La Balada de la Bella Durmiente

Una joya deL cómic reciente cuyos laureles se los tiene totalmente merecidos.

La Balada de la Bella Durmiente es uno de las novelas gráficas más divertidas y originales que se publicaron en el último tiempo y que no deja de ser otra muestra de las cosas grossas que se hacen en el circuito independiente de la historietas.

Este cómic que hoy recomiendo y ya se ganó un puesto en mi top ten anual es una historia sumamente atrapante que combinó a la perfección el spaguetti western con los clásicos cuentos de hadas.

En este caso se relaciona con el relato de la Bella Durmiente narrado desde la óptica de un oscuro western de venganza y el resultado es fabuloso.

El escritor Gabriel Benson tomó todos los componente tradicionales del cuento de hadas y los adaptó en un universo distinto donde las clásicas historias de cowboys se ven afectadas por elementos fantásticos.

La trama arranca con dos supuestos criminales que están a puntos de ser colgados por el sheriff de un pueblo.

Cole Jarret es un pistolero atormentado por los crímenes que cometió para vengar la muerte de su esposa.

El día que lo setencian a muerte conoce a Red un chico que también esta a punto de morir y le cuenta la extraña historia de una chica de su pueblo que quedo adormecida al cumplir 16 años para siempre a raíz de una maldición que le hechó una bruja india.

Junto con ella también quedó adormecido todo el pueblo para siempre. La joven paga el precio de los pecados que cometieron los fundadores del pueblo al instalarse en un lugar sagrado.

Cole queda atrapado por esa historia que en un principio le  parece las locuras de un adolescente trastornado y decide ayudar al chico como un último acto de redención, que mitigue el dolor que tiene dentro suyo por las cosas que hizo en el pasado.

Son ocho capítulos y desde el inicio la trama te engancha por completo.

Lo que me gustó de este cómic es que trabaja el aspecto más oscuro del cuenta de la Bella Durmiente. La chica que jamás dañó a nadie es condenada con una maldición desde que nace por las acciones que cometieron sus padres.

Otro de los grandes aciertos de esta historieta son los fabulosos dibujos de Mike Hawthorne.

Es impresionante lo que hizo con todos los paisajes del oeste de Estados Unidos donde se puede ver en detalle la profundidad de las llanuras.

También sobresale un muy buen manejo de la narración en la secuencias de acción que son muy atrapantes.

El villano principal que persigue al pistolero por los crímenes que cometío estuvo claramente inspirado en Lee Van Cleef y es muy loco cuando lo ves por primera vez porque está igual.

Hawthorne ya había colaborado con Benson en los cómics de Terminator 3 con los que arrancó la editorial Beckett hace unos años. Actualmente la compañía Image banca financieramente los títulos que saca Beckett, que principalmente son miniseries y novelas gráficas.

Para poder competir con los productos de las grandes editoriales en el 2004 los 8 números de La Balada de la Bella Durmiente se vendieron a 1.99 dólares, algo que atrajo de inmediato a los lectores.

En el caso de esta historia la críticas fueron excelentes y cuando terminás este relato te das cuenta que los elogios fueron justos.

A mi por lo menos me encantó.

Traten de conseguirla que no se van a arrepentir. Una mirada muy original y fresca de un clásico de los cuentos de hadas.