Capitán América: La leyenda viviente

Si no referimos al mundo del cómic el nombre de John Byrne representa palabras mayores.

Sin exagerar se trata de un escritor que revolucionó cada personaje que trabajó dentro del género de superhéroes.

Tambien es una figura controvertida dentro de este medio porque cuando prende el ventilador de mierda en las entrevistas no deja títeres con cabeza. No tiene nada que envidiarle en ese aspecto a Moria Casán.

Lo cierto es que en lo suyo el tipo es brillante y las cosas que hizo para revistas como X-Men, She Hulk y Hellboy, entre tantas otras, son geniales.

Byrne es más que nada famoso por haber renovado en los ´80 a dos clásicos emblemáticos como Los Cuatro Fantásticos y Superman.

En 1981 tomó los personajes creados por Stan Lee e inició una nueva era en esa historieta con un nuevo enfoque de los personajes que resultaron más apasionantes, debido a la humanidad y dramatismo que tenían sus argumentos.

Con Byrne Los Cuatros Fantásticos iniciaron su segunda etapa dorada que duró hasta 1986.

Después de eso el escritor presentaría su gran obra maestra con la que yo creo va a ser recordado toda su vida.

En 1986 publicó la emblemática miniserie El Hombre de Acero para la editorial DC que representó el gran reboot de Superman después de una contuinidad de más de cuarenta años.

John tomó a Superman y lo convirtió en un personaje mucho más atractivo y vulnerable con el que creó toda una nueva mitología.

Esa continuidad de Superman duró hasta hace unos meses cuando la editorial DC tuvo la lamentable idea de reiniciar otra vez de cero su universo de ficción. Un pendejada total que vamos a ver cuanto dura.

El Superman de Byrne es el cómic con el que mucho de nosotros nos iniciamos como coleccionistas y fanáticos de este arte.

Lo cierto es que en la bibliografía de este maestro existe una auténtica rareza que no tiene desperdicio.

Antes de dedicarse a renovar Los Cuatros Fantásticos, Byrne trabajó un breve período en el cómic del , donde brindó aunténticas joyitas en esta serie.

Junto a Roger Stern, otro gran artista del medio que también luego hizo cosas fabulosas con Superman, Byrne trabajo con el Capitán durante diez meses, de julio de 1980 a marzo de 1981.

La editorial Panini recientemente sacó a la venta un fabuloso libro en tapa dura titulado “Capitán América: La leyenda viviente” que recopila todos los números que hicieron  Byrne y Stern con este personaje.

Como haría con Superman años después John bajó del bronce y del idealismo patriotero al personaje y lo hizo más humano y realista.

La dupla de artistas trabajó a la perfección durante estos números los esfuerzos de Steve Rogers para adapatarse al nuevo mundo en el que vive.

En esta etapa Steve trabaja como ilustrador de publicidades y tiene inconvenientes económicos y problemas cotidianos reales que se combinan con los desafíos que debe enfrentar como el Capitán América.

Las historias se destacan por el conetenido argumental y la acción que está muy bien balanceada.

En este breve período del cómic hubo episodios memorables donde al Capitán lo postulan como candidato a la presidencia de Estados Unidos y reencuentros con personas de su pasado como el Barón Sangre y Union Jack.

El último trabajo de Byrne fue el número 255, donde se celebró el 40 aniversario del héroe con una historia especial que expandió los orígenes de Steve Rogers. Imperdible.

Ya sea que sean seguidores de este gran artista o del Capitán América este libro de colección no tiene desperdicio y fue editado con una muy buena presentación.

Definitivamente lo recomiendo.

Lo pueden conseguir en las librerías de cómics.

3 Comentarios

  1. La verdad que tus notas de comics me hacen pensar porque no le pongo un poco más de ahínco en la lectura, estoy al día con los mangas, pero los comics los tengo abandonados.

    En vista de eventos recientes, estaría bueno leer una nota sobre esa película “Piratas de Sylicon Valley” no? sobre la creación de Microsoft y Apple. (o por ahi me la perdí y ya la hiciste)

Comentarios cerrados.