El Padrino: La novela de Mario Puzo

Una joya de literatura policial que todo amante del género me parece debe leer en algún momento.

Si creer que ya conocés la historia por el simple hecho de haber visto la película de Francis Ford Coppola estaría dejando pasar la oportunidad de descubrir a uno de los escritores más importantes que surgieron en el siglo 20.

Mario Puzo fue un artista brillante (recordemos que también revolucionó los filmes de superhéroes al escribir el guión de la primera película de Superman), y pese a que tuvo una bibliografía relativamente corta de 11 novelas, trascendió como uno de los grandes maestros de la literatura policial estadounidense.

Escribió poco porque se tomaba mucho tiempo para publicar un nuevo trabajo.

Su trilogía de mafiosos es excelente y brinda una gran lectura para quienes se interesan por estos temas.

La serie está compuesta por “El Padrino” (1969), “El Sciciliano”  (1984), que técnicamente es la secuela oficial de los Corleone, y “Omertá”, publicada de manera póstuma en el 2000.

Este último trabajo no tiene nada que ver con los Corleone pero forma parte de la serie de obras que Puso dedicó al tema de la Mafia.

Aunque hayas visto el film numerosas veces, “El Padrino” es un gran libro porque desarrolla con más precisión un montón de cuestiones relacionadas con los personajes y sus vidas.

Cuando se publicó por primea vez en 1969 fue un acontecimiento importante ya que hasta ese momento ningún libro de ficción había retratado las intimidades y códigos de un clan mafioso como lo hizo Puzo con esta historia.

Términos como “consiglieri“,  “caporegime” “Cosa Nostra” y “omertá” (la ley de silencio de los gángsters) sólo eran usados por los criminales que pertenecían al sub mundo de la Mafia italiana.

Ni en el cine se escuchaban esas palabras.

El éxito de este libro, en mi opinión, radicó en que a diferencia de otras obras del autor, “El Padrino” resultó una auténtica experiencia para los lectores  al introducirlos, como nadie lo había hecho hasta ese momento, en la intimidad de la vida cotidiana de un clan mafioso.

En la actualidad la novela pese a ser un clásico fue totalmente superada por “Gángster” de Lorenzo Carcaterra, que además de brindar una tremenda historia épica cuanta con una investigación histórica sobre el mundo de la Mafia mucho más profunda.

Sin embargo, Puzo fue el gran pionero en desnudar los códigos y principios de los gánsgters y siempre va a tener ese mérito.

Además brindó frases emblemáticas que ya quedaron en la cultura popular como “Le haré una oferta que no podrá rechazar” o “un abogado puede robar más con su maletín que un hombre con cien pistolas“.

 

Algo que me encanta de “El Padrino” es la narración de Puzo que te envuelve por completo desde las primeras páginas por la manera en que construye el mundo de los protagonistas.

Lo que me mata de este autor que es el ejemplo perfecto de lo que siempre digo sobre el hecho que no es necesario en el arte ser aburrido para tratar cosas profundas.

“El Padrino” tiene diálogos y reflexiones tremenda sobre la amistad la traición, la integridad, la familia y todo se trabaja con la narración de un policial, que salvo por algunos baches, mantiene la tensión de manera constante.

El libro profundiza muchos aspectos de varios personajes y expande situaciones que en el cine fueron eliminadas.

Después de leer la novela entendí mejor los motivos por los cuales Coppola dejó afuera muchos momentos interesantes.

El film tal cual lo adaptaron ya era bastante largo, si encima agregaban más cosas se convertía en una miniserie.

Puzo desarrolla muchísimo más en el libro a personajes como Tom Hagen (mi favorito), Luca Brasi, Kay Adams, Carlo Rizzi Al Neri, el policía que luego se convierte en guardaespaldas de Michael Corleone.

Lo de Hagen (interpretado en el cine por Robert Duvall) es genial porque llegás a conocerlo mucho más y podés  descubrir en detalle como funciona su trabajo de consiglieri.

Además se cuenta el origen y ascenso en el mundo de la Mafia de Vito Corleone que son capítulos que después se usaron como flasbacks en El Padrino II.

La tensión que logra Puzo cuando hacia el final entra a narrar la guerra entre los Corleone y las demás familias es mortal. Son episodios que te los devorás enseguida por el suspenso que tienen.

Sin embargo, una crítica negativa que le hago a este libro también es la falta de edición.

En este punto  me parece que Coppola hizo una gran trabajo en la adpatación. La película nunca pierde el foco del conflicto central que es algo en lo que a veces tambalea la novela.

Con todo respeto a Puzo, pero hay un montón de páginas en este libro que no tienen razón de ser y me parece que atentan contra el desarrollo de la trama central.

El problema es que el autor se detiene a describir un montón de situaciones relacionadas con personajes secundarios que no aportan absolutamente nada al conflicto principal y  son capítulos que si los pasás por alto no afectan en absoluto a la trama central.

Por ejemplo, a quién le importa los detalles amorosos del cantante Johnny Fontane y la relación con sus esposas, cuando después el personaje desaparece por completo del argumento.

Qué diablos me importa los pormenores sentimentales de Lucy Manzini, la amante de Sonny Corleone, y su vida en Las Vegas cuando el personaje no tienen ningún tipo de peso en los hechos que suceden después.

Ese es un problema que tiene para mí “El Padrino”.

Venís totalmente cebado en la lectura por las cosas que ocurren con los Corleone y Puzo a veces te corta la tensión mal para pasar a centrarse en detalles obsoletos, como una larga conversación entre Johnny Fontane y su esposa que ocupan un montón de páginas sin sentido.

No es un dato menor que estos momentos que menciono fueron eliminados de la película. Por eso remarco que Coppola hizo un gran trabajo en ese sentido con la narración, porque evitó irse por la ramas como sucede en algunos segmentos de la novela.

Son un par de objeciones personales que yo le hago a este libro, pero eso no quita el hecho que es una tremenda propuesta literaria que recomiendo leer si nunca lo hicieron todavía.

8 Comentarios

  1. Un libro increible!! Hugo hasta donde tengo entendido el guión que hizo Puzo y los Newman (los autores de la horrenda Superman III) fue un asco y por eso Richard Donner trajo al consultor creativo de la serie Los Hart.

  2. Sí, tampoco es que era horrible, sino que presentaba una versión más infantil, de la que prefería Donner.
    Tom Mankiewicz fue el que reescribió el guión y lo hizo más serio.

  3. Quiero decir que “El padrino”, tanto el libro como la pelicula, son un oraculo para la vida. Creo que deberia ser de lectura obligatoria escolar; exagerando un poco! jajaja.

  4. Ja Ja! Estoy totalmente de acuerdo!
    Si fuera ministro de educación incluiría en el programa de estudios Momo (primaria) y El Padrino (secundaria)para ser estudiados.
    Dos manuales de vida que brindan lecciones realmente importantes.

  5. hola hugo, como estas? mira yo leo comics y me quiero meter en lo que es literatura policial y de ciencia ficcion. que libro me recomendas para empezar???? -Muchas gracias.

  6. Hola Lucas en materia de policiales te recomendaría empezar por los clásicos como Dashiell Hammett, Raymond Chandler, Gilbert K Chesterton y después pasar a lo hardcore como James Ellroy.

    En materia de ciencia ficción no soy un gran consumidor del género pero te recomendaría cualquier libro de Ray Bradbury o Richard Matheson.
    Saludos!

Comentarios cerrados.