Retrospectiva Dark Universe

Capítulo 1: El origen del terror

Comenzamos un largo y épico viaje por la historia de los grandes próceres del género de terror que consolidaron un estilo de cine que sigue vigente en esto días.

Esta será una de las retrospectivas más extensas en la historia del blog por lo que deberán acostumbrase a encontrar en adelante notas sobre monstruos, científicos locos, heroínas justicieras y psicópatas asesinos.

El Dark Universe del estudio Universal fue el primer multiverso de ficción de la historia del cine y para conocerlo en detalle es menester adentrarnos previamente a los orígenes del género de terror.

Las fascinación por lo desconocido, las pesadillas y las fuerzas del mal siempre cautivaron a la humanidad desde la  antigüedad.

Si bien las expresiones artísticas fueron cambiando con el paso del tiempo, el atractivo por el horror y las historias que generaban miedo y repulsión siempre estuvieron ahí.

Primero a través de los relatos orales y luego por medio de la narrativa que fue el medio que daría origen a la sagrada trinidad del Dark Universe, conformada por Drácula, Frankenstein y el Hombre Lobo.

Sin embargo, mucho antes que ellos aparecieran en la literatura William Shakespeare se convirtió en el gran padre del género de terror con esa obra escalofriante que fue Titus Andronicus, concebida entre 1588 y 1593.

Una historia que contenía escenas de mutilaciones y canibalismo que no tenían nada que envidiarle a lo que serían siglos después las películas más oscuras de Lucio Fulci o Wes Craven.

Con Titus Andronicus, Shakespeare no sólo se convirtió en el padre del gore sino que fue el pionero en trabajar el terror a través del entretenimiento.

Una obra que tendría una enorme influencia en lo que sería a finales del siglo 18 el gran templo de los espectáculos sangrientos, como fue el Teatro Guignol de París.

Sus espectáculos centrados en el gore a través de los efectos especiales lograban que el público se desmayara o vomitara en el teatro por el modo en que se retrataba la violencia extrema.

Sin embargo, a la gente le encantaba y las entradas para ver espectáculos morbosos se agotaban con facilidad.

Las propuestas del teatro Guignol eventualmente dejaron de llamar la atención en Francia con la aparición del cinematógrafo inventado por los hermanos Lumiere.

Con el nacimiento de un nuevo lenguaje artístico, el terror cambió de medio pero el atractivo del público por estas propuestas no decayó en absoluto.

La curiosidad de esta cuestión es que el primer antecedente del género se produjo de un modo accidentado.

En 1896 Georges Méliès, el auténtico padre de los efectos especiales, creó un corto titulado The House of the Devil.

Su intención era brindar una fantasía humorística con personajes grotescos que hicieran reír, sin embargo el público lo tomó de un modo muy diferente.

La aparicipnes de personajes como el Diablo, fantasmas y el primer vampiro en la historia del cine generaron más miedo que risas en el inocente público del siglo 19 y partir de ese momento se incrementaron las historias de este tipo.

En el siguiente video pueden disfrutar el corto completo de Méliès,que no tiene desperdicio.

Con la llegada del siglo 20 el terror empezó a ser uno de los géneros principales del cine y brindó la aparición del primer monstruo que fue el famoso Mr. Hyde de Robert L. Stevenson.

Lamentablemente ese corto de 1908 producido por la productora Selig se perdió con el paso del tiempo y no pudo ser preservado.

En su momento el éxito comercial de esa producción abrió la puerta a que la famosa creación de Mary Shelley hiciera su debut en el cine.

En 1910 Frankestein aterró al público por primera vez con una propuesta más intensa concebida por el director J.Sealey Dawley.

Aunque la trama era una adaptación libre de la novela original, la aparición del monstruo era impactante y daba miedo, gracias a un impecable uso del efectos especiales y el maquillaje que usaba el actor Charles Ogles.

Pueden disfrutar de ese film en el siguiente video.

Con la irrupción de esa corriente artística conocida como el Expresionismo alemán, durante las primeras décadas del siglo 20, el género de terror cobró fuerza en el cine y estableció la impronta visual que tendría más adelante el Dark Universe.

Dentro de los numerosos filmes europeos que influenciarían a las producciones norteamericanas hubo dos obras que tuvieron una influencia especial.

El cabinete del Doctor Caligari (1920)

La historia del hipnotizador que utilizaba a un sonámbulo para cometer crímenes marcó una bisagra en este género por la novedades técnicas que presentó.

La estética gótica, el trabajo de iluminación con las sombras y el concepto del giro sorpresivo en el argumento se convirtieron en elementos esenciales del del cine de horror y el policial negro estadounidense.

Ya reseñe en detalle esta película por lo que no me voy a detener demasiado en el tema, pero es importante destacarla ya que la obra de Robert Wiener estableció la estética que adoptaría el universo de ficción de Universal.

Nosferatu (1922)

Por esas injusticias del mundo del arte y la prensa todos los elogios de este film siempre se dirigen al director F.M.Murnau, pero fue el productor Alvin Grau el verdadero responsable de introducir todos esos aspectos de Nosferatu que revolucionaron el cine de terror.

En esta adaptación no autorizada del Drácula de Bram Stoker, Grau definió la estética que tendría la película, creó los escenarios tétricos y colaboró con el guión de Henrik Galeen, uno de los artistas más importantes del expresionismo alemán.

La relación del productor con el Ocultimo fue una clave importante a la hora de trabajar en la historia la mitología del vampiro.

De hecho, toda la simbología que se puede ver en los manuscritos que aparecen en la trama contienen elementos reales de magia negra que fueron incorporados por Grau.

Esto por supuesto no desmerece la dirección de Murnau ni la memorable interpretación de Max Scherck como el conde Orlok, pero es importante aclarar que Nosferatu no hubiera sido lo mismo sin los aportes del productor.

Hace poco volví a verla después de mucho tiempo y la verdad que tiene momentos con el vampiro que logran ser aterradores.

Pese al éxito que consiguió en las salas, la productora Prana Films terminó en la quiebra debido a un juicio por plagio de Florence Stoker, la viuda del creador de Drácula.

Una corte ordenó la destrucción de todas las copias de Nosferatu, pero afortunadamente una cinta que se había distribuido en el exterior se conservó.

Gracias al fenómeno de culto que generó esta producción la copia se duplicó con el el paso del tiempo y debido a esa preservación hoy podemos disfrutarla en versiones restauradas.

Mientras tanto en Hollywood..

El estudio Universal había sido fundado en 1915 por Carl Laemmle y para fines de los años ´20 era una compañía que funcionaba a través del nepotismo absoluto.

Es decir, ños ejecutivos no eran seleccionados por sus talentos sino por el hecho que tenían un vínculo filial con los principales directivos.

La compañía en ese momento atravesaba una situación financiera muy complicada y lograba subsistir a través de sus productos en los géneros del melodrama, el westerns y los seriales de aventuras.

En 1928, Carl Laemmle Jr. fue nombrado director de Universal por el padre fundador de la compañía, como un regalo de cumpleaños por su aniversario número 21.

Esto que parece grotesco sucedió realmente y se relaciona con el modo en que estudio se manejaba con los puestos ejecutivos.

El 90 por ciento de los puestos importantes en aquellos días eran ocupados por familiares de los fundadores.

Sin embargo, contra todos los pronósticos negativos que auguraban su juventud, sumado a la falta de experiencia, Junior sorprendió a todos los directivos con sus iniciativas.

Carl Jr. convenció a su padre de apostar a la vanguardia de la tecnología disponible, como el proceso Technicolor, que luego derivó en la producción de King of Jazz (1930), el primer musical a colores en la historia del cine.

También fue responsable de gestar Sin novedades en el frente (1930) que ganaría un Oscar a la Mejor Película y se convertiría en una obra maestra del género bélico.

Sin embargo, la mayor hazaña de su carrera sería la de convencer a los viejos dinosaurios de Universal que el estudio debía apostar al género de terror.

Una cuestión que hasta ese momento la compañía había evitado, ya que no consideraban que ese tipo de cine fuera positivo para la reputación de sus productos.

No obstante, Laemmle Jr. había notado el éxito que tenían las obras del expresionismo alemán en Europa y estaba convencido que se podía hacer los mismo en Estados Unidos.

Los buenos aciertos de su gestión consiguieron que en el peor momento económico de Universal el joven director pudiera concretar su apuesta al cine de terror.

Así fue que el Jorobado de Notre Damme de Victor Hugo hizo su debut en el cine y ninguno de los fundadores de Universal pudo imaginar que el monstruo salvaría de la quiebra a la compañía.

 

 

 

11 Comentarios

  1. Bien Hugo, sigo con interes la evolucion del cine de terror.
    Soy un amante del genero asi que buena idea la de la retrospectiva.
    Eso si, si va a ser mas larga que la de Camelot o la mujer maravilla estas hablando de algo groso de verdad!!
    Muy buen laburo y te sigo leyendo.
    Saludos

  2. que bien…se vienen unas lindas publicaciones de un lindo genero ^^

    me gustaría ver mas propuestas de terror en teatro. Que interesante hubiese sido presenciar una obra del teatro guignol (ya su nombre invita al interes jaja) La única que llegue a ver de terror en mi vida fue una que recomendaste vos (si mal no recuerdo) en su momento, sobre posesiones demoniacas con chicas como protagonistas. Encima fue un dia que no se que carajo habia afuera (manifestacion, festejo o algo) y al principio se escuchaba todo el bardo de la calle…por suerte despues el sonido de la obra tapo todo el despelote (o la inmersion fue tanta que uno simplemente se olvido de ello)

  3. por cierto, el director de “la bruja” va a ser el encargado de la remake de nosferatu. Con suerte salga algo bueno para ver en pantalla grande (mejor es incierto ya que, remake pocas veces vence a original)

  4. ah! la ultima y no jodo mas…joe jhonston se retira del cine! A la mierda mi deseo de que dirija una peli de la criatura de la laguna negra ),:

  5. Si! Fue muy loca esa obra y tenía muy buenos climas. Creo que no hay tantas opciones porque es un género muy complicado de trabajar.
    Drama y comedia hace cualquiera, ahora generar terror en el teatro es complicadísimo.

  6. hugo increible este post
    lo del Teatro Guignol me dejo loco con esos posters
    muy loco lo del corto The House of the Devil, no entiendo como les pudo causar miedo a los espectadores, el genero de terror va cambiando cada decada
    la de frankestein con danse macabre de fondo si da miedo
    muy bueno, espero el siguiente!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*