Doce del Patíbulo: La novela de E. M. Nathanson

EL PEOR LIBRO QUE LLEVO LEIDO ESTE AÑO.

Un garrón!!!!

Acá tenemos un extraño caso en el que la adaptación cinematográfica superó por completo a la obra literaria.

Doce del Patíbulo es un super clásico del cine bélico, que siempre tiene un puesto en la lista de las mejores películas de la historia del cine.

Es la gran aventura de psicópatas mercenarios y misiones suicidas que hasta el día de hoy no pudo ser superada.

Este film con Lee Marvin y Charles Bronson, entre otros, fue una adaptación de la novela homónima de E. M. Nathanson , quien es conocido por este trabajo principalmente.

La película merece un post aparte y no me voy a referir hoy sobre ella, sino sobre la obra original.

Qué decepción.

Por suerte conseguí este libro en oferta en inglés por 15 pesos porque me hubiera molestado pagar más por semejante tedio, ya que me podría haber comprado otra cosa.

Doce del Patíbulo presenta un concepto interesante y sumamente atractivo.

La trama transcurre durante la Segunda Guerra Mundial.

A doce criminales peligrosos condenados a muerte se le brinda una segunda oportunidad. El ejército le ofrece conmutarles la pena si aceptan ser parte de una misión suicida. Deben destruir un puesto de alto mando nazi ubicado en una mansión, que además funciona como centro vacacional y fuerte de defenza.

Los doce delincuentes tienen que aprender a cooperar entre sí y entrenarse para un trabajo en el que las chances de sobrevivir son escasas.

El concepto es fascinante y brinda una buena idea para una gran historia de suspenso.

Cuando empecé a leer este libro estaba muy ilusionado con la idea de disfrutar un gran trhiller bélico como los que escribía el maestro Alistair MacLean, responsable de “Los cañones de Navarone” y “El desafío de la Águilas”, una de mis novelas favoritas del año pasado.

Lo que nunca me imaginé es que me iba a encontrar con semejante bodrio insufrible.

Doce del Patíbulo es un libro muy complicado de leer por la manera en que fue escrito y el que busque un gran aventura bélica de mercenarios se va a llevar un fiasco con esto.

En prime lugar la narración de Nathanson es absolutamente insufrible.

La novela hace mucho hincapié en los aspectos psicológicos de los personajes con una tonelada de flashbacks que narra el pasado de los mercenarios.

Lo que en un principio es interesante porque te permite conocer con profundidad a personajes clásicos que uno recuerda del cine, se vuelve un gran problema cuando te das cuenta que la novela no avanza a ningún lado.

Flashbacks y entrenamiento, flashbacks y entrenamiento, flashblacks y más entrenamiento y esto sigue así hasta que empezás a saltearte capítulos sin perderte de nada relevante, ya que la historia sigue estancada.

Entonces descubrís un pequeño detalle.

De las 695 páginas que tiene el libro la misión comienza en la 686 y el autor te narra el hecho más importante de la historia a través de un frío informe militar totalmente anti climático en que se cuenta el destino de cada soldado.

No hay tensión, no hay suspenso, no hay dramatismo, nada.

Nathanson desarrolla el tema la misión como si se tratara del inventario de un almacén.

Se cierra el informe y se acabó el libro.

Es absolutamente frustrante el desarrollo ultra lento que tiene el conflicto con situaciones intrascendentes que lo único que logran es que pierdas interés en el relato.

Lo que hicieron con la película es fabuloso, porque más allá del elenco de actorazos que tuvo, le dieron emoción a la trama al mismo tiempo que desarrollaban los personajes.

En la película llegás a conocer bien a los mercenarios y la manera en que se relacionan entre sí, pero también se crea tensión y suspenso con el tema de la misión, que es lo más importante.

No me extraña que E. M. Nathanson sea un autor desconocido cuya obra nadie recuerda, mientras que Alistair MacLean (que además fue veterano de la Segunda Guerra Mundial) se convirtió en uno de los más prestigiosos autores del género.

La razón es que el tipo creaba historias emocionantes que estaban impecablemente desarrolladas.

No puedo decir lo mismo de la novela Doce del Patíbulo.

Hace mucho tiempo que no me encontraba con un libro tan aburrido como este.  En este caso me quedo toda la vida con la película.