Ojo por ojo

Después de remarla desde 1977 en roles protagónicos con filmes de acción donde llamó la atención en la pantalla grande, finalmente consiguió el trabajo que lo catapultó como  estrella de Hollywood.

Ojo por ojo, de 1981, fue la película que lo consagró cómo héroe de acción y lo úbicó a Norris como uno de las nuevas figuras importantes del género.

Si bien, como vimos en notas anteriores, ya venía trabajando hace rato fue esta película la que marcó la bisagra en su carrera.

Ojo por ojo fue un muy buen film de acción que dentro de este género se detacó como una de la producciónes más solidas de principios de los años ´80.

Es como que lo planetas se alinearon y le perimitieron a Chuck encontrar el proyecto perfecto que venía buscando desde fines de los ´70.

El film fue dirigido por Steve Carver, un buen director que la tenía clara con la acción, quien más tarde haría otro clásico de culto como fue Lobo solitario.

Carver fue uno de los tantos discipulos que brindó Roger Corman en los ´70. En este caso el realizador se hizo conocido por los filmes de acción clase B,  The arena (Pam Grier), Big Bad Mama (Angie Dickinson) y Capone, que representó una de las primeras apariciones de Sylvester Stallone en el cine en 1975.

Norris en esta ocasión estuvo rodeado de un muy buen elenco conformado por Chistopher Lee, Richard Roundtree (Shaft) y Mako (Conan, el báraro).

Chuck, que esta vez se afeitó el bigote setentoso, interpreta a Sean Kane (otro gran nombre), un agente de narcóticos que luego que asesinan a su compañero  renuncia a la policía para buscar venganza.

Historia clásica que en esa década sería refrítada una y otra vez.

Creo que el director Carver fue el que mejor le encontró la vuelta a Norris en el cine.

En sus películas anteriores es como que había muchas escenas de diálogos tratando de mostrar al protagonista en situaciones dramáticas y las historias no terminaban de funcionar.

Carver sabía que Norris no era un actor que aspirara al Oscar y le sacó jugó a lo que mejor sabía hacer.

Por eso Ojo por Ojo es importante ya que que acá vemos surgir al Chuck que se haría famoso en los años siguientes dentro de este género.

Carver apostó a las secuencias de acción con mucha piroctenia y combates de artes mariciales que en un punto era lo que la gente buscaba.

Chistopher Lee era el villano principal y el gran oponente del héroe fue interpretado por el Profesor Toru Tanaka un profesional de la lucha libre, que hoy es considerado uno de los mejores villanos que tuvo Norris en el cine.

También estaban Mako, quien trabajó con todos los grandes como Jackie Chan, Bruce Lee y Sammo Hung y Richard Roundtree, quien brindó un buena interpretación como el clásico jefe cabrón de policía.

Dentro de lo que fueron los primeros filmes de Chuck Norris este fue uno de los mejores ya que se concentró a pleno en la acción y brindó una propuesta entretenida.

A partir de esta producción los trabajos de Norris empezaronn a destacarse en la traquilla alrededor del mundo.

El trailer original.

 

 

4 Comentarios

Comentarios cerrados.