The Killing: La novela de David Hewson

Publicidad

davidhewson_TKThe Killing es una de las mejores producciones policiales que brindó la televisión en las últimas décadas.

La versión original surgió en Dinamarca y resultó un fenómeno de culto internacional, algo que no ocurría en este género desde Twin Peaks, a tal punto que enseguida hicieron la remake norteamericana con Mireille Enos (Guerra Mundial Zombie) y Joel Kinnaman  (el nuevo Robocop) que trasladó la historia a Seattle.

Acá nos encontramos con la primera rareza de esta propuesta.

Estamos acostumbrados a ver como en Hollywood destruyen muchísimas historias originales con refritos mal hechos y en este caso las cosas se dieron de un modo distinto.

La remake resultó un excelente adaptación y califica claramente entre las mejores series de tv de estos últimos tiempos, donde reunieron un elenco que brindó interpretaciones espectaculares.

En Dinamarca The Killing resultó un fenómeno tan grande que hasta tuvo un impacto en el turismo internacional que ahora viaja a Copenhagen para visitar las locaciones.

Inclusive las mujeres pueden comprar los famoso sweaters de la detective Sara Lund que son furor entre las fanática del programa.

Ahora bien, entre el merchandising oficial también sacaron la novela que adaptó el guión televisivo en prosa.

Por lo general nunca me engancho con estas cosas porque son productos comerciales que suelen inventar los yankees para hacer dinero.

The-KillingEn Estados Unidos son un clásico las adaptaciones literarias de películas.

Sin embargo aprendí a no descartar del todo estas propuestas porque a veces surgen cosas interesantes.

Un ejemplo de ellos es la novela de Dick Tracy, basada en la película de Warren Beatty, que escribió Max Allan Collins y es de lectura obligatoria para cualquier fan del cómic, porque desarrolla mucho más la trama y además presenta un final distinto al que vimos en el cine.

En el caso de The Killing decidí leer la novela porque su autor era David Hewson.

Esto me sorprendió muchísimo porque el escritor inglés nunca se involucra en este tipo de proyectos.

Hewson es muy conocido dentro del género policial por su saga de  novelas con el detective Nic Costa que transcurren en Roma.

Lo cierto es que su labor en The Killing resultó absolutamente brillante y probablemente uno de sus mejores trabajos hasta la fecha.

La trama transcurre en Dinamarca y trabaja con la idea original de la serie, cuyo conflicto gira en torno a la violación y asesinato de Nanna Birk Larsen, una joven adolescente que aparece muerta dentro del auto de partido político, cuyo candidato busca acceder a gobernar la ciudad.

La detective Sara Lund, que está a punto de mudarse a Suecia con su hijo y su novio, a último momento le encargan como última tarea que colabore con su reemplazante, Jan Meyer en el caso.

Sin embargo, los giros que va tomando los hechos generan que la policía se vea más comprometida con la resolución del crimen.

La sinopsis hasta acá es la misma de la serie, sin embargo, lo que cambia radicalmente es como te la cuenta David Hewson.

La novela no sólo desarrolla muchísimos más la vida de los personajes involucrados en el caso, sino que además presenta un final alternativo, radicalmente distinto.

En lo personal me pareció un enfoque completamente superior a la serie porque la trama termina siendo mucho más triste y oscura que la versión original.

Un raro caso donde la adaptación literaria supera al guión original.

Hewson trabajó de cerca con el creador de la serie, Soren Sveistrup para desarrollar esta versión alternativa de la historia.

Sin adelantarles ninguna sorpresa, lo que puedo mencionar es que el cambio principal del conflicto radica en las causas por la que Nanna Larksen termina asesinada y el autor del hecho.

El asesino y sus motivaciones son completamente diferentes y no está relacionado con lo que se vio en las series de televisión.

En lo personal me gustó más porque desde lo emocional creo que resultó más impactante por como se desencadenan los hechos y los que ocurre con varios personajes hacia el final.

Por otra parte, en la literatura Hewson pudo trabajar con más espacio el desarrollo de los protagonistas que uno llega a conocer mejor.

Y acá está lo lindo.

Si nunca viste The Killing te vas a encontrar con una excelente novela policial de 708 páginas que te vas a devorar enseguida porque es atrapante.

Hay que destacar en esto la maestría narrativa de David Hewson.

A diferencia de bodrios larguísimos como la saga Millenium que tiene poco de policial para mí, acá te encontrás con un excelente exponente del subgénero de procedimientos policiales que con mucho realismo y suspenso te envuelve por completo desde las primeras páginas.

El libro es largo pero lo disfrutás a pleno por la manera en que está narrado.

Por otra parte si te gustó la serie de televisión podés revivir la historia con un enfoque diferente.

Esto es lo que me gustó de The Killing.

No se limitaron a publicar la típica adaptación literaria sino que crearon una buena propuesta policial que tiene identidad propia y es un gran recomendación dentro de este género.

Ahora tengo que darles la mala noticia.

Lamentablemente no se editó en castellano, todavía, y sólo se consigue en inglés en los locales de las librerías Kel, que lo tienen disponible.

Si te llevás bien con el inglés es una excelente propuesta para tener en cuenta.

La novela fue muy bien recibida en el ambiente de la literatura policial y como se vendió bien parece que Hewson publicará otra historia más relacionada con The Killing.

Publicidad

2 comentarios

  1. (se me publico solo el comentario anterior, matenme)
    este es uno de esos libros que si no te lo compras en el momento, despues te terminas arrepintiendo.
    The Killing es fabulosa, es una de las pocas remakes estadounidenses que han logrado salir bien paradas, es una lastima que jamas obtuviese el merito que se merecía (hace un par de días anunciaron que AMC no renovaba por una 4ta temporada y que la cancela definitivamente, después del TERRIBLE final de la tercer temporada), ni por su guion, ni actuaciones, ni por su ambientación; ese famoso «el escenario es tambien un protagonista de la historia» en esta serie se aprecio a la perfección.

Los comentarios están cerrados.