Los subtítulos de Deadpool 2

 

En este post quería destacar algo que me molestó mucho de y me olvidé de mencionar en la reseña.

El subtitulado.

Al hecho que los estrenos doblados en castellano suelen tener más copias en las salas y sólo en las funciones nocturnas las podés disfrutar en su idioma original, ahora también arruinan los subtítulos.

Realmente quiero creer que el caso de Deadpool 2 fue una mala idea de la compañía Fox que surgió por las numerosas referencias a la cultura pop norteamericana y no se convertirá en una tendencia hacia el futuro.

A lo largo del film el subtitulado en lugar de traducir los diálogos originales distorsiona los chistes para adaptarlos al público local.

De ese modo, cuando el protagonista busca nombres para su futuro hijo y escoge “Todd” los subtítulos lo traducen como “Chayanne“.

Luego hacen una broma con otro nombre que se asocia con delincuentes (no recuerdo cuál era exactamente) y en la película lo cambian por “el Bryan”.

El subtitulado te saca por completo de la película porque las adaptaciones locales que hacen de los chistes quedan fuera de contexto.

En otro momento Deadpool menciona que lloró cuando cancelaron la serie Felicity y lo traducen como Chespirito, algo que queda completamente descolgado. Sobre todo porque en el cine escuchás claramente que los actores dicen otra cosa.

La adaptación local de los chistes no sólo no aporta nada sino que te distrae de la película al generarse un conflicto entre el diálogo original y lo que se traduce.

¿Por qué motivos Ryan Reynolds haría un chiste sobre Ricardo Arjona?

No tiene sentido y me parece que tiende a subestimar la inteligencia del público, que en una propuesta de este estilo puede captar perfectamente las referencias.

La función del subtitulado debería enfocarse en traducir los diálogos originales en lugar de brindar su propia versión de la historia.

 

 

10 Comentarios

  1. La ultima vez que recuerdo que tradujeron muy mal una pelicula, fue en el doblaje argentino de “los increibles”, que en cierto momento de la pelicula, un vehiculo agarraba una avenida y se escucha de que dicen ” Tomemos la 9 de Julio”. Como si pixar conociera la 9 de Julio.

  2. Con respecto a los comentarios del Anónimo, Alejandro Bono y Bruno, esas no me parecen excusas creíbles. Ya señalé el ejemplo de Stevie Wonder en el doblaje de la primer película. Eso es una traducción más ampliada y accesible al público general. No es lo mismo que poner un “Brayan”, que es básicamente entre un “latinismo” o “localismo”, cosa que cada vez más detesto en doblajes, y ahora en los subtitulados (o al menos en este caso) es la misma bosta inbancable. Sin mencionar las traducciones “porteñizadas” o “argetinizadas” en las colecciones de cómics que cada tanto lanza Clarín, al menos las que yo poseo.

    Insisto, si van a cambiar referencias en doblajes o subtítulos, al menos que se hagan un poco más neutrales, o “internacionales” dentro de lo posible (como lo que señalé). Uno o dos “localismos” no harían daño, pero más que eso… bueno, para que seguir repitiéndome y repitiendo lo que muchos pensamos.

  3. Sinceramente creo que la traducción fue pésima. Una de las cosas que más me chocaron, además de las ya señaladas, fue cuando tradujeron “prison wallet” a “el siempre sucio”…
    Me pareció una idiotez, no entiendo cómo dejaron pasar todo ese guión horriblemente traducido/adaptado.
    Hacía mucho que no veía una traducción “oficial” tan mala.

  4. Eso fue a pedido de Pixar en el doblaje con actores y personalidades argentinas. Aunque en el GPS aparecía otra calle y eso quedaba raro.

  5. Julia, me gustaría conocer su propuesta de traducción a «prison wallet». Respecto al artículo, yo creo que el subtitulaje fue muy acertado. Una traducción literal es insuficiente; el texto meta debe comunicar un mensaje equivalente al texto original y, por supuesto, se debe considerar la cultura de la audiencia meta. A pesar de que Estados Unidos influye ampliamente en América Latina, su cultura no es nuestra cultura. Como usted mismo menciona, se trata de la traducción de un chiste, por lo tanto, no se puede obviar el propósito de este: evocar la risa en el público. ¿Cuántas personas se hubieran reído al leer el nombre Todd, que les es ajeno?

  6. Sí porque leer “El Bryan” fue desopilate Eva y está en perfecta sintonía con la cultura en la que se mueve Deadpool en la trama.
    Este argumento suena como la explicación que le debe haber dado a Fox la empresa que hizo el subtitulado.
    Perfecto, siga con los subtítulos de Monty Python que van bárbaro, mientras subestiman a la audiencia meta y crean más idiotas.

  7. En la versión doblada cometieron las mismas boludeces. Yo cuando lo escuchaba a todo eso lejos de hacerme reír me decía “El Brian? Es en serio?

  8. Y también me acuerdo de ese error garrafal en “X-men first class” que le mandaron VILLA GESELL, ARGENTINA (cuando se ve a la legua que era Bariloche) y el otro en lugar de decir “quédate quieto o te meto un cuete, hijo de puta” le mandaron un “quieto cabron!” Como si estuviera en México y no en Argentina!
    Esas cuestiones de marketing la verdad quedan para el orto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.