Mis vecinos los Yamada

Una atípica película de los estudios Ghibli que en 1999 dirigió , uno de los más grandes realizadores de esa compañía junto con Hayao Miyazaki.

Esta es una propuesta muy loca, ya que representó la primera producción de Ghibli en ser íntegramente realizada a través de la animación computada.

Mis vecinos los Yamada fue una adaptación del manga “Nono-chan”, de Hisaichi Ishii que se publicó en los ´90 en el díario japonés Asahi Shimburn, uno de los periódicos más importantes de ese país.

El cómic fue super popular cuando salió en el diario en su momento y debido al éxito de estos personajes la película animada no tardó en llegar a los cines.

El film es interesante desde lo artístico porque no tiene absolutamente nada que ver con lo que venía haciendo el estudio hasta ese momento.

La estética del dibujo se alejó del animé clásico para presentar un largometraje que narraba la historia con personajes y escenarios realizados con pinturas de acuarelas que crearon a través de la tecnología digital.

La película narra la vida cotidiana de una familia japonesa a través de distintas situaciones que atraviezan los persoanajes.

No hay una historia central sino que el film se desarrolla a través de muchas historias cortas donde vemos como los Yamada se relacionan entre sí.

Algunos son más graciosos que otro y los más interesante pasa por ver como funciona la vida cotidiana en otra cultura.

Mis vecinos los Yamada tuvo críticas absolutamente exageradas que hasta el día de hoy no logré comprender.

El film no es para nada malo, pero está muy, pero muy lejos de ser la obra maestra del director Takahata que algunos medios afirman.

Me parece una locura total catalogarla de esa manera, sobre todo cuando este hombre brindó trabajos muy superiores e importantes como La tumba de las luciérnagas, Pom Poko y Only Yesterday que más adelante reseñaré y hoy son clásicos memorables de Ghibli y el cine de animación oriental.

De hecho Mis vecinos los Yamada resultó el fracaso comercial más importante en las historia de esta compañía, ya que el público en su gran mayoría no se enganchó con esta propuesta.

Por eso también en Ghibli nunca más hicieron un film de esta manera y se mantuvieron en el terreno de la animación tradicional.

El problema que tiene los Yamada es que al no tener un argumento central los 111 minutos se hacen interminables y la película termina por aburrir. Sobre todo si no sos japonés, porque hay un montón de referencias cómicas a la cultura de ese país que a lo mejor en ese lugar pueden ser  desopilante, pero desde la mirada occidental resulta lo opuesto.

Las historias que se cuentan no están mal pero en este formato de película no terminan de convencer demasiado y que la película haya resultado un fiasco en Japón, donde los persoanajes son muy famosos, indica que el film no funcionó.

De todas manera es una rareza interesante de Ghibli que yo recomiendo conocer, sobre todo porque nunca más volvieron a realizar película de este estilo.

Mis vecinos los Yamada se consigue en dvd.

2 Comentarios

1 Trackback / Pingback

  1. Pom Poko: Un film de los estudios Ghibli | HUGO ZAPATA

Comentarios cerrados.