Domingo Negro: Un clásico de Thomas Harris

libroMucho antes de hacerse conocido con su maravillosa creación de Hannibal Lecter, Thomas Harris debutó en la literatura con Domingo Negro, una novela de suspenso que hoy en día tiene una temenda vigencia.

Esta historia es la única en la que no aparece ningún personaje relacionado con el famoso canibal y se centra en un grupo terrorista, que con la colaboración de un veterano de la guerra de Vietnam, planea un ataque en los Estados Unidos.

Concretamente los tipos quieren estrelllar un dirigible Zeppelin en un estadio de futbol donde se juega el Super Bowl (la gran final de fútbol americano), al que asiste el presidente norteamericano.

La novela se publicó por primera vez en 1975 y Harris se inspiró en la masacre de Múnich para crear esta historia. De hecho el grupo terrorista de su novela es Septiembre Negro, que fue la organización responsable de la matanza que se llevó a cabo en los Juego Olímpicos de 1972.

Cuando Domingo Negro salió a la venta muchos medios lo criticaron por considerarlo demasiado fantasioso. Por entonces, a muchos críticos les resultaba imposible que un grupo terrorista árabe pudiera estrellar un Zeppelin en un estadio norteamericano.

Luego de los atentados del 11 de Septiembre este libro cobró una tremenda vigencia ya que la experiencia de leerlo es aterradora por el realismo con que su autor describe los hechos. Harris es un maestro a la hora de enganchar al lector con una buena trama de suspenso, pero en este caso lo más importante es toda la descripción que hace de la política internacional de la década del ´70, que lamentablemente es el mismo panorama que se vive hoy en el mundo. Por eso es una historia escalofriante ya que podría suceder.

Domingo Negro tiene un ritmo narración distinto a otros trabajos de Harris. Acá el autor se toma su tiempo para desarrollar los personajes pero en los últimos capítulos te devorás las páginas. El final es un poco abrupto para mi gusto, pero no opaca todo el trabajo realizado hasta ese punto por el escritor.

Este libro fue un best seller apenas se editó y enseguida tuvo una adaptación en el cine, en 1977, que protagonizó Robert Shaw (Tiburón) con la dirección del gran realizador John Frankenheimer. Lamentablemente esta película no la vi, pero si leí el libro en que se basó y lo recomiendo porque es una muy buena propuesta de este gran escritor que es Thomas Harris. Búsquenlo que no se van a arrepentir.