ArtículosMúsica

Thank You, Good Night: La historia de Bon Jovi

Prepará los pañuelos porque este documental te va a emocionar más que Pachiko.

Obviamente siempre que seas fan de la banda o tenga alguna conexión emocional con Bon Jovi.

En este reseña voy a dividir el análisis periodistico de la opinión sentimental que no puedo esconder ya que escucho a estos muchachos desde los once años.

Vamos primero con la parte seria relacionada a los aspectos técnicos y después me explayaré sobre la experiencia del visionado y algunos temas que se tratan.

En lo referido a la realización Thank You, Good Night es una de las mejores series documentales que vi centrada en artistas de la música en mucho tiempo.

El mérito corresponde a Ghotam Chopra quien no para de evolucionar en su faceta como cineasta.

El hijo del autor Deepak Chopra viene del palo de los cómics y hasta hace unos años era más conocido por su novela gráfica, Bulletproof Monk, adaptada en el cine con Chow Yun Fat.

Una peli divertida que quedó en el olvido.

Ghotam también escribió junto a su padre un libro que les recomendé hace unos años, Las siete leyes espirituales de los superhéroes, un ensallo donde se analiza a los personajes clásicos de Marvel y DC desde una perspectiva muy interesante.

Desde hace un tiempo comenzó a  desarrollar su carrera como realizador en el género documental.

Junto al jugador de fútbol americano Tom Brady crearon la productora Religions for Sports con la que desarrollaron muy buenos productos centrados en el ambiente deportivo.

Greatness for Code, estrenada en el 2020 en Apple Tv, obtuvo muy buena reseñas y Chopra también presentó materiales relacionados con las carreras de Lebron James y Kobe Bryant.

En la biografía de Bon Jovi se adentró en un nuevo territorio que en mi opinión representa su mejor labor hasta la fecha.

La serie se compone de cuatro episodios que cubren la historia de la banda y su discografía desde los orígenes hasta la actualidad.

Chopra escoge una narrativa no lineal para desarrollar dos premisas argumentales.

Por un lado se retratan los problemas de salud de Jon y sus esfuerzos por volver a cantar tras la operación de garganta que tuvo en el 2022.

Un hecho que puso a su carrera en un futuro incierto.

La otra línea argumental cubre de manera cronológica la carrera del grupo con sus altibajos y aciertos.

El directo presenta un uso impecable del material de archivo (que incluye muchas imágenes inéditas) y entrevistas de calidad que funcionan gracias al modo en que los músicos encararon el proyecto.

No hay red de contención y los testimonios parecen una sesión de terapia donde se expresan con honestidad sobre diversos temas.

Un detalle que me encantó de esta producción es el modo en que Chopra  te envuelve con el relato.

En ese sentido su obra se parece bastante a The Last Dance.

No hay baches narrativos y cada entrega termina con un cliffhanger estupendo que te deja con ganas de conocer el siguiente capítulo.

Los dos primeros episodios cubre los incios de la banda hasta la llegada del siglo 21 y el resto de las entregas se enfocan en los últimos años y el tema de la partida de Richie Sambora.

Cabe destacar también la soberbia labor de edición que aborda la estructura no lineal con una perfecta cohesión.

Salvo que tengas algún problemita de déficit de atención el relato se puede seguir sin problemas.

Si sos fan de la banda el visionado la verdad que es muy emotivo por todo los recuerdos que remueve y los temas que deja para debatir.

Entre los testimonios se incluyen las participaciones de dos emblemas de la música de New Jersey, como Southside Johnny y Bruce Springsteen y la esposa de Jon, Dorothea, a quien la mayoría de la gente no le conocía la voz.

Cada integrante de la banda tiene su momento y todo llegan a expresar sus opiniones con una honestidad brutal, si bien el eje del relato se centra en Jon quien cobra el mayor protagonismo.

No me pareció un producto egocéntrico como leí en algunas reseñas negativas influenciadas por el amor a Sambora.

El tema de Richie es muy interesante porque se contrastan las diversas perspectivas de su partida.

El guitarrista manifiesta haberse sentido desplazado de los procesos creativos tras la incoporación del productor John Shanks, quien para muchos fans arruinó la banda.

Por otra parte tenemos la mirada de Jon y el resto de los músicos que explican su versión de los hechos y detallan como se pudrió todo.

La sensación que me dejó el documental es la siguiente.

Creo que Richie es un tipo muy complejo con numerosos quilombos internos que tiene que sanar.

Durante el film ves los testimonios y te encontrás con tipos maduros que asumen su edad y las cosas que le pasaron en la vida con honestidad.

Sambora y su extraño aspecto andrógino adolescente de la actualidad refleja cierta inmadurez para lidiar con cierta cosas.

Por un lado se queja que en la banda ya no encontraba el espacio creativo para expresarse pero la realidad es que desde su partida, hace más de diez años, tampoco hizo nada interesante con su carrera solista.

El último material notable que editó es de 1998 mientras que la banda sin él ya sacó tres discos, el próximo sale el mes que viene.

Queda la impresión que hay heridas profundas que no terminaron de sanar.

Tiene más sentido lo que menciona del agotamiento de las giras y la necesidad de pasar más tiempo con su hija.

Obviamente sin Richie Bon Jovi no es lo mismo pero después de este documental cuesta ilusionarse con la posibilidad de un regreso y esa es la parte más triste.

Si por algún milagro del destino Jon pueden cantar otra vez en vivo y vuelven a Argentina creo que será el último concierto.

Muchos de nosotros tuvimos la suerte de disfrutarlos en el mejor momento de sus carreras y hay que aceptar que las bandas también tiene un fin.

No todos pueden seguir como los Stones hasta los 80 años.

Hay momentos de este film donde la sobreexigencia de Jon resulta exasperante y dan ganas de zamarrearlo para hacerle entender que no tiene que probarle nada a nadie.

Ya está maestro, difrute de la vida, saque algún sencillo cuando tenga ganas y gracias por todas las alegrías que nos dío.

Me parece que el fandom también tiene que crecer y aceptar estas cosas.

Conseguir 40 años años de vigencia en un ambiente tan brutal como el de la música es un logro enorme, en especial si exploramos lo que ocurrió con numerosas bandas contemporáneas a Bon Jovi que no pudieron mantener la misma dignidad con el paso del tiempo.

Sólo tengo una queja hacia este film.

Me pareció decepcionante que no se explorara con más detalle la gesta de These Days que para mí ocupa un lugar especial en la discografía.

Salvo por ese tema la serie es excelente (probablemente la repase otra vez) y varios pasajes donde Jon se muestra con una vulnerabilidad inusual resultan muy emotivos.

Ya se encuentra disponible en Star + y el puerto de Jack.

Calificación: A

 

 

 

4 comentarios en «Thank You, Good Night: La historia de Bon Jovi»

  • Que golpazo hermano. Siempre supe que Jon era tremendamente obsesivo y profesional. Que la musica es para él realmente un «trabajo» (recomiendo el documental ‘When We Were Beautiful’ que salió en la epoca de The Circle). Pero esto realmente esta en otro nivel. Ver el esfuerzo sobrehumano que el tipo está haciendo es realmente desgarrador.
    Coincido 101% con vos. These Days para mi es el prime de Bon Jovi, y medio que aca pasó como un disco más. Nobleza obliga, tanta vigencia de la banda durante 40 años, hace que cada ‘nueva’ generación de fanáticos tenga ‘su’ disco. El mio sin dudas es These Days, pero entiendo porque se le puso tanto foco a Slippery y NJ.
    Después de ver esto no tengo mas que tristeza por no saber lo que vendrá, pero la imensa alegria de poder decir que tuve el privilegio de verlos en vivo 3 veces. Solo me nace decir «descansá hermano, no le debes nada a nadie.»

  • Gracias por la recomendación
    Si Bon Jovi se hubiera quedado en el tipo de rock de los 80, se hubiera perdido como tantas bandas de la época.
    Creo que lo de Ritchie fue un desgaste emocional más que nada, no creo que tuviera tanto que ver con sus compañeros en si
    Teniendo en cuneta todo lo que paso John con su salud y las adicciones de su hija mayor es raro que todavía se auto exija tanto
    Me gustaría volver a verlo en Argentina, ese recital del 2017 fue lo más. Más que nada porque nunca había podido verlos en vivo

  • Hola Hugo, que banda!!! debo decir que si bien no es mi favorita es top 5 sin dudarlo. pero si leí bastante de este tremendo artista que es Mr Jon Bon Jovi. cumplido este año mi quinta década puedo afirmar que compre New Jersey luego de bailar unos de los lentos mas románticos de mi vida con «I be there for you»…gracias Jon por eso….de ahí que al toque me enamore de «Living in Sin» y despues con Slippery when wet que fue el segundo disco que compre la banda ya tomo status de mi banda favorita por esa época. Ya era la banda de rock que mas escuchaba (también con los temas que tenían esos discos…mamita). Cuando sale la banda sonora de Youngs Guns 2 (el cual es un tremendo disco) ya lo tenia a Bon Jovi como banda de grandes baladas( sin saber que era un disco solista de el al principio), mas alla de blaze of glory o los himnos mas conocidos. y con these days pasa eso que yo lo tomo como el camino natural de toda banda…evolución. Ya con Keep The Faith lo mostraron y luego con These Days hicieron música mas linda si vale la expresión, siendo por lejos «My Guitar Lies Bleeding In My Arms» para mi el mejor tema del disco. Es un discazo y acá es donde creo que llegaron a su cúspide… a partir de ahí Crush fue maso y salvo algún que otro tema en discos posteriores, lo mejor ya había pasado (perdón Hugo). Tremenda banda y menos respetada creo de lo que se merecen, si tomas en cuenta todas las bandas de la época como Poison, Warrant, Def leppard…todo ese Glam rock…fueron ellos los que se mantuvieron , destacaron y perduraron…tal vez por la misma evolución que creo otros no tuvieron…JON BON JOVI…palabras mayores en la historia de la música y en lo particular hacedor de hermosos momentos de mi vida. Gracias muchachos, abrazo Hugo.

  • Yo lo escuchaba de chico, así de fondo, como uno conoce la música que te pone tu hermana mayor, como era mi caso. Se me pegaban las melodías y todo, lo odiaba porque muchas chicas que me gustaban morían por la Sonrisa del Millón de Dólares. Y cuando fui un toque más grande y cuando, principalmente, fui aprendiendo inglés, mamita Posho, que pedazo de banda…Hoy en día escucho Living on a Prayer y me vienen los inicios con mi señora, ella laburando en un salón de fiestas infantiles, yo de cadete en un estudio jurídico, peleando por el mango los primeros años (Y todavía seguimos peleandole) y el «Take my hand and we’ll make it, I swear» toma otra dimensión y no te puedo negar que de vez en cuando me hace llorar.

    Nuestra banda igual es Aerosmith pero a Bon Jovi le tengo un amor especial. La voy separando para que me acompañe de camino al laburo en el celu.

    Ah y también soy de los que a Bulletproof Monk la banca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.