectadores como un villano trillado, en un personaje más complejo al que no le dan un redención sencilla.

En estos días donde la corrección política apunta a crear una ficción uniforme, donde los panfletos moralistas tienen prioridad sobre los conflictos, en esta serie el personaje principal no es precisamente un sujeto admirable.

Johnny es un viejo dinosaurio de los años ´80 que en más de una ocasión presenta actitudes xenófobas y sexistas y pese a todo uno le llega a tomar cariño.

Lo opuesto ocurre con LaRusso, el gran héroe de las películas, cuya vida acomodada es opacada por  varias carencias emocionales y en el primer arco de la serie se expande su condición de karateka pusilánime.

Jamás entenderé a la gente que encontraba algún rasgo admirable de él en los filmes originales.

No obstante, también hay que destacarlo hacia el final Larusso adquiere una óptica más positiva a través de la relación con Robby.

Algo que me hace pensar que Cobra Kai tal vez apunte a a establecer una redención para los dos protagonistas que luchan con sus demonios internos.

La historia termina además con un gancho muy atractivo por el camino de oscuridad que recorrió Miguel, cuya bondad e inocencia terminó corrompida por las enseñanzas de Johnny.

Ese es un pequeño Frankestein que puede traer muchos problemas y la misma suerte corren sus amigos, que pasaron de ser víctimas del bullying a manifestar una violencia descontrolada, como si nadie saliera indemne de la escuela Cobra Kai.

Por eso el tremendo final con el regreso de Martin Kove en el rol de John Kreese abre numerosas posibilidades.

Desde los aspectos técnicos la serie también me pareció excelente y quiero destacar especialmente el excelente uso en la narración del recurso del flasbacks, que contribuyen a incrementar en varios momentos el tono emocional de las escenas.

Si tuviera que marcar alguna objeción a la serie la verdad que son cuestiones mínimas.

Por ejemplo, no me gustó el personaje del primo de LaRusso, que es un idiota que no aporta nada y me pareció que las habilidades marciales de Miguel y Robby se desarrollaron demasiado rápido para tener un torneo en el final.

El tema es que la trama en los últimos episodios se puso tan apasionante que hasta se hubiera podido obviar el campeonato, si bien algunos espectadores podrían considerarlo decepcionante.

Lo cierto es que de todas estas últimas series nuevas que aparecieron en la televisión, ninguna me enganchó tanto como Cobra Kai y ahora queda la eterna espera hasta que se estrene la segunda temporada el año que viene.

 

 

 

16 Comentarios

  1. Maravillos serie, lo mejor del año para mi. Me encantó el formato de 30min y ese ritmo donde no hay ni escena de mas todo lo contrario a Luke Cage por ejemplo donde sobran seis horas de serie. Me emociono, me divirtió, buenas las escenas de artes marciales (pocas pero bien dosificadas)en definitiva me gustó muchisimo mas que las peliculas originales.

  2. Yo por lo menos a los pibes los vi muy bien en el torneo, no es joda lo de ellos y se perfilan como buenos artistas marciales.
    Para mí fue una temporada casi perfecta y ya espero la segunda! Ahora estoy viendo la serie de Luis Miguel y la verdad me sorprendió! Pese a que jamás fui un fan suyo me enganche con la serie por lo bien actuada y armada que está.
    Saludos!

  3. Coincido. Una sorpresa espectacular, me parecio muy bien manejado todo. Desde los personajes hasta las tematicas. Es imposible no querer a Lawrence.
    El capitulo 5 con el tributo a Pat Morita y el ascenso de Miguel con la pelea de la cafeteria vale doble por el metraje, una apuesta para que tomen nota las series de 45/50 minutos.
    Trate de convencer a la mayor cantidad de personas para que la vieran y la verdad es que a todos les gusto.

  4. Imperdonable que la hayas pateado tanto, fui al laburo sin dormir por culpa de esta serie, los 10 en hilo despues de “veo el primero y a la cama”.
    Mi unico temor es como van a continuar con la segunda temporada y no tirar todo al tacho.

  5. Yo quiero pedir, un aplauso para los editores…es genial el laburo que hicieron , en donde capítulos de 30/35 minutos, no se notaran cortes ni perdidas de fluidez en la historia, eso hizo que la seria haya salido redonda en todos los aspectos.

  6. Me encanto, creo que es especial para gente como yo que no se engancha con ninguna serie.
    Lo que mas me gusto es que tanto Larusso como Johnny son personajes con defectos.
    Johnny parece tener una redención en todo lo que va la serie, pero el momento que mas me atrapo fue cuando Larusso va a visitar la tumba de Miyagi y se da cuenta de cuanto lo necesita y lo dormido que había estado en los últimos años (parecido a Johnny pero con éxito en la vida).
    Creo que el único personaje casi perfecto de toda la franquicia es Miyagi, el resto son humanos lejos de ser perfectos.
    El final te deja esperando con ansias la segunda temporada, que espero que no cambie el formato.

  7. Es una gran serie con mucho futuro! Concuerdo en todo y no solo me parece una redención de los personajes, sino también de los propios actores. Especialmente William Zabka, su trabajo me pareció soberbio con un tiempo para el drama y la comedia impecable. Ojala lo podamos ver en mas trabajos.
    Esta serie es un claro ejemplo de que las cosas pueden ser muy buenas cuando la gente que trabaja detrás de las cámaras realmente tiene un gran amor y respeto por la original. Algo que Disney tendría que tomar nota con sus nuevas Star wars.
    Cobra Kai fue de lo mejor del año y espero que nos sigan brindando mas de estos personajes.
    Saludos.

  8. Esta serie fue genial. La admiración que tiene la gente con Daniel Larusso de las películas originales, me incluyo, era ver como el tipo sufría bulling pero luego con la ayuda de su mentor el Sr Miyagi yñ les daba su merecido a los agresores. Muchos vivieron situaciones parecidas en la adolescencia y darle una lección al flaco delante de todos en un campeonato de Karate con una te ni a especial, es genial. No habrá sido la única película pero esos momentos generaron una gran conexión con la audiencia.

    Volviendo a la serie este giro de ver la óptica de Johnny, me chocaba al principio (esta idea la conocí por Barney Stinson en HIMYM) pero después terminé re comprando la idea. La verdad que se lucieron y esperemos que no decaiga en la segunda temporada.

  9. En lo personal (siguiendo el off topic) me gusto mucho la serie de Luis Miguel y eso que no le tenia fe y tampoco son fan de su musica, todavia no la termine de ver por que largan los capitulos los domingos (creo). Diego Boneta hace un muy buen laburo como Luis Miguel tanto en actuacion como cuando hace las canciones pese a que tiene una voz menos luminosa que Luis Miguel pero se defiende muy bien y esta Cesar Bordon que le da jerarquia a la serie haciendo de uno de los primeros mentores de Luis Miguel. A lo mejor marea un poco tanto salto en el tiempo de la infancia y el presente (fines de los 80′ en la serie) de Luis Miguel y las escenas de sexo que se podian haber evitado ya que todos sabiamos que en esa epoca se trincaba minas a rolete, no hace falta que te lo muestren! pero en si se trata de una buena produccion y que esta muy bien actuada, las tensiones que se muestran en la relacion que tenia Luis Miguel y el garca que tuvo como padre son geniales. Mirala a ver que te parece y despues leemos tu reseña!
    Saludos!

  10. Totalmente de acuerdo en tu reseña, a mi también me hizo ruido que los dos terminen en la final del torneo. Deberían haberse cruzado en una semifinal y listo. Le hubiera dado un poco más de realismo a la situación. Igual no deja deja de ser excelente.

  11. No puedo creer lo que estoy por escribir. Dios y Ala me perdonen. La serie de “Luis Miguel” es de lo mejor también de este año Hugo. Difícil entender quw esta serie este encima avalada por el cantante. Mas que biográfica es una catarsis del músico. Drama, sexo y la desmembracion de una familia a lo mas bajo opuesta a la fama y riqueza que se conoce. Hace como “star treck” jaja

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.