Retrospectiva Camelot: El mejor (1984)

Publicidad

Episodio 23

Como pudimos ver claramente en las entregas previas de este informe, la mitología del Rey Arturo es tan grande y compleja que permite la posibilidad de adaptar a estos personajes en cualquier medio o contextos en que se desee.

A la hora de destacar las adaptaciones más originales de las leyendas de Camelot es imposible ignorar a El mejor (The Natural), una gran película de Barry Levinson que en 1984 fue nominada a cuatro premios Oscar.

En esta oportunidad la leyenda artúrica fue trabajada a través de un drama deportivo relacionado con el béisbol y tuvo como protagonista a Robert Redford.

La historia se desarrolla en 1923 en los Estados Unidos y gira en torno a Roy Hobbs (Redford), uno de los jugadores de béisbol más prometedores de las grandes ligas.

El joven atleta sorprende al público con las hazañas que realiza con un bate especial, un instrumento que el jugador creó con la madera de un árbol destruido por un trueno.

Hobbs llama a su bate “Wonderboy” y en el campo de juego se convierte en una pieza clave para la victoria de su equipo.

Sin embargo, su carrera enseguida llega a su fin debido al atentado que sufre en manos de una psicópata que lo seduce para acribillarlo en un hotel.

La mujer, que tenía el antecedente de haber asesinado a otros dos atletas, se suicida pero no logra cumplir con su objetivo.

Roy sobrevive pero las lesiones que le deja el incidente acaban con su carrera.

16 años después Hobbs, quien ya tiene 35 años, es contratado por un equipo de Nueva York para volver a la liga como jugador.

Aunque cuenta con la oposición del entrenador del equipo y los fans que lo ven como un atleta viejo, el protagonista utiliza esa oportunidad para cumplir su sueño personal de convertirse en el más grande jugador en la historia de ese deporte.

La película fue una adaptación de la novela homónima de Bernard Malamud, que presentaba originalmente un enfoque más oscuro y triste de este conflicto.

El director Barry Levinson, por el contrario, tomó el relato para convertirlo en un film deportivo inspirador sobre la realización de los sueños.

Probablemente al leer esto te hagas la siguiente pregunta.

¿Qué diablos tiene que ver la historia de un jugador de béisbol con el mito artúrico?

La respuesta es tan curiosa como sencilla.

natural b

La novela de Malamud fue una adaptación moderna de la famosa leyenda de Perceval y el Rey Pescador, una de las historias más famosas relacionadas con la mitología de Camelot.

El Rey Pescador era el último representante de una estirpe de protectores del Santo Grial y originalmente apareció en la literatura en la obra de Chrétien de Troyes, Perceval o el cuento del Grial, del año 1190  .

La trama presentaba a un rey inválido por una lesión en la ingle que se veía imposibilitado de gobernar sus tierras. Debido a esta cuestión su reino se terminaba convirtiendo en un páramo desolado.

El hombre había recibido la lesión al intentar tomar por la fuerza una mujer, algo que iba en contra de los códigos de vida que tenían los protectores del Grial.

Aunque varios caballeros de Arturo intentaron curarlo, sólo Perceval resultaba el elegido para ayudar al hombre y en consecuencia a su reino perdido.

En la película El Mejor el rey está representado en el entrenador de béisbol que interpreta Wilford Bibley (Cocoon), cuyo nombre era Pop Fisher.

Roy Hobbs encarnaba el rol de Perceval, que en este caso se fusionaba con Arturo, y a través de la segunda oportunidad que recibía lograba revivir la gloria perdida de un entrenador que había caído en desgracia tras varios años de derrotas consecutivas,

En este relato el reino en decadencia que volvía a cobrar vida con la ayuda del héroe era el equipo de béisbol, que no por casualidad se llamaba los New York Knights.

La labor del director Levinson fue estupenda porque el film desarrollaba una historia que exploraba la corrupción en ese deporte al mismo tiempo que le daba un giro original al cuento del Rey Pescador.

Si bien la película a simple vista parece un drama deportivo, las referencias al mito artúrico están muy presentes en la trama y le otorgan una impronta de fantasía muy especial.

Los triunfos de Hobbs que la prensa calificaba de “talento divino” representaban, la condición de Perceval como elegido de Dios para encontrar el Grial.

Dentro de las hazañas que lograba el héroe, su bate Wonderboy funcionaba como una analogía de la espada de Excalibur que lo ayudaba a concretar la misión que tenía en su vida.

Redford está increíble en esta película y estuvo rodeado de un gran elenco donde se destacaron también Kim Basinger, Glenn Close y Robert Duvall.

La película fue muy bien recibida por el público y la prensa en el momento de su estreno y terminó nominada al Oscar en los rubros de Mejor actriz de reparto (Close), Mejor fotografía (una gran labor de Caleb Deschanel), Dirección de arte y Mejor música (Randy Newman).

Una opción original para disfrutar una clásica leyenda del mito artúrico desde un enfoque diferente.

Un Dato Loco: El atentado que sufre el personaje de Redford a comienzo del film estuvo basado en un famoso hecho real relacionado con el béisbol.

El 14 de junio de 1949, Ruth Ann Steinhagen,  de 19 años, le disparó en la habitación de un hotel al jugador de béisbol Eddie Waitkus, de los Phillies de Filadelfia.

La joven estaba obsesionada con el deportista y luego de conocerlo en persona intentó matarlo. En su momento fue uno de los primeros casos que se registró en los Estados Unidos sobre el acoso a una celebridad por parte de un fanático.

Waitkus logró salvar su vida de milagro y un tiempo después volvió a jugar en su equipo. La joven fue detenida y terminó internada en un hospital psiquiátrico.

Una foto famosa, que pueden ver a continuación, retrató un tiempo después a Ruth Ann en prisión, donde tenía cerca de ella la foto de Waitkus tomada por los diarios durante su recuperación.

natural19n-7-web

Este es el avance original del film.

 

Publicidad

1 Comentario

Comentarios cerrados.