The Gray Man: El nuevo film de los hermanos Russo

Publicidad

Calificación: B-

El 90 por ciento de los y que leo lo hago en inglés porque me sirve para mantener el vocabulario activo y no tengo que esperar hasta que salgan las traducciones.

Allá por el 2010 compré la novela The Gray Man, de Mark Greaney, que se había promocionado bastante dentro del género del thriller.

Aguanté tres capítulos y al día siguiente volví a la librería para pedir si podía cambiarla por otro propuesta del mismo precio, ya que el material era una bazofia.

En el local tuvieron la gentileza de hacerme ese favor y me llevé Apaches, de Lorenzo Carcaterra (Sleepers), que fue mucho más satisfactoria.

La novela de Greany me saturó enseguida por su exceso de pelotudés y la visión simplista e infantil que desarrollaba del mundo de la CIA.

El protagonista era un clon pedorro de Jason Bourne a quien nunca se le acababa las balas y ganaba todas las peleas.

Greaney después pasó a co-escribir junto a Tom Clancy la saga de Jack Ryan y a partir de Locked On abandoné esa franquicia, debido a que este autor contaminó la trama con un exceso de clichés tontos.

Motivo por el cual al momento de ver esta película ya sabía de antemano que no se podía esperar nada del argumento y la intriga pasaba por ver si los podían elevar un poquito el contenido en términos visuales.

Lamentablemente no sucedió y me aburrí bastante con este film cuyo presupuesto de 200 millones de dólares no tiene razón de ser.

Las entregas de John Wick, que se hicieron con menos plata, ofrecieron hasta el momento secuencias de acción mucho más elaboradas.

En principio la adaptación de The Gray Man tiene el mismo problema que su fuente literaria.

Busca emular las sagas de Jason Bourne, Jack Reacher y Misión: Imposible sin el menor esfuerzo en ofrecer un mínimo ingrediente creativo que al menos logre engancharte con el relato que se presenta.

Le falta personalidad.

Ryan Gosling es un buen actor pero no hay modo de comprarlo como un héroe implacable de acción y tampoco lo ayudó el hecho que el asesino a sueldo que encarna sea un bodrio.

La premisa argumental se trabajó hasta el hartazgo y hasta Machete, con Danny Trejo, lo hizo de un modo más divertido.

Un agente de la CIA es traicionado por la agencia y se convierte en un fugitivo, acechado por otro colega que tiene la misión de eliminarlo.

No hay más contenido que ese.

Chris Evans en el rol de villano le puso un poco más de onda a su interpretación pero no puede evitar que el film se vuelva aburrido tras los primeros 30 minutos.

Las secuencias de acción que proponen los Russo, en lo que representa su labor más desapasionada, son genéricas y redundantes y no hay ningún momento de ese tipo que quede en el recuerdo.

Pese a que la película está plagada de tiroteos y persecuciones nada de lo que se ve resulta emocionante y hay que hacer un esfuerzo para llegar a las dos horas de duración.

Esta bien filmada pero no te cautiva con el mundo de ficción que propone.

Para el enorme presupuesto que tuvo el resultado final es bastante mediocre,  pese a contar con un buen reparto que incluye trabajos decentes de Ana de Armas y Billy Bob Thornton.

No me vengan a correr con la excusa que es una película de acción.

Matar o morir con Clive Owen y Paul Giamatti, presenta la misma simpleza argumental y el espectáculo es mucho más entretenido.

Ni hablar de las entregas de la saga con realizadas con dos mangos.

En Nobody, otro ejemplo, tenés a un tipo buscando una pulserita y te sorprende con algunas secuencias magníficas como la pelea que protagoniza Bob Odenkirk dentro de un colectivo.

La gran debilidad de The Gray Man reside en el hecho que los Russo no consiguieron convertir el material que tenían disponible en un producto más emocionante y parece una película hecha en piloto automático.

No sé que les pasó pero queda la sensación que a este proyecto no le pusieron demasiada dedicación.

Si la idea era crear una nueva saga, la introducción del personaje se quedó sin nafta en la primera media hora.

En lo personal me aburrió bastante y me cuesta recomendarla.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

9 comentarios

  1. Flojísima la verdad, la nada misma.
    El villano por momentos ya parecía un personaje super caricaturesco, como que rompía un poco la onda de los otros personajes.

    Y con los efectos especiales netflix tiene unos cuantos problemas.
    Sus supuestos blockbusters, como esta peli, red notice o army of the dead la verdad que se ven pedorros, como algo de segunda comparado a lo que hace un estudio tradicional.

    Me causó gracia que en algunos momentos usan un dron volador medio loco… se los habrá prestado Michael Bay?

  2. La tengo apuntada…asi que voy a ir con espectativas bajas…Ya que mencionas John Wick, la que tengo apuntada de NEtflix que se estrena en Agosto es «Day Shift», porque es del mismo equipo creativo que Wick y no se toma tan en serio a si misma ( al menos eso es lo que se ve en los adelantos)

  3. Es q las películas propias d Netflix, son malísimas. De todas las q saco, no juntas 3 buenas (obviamente se descartan esas a las q ya están filmadas y Netflix solo le pone el «sello» d propia). Las demás son pésimas y en todas los actores están en piloto automático

  4. A esta altura la filmografía de Ryan Gosling se divide en dos, por un lado, tenés a un tipo carismático y con matices como el de The Nice Guys o Diario de una Pasión y, por otro lado, tenés un chabon más duro que el mármol que le cuesta expresar alguna emoción en su rostro, como en Drive o Blade Runner 2049. The Gray Man entra en el segundo grupo.

    Mientras veía la película pensaba «qué manera de gastar guita al pedo». En la primera hora, la acción se ve terriblemente artificial y fantasiosa, como en los peores tiempos de Rápido y Furioso. En la segunda hora, sentí que equilibraron un poco más esta cuestión, pero en definitiva te la olvidas a la media hora.

    Para mí la salva Chris Evans con un villano delirante que es la antítesis de su estoico, honorable (y en definitiva aburrido a nivel interpretativo) Capitán América. El resto de los villanos, en especial el de Regé-Jean Page, son bastante pedorros.

    Los Russo después de Endgame en materia de realización están tan perdidos como Marvel, hace un tiempo estrenaron Cherry, película que no vi pero no tiene los mejores comentarios, salvo por la actuación de Tom Holland.

    El dron que menciona Emanuel, en las primeras escenas pensaba «mira qué buenos planos, el futuro del cine», para la décima quinta vez que la usan ya daban ganas de gritar «basta nene!!, soltá el control remoto!!».

    Joe Russo dijo en una entrevista en Netflix que la trama de The Grey Man nunca se había visto… qué cara rota. No sé cómo le habrá ido en reproducciones a este quincuagésimo intento de franquicia, pero dudo que haya despertado pasión de multitudes.

    Comentario al margen y a riesgo de sonar cavernícola, ¿por qué catso las mujeres del elenco se visten como hombres toda la película?, entiendo que es una tendencia boluda de estos días, pero no hay nada más aburrido y monocromático que la ropa de hombre.

  5. Una de las razones por las que quiero a los Russo afuera de las proximas Avengers es precisamente por su incapacidad para levantar la vara en terminos visuales en sus propuestas. Ninguna de las peliculas que hicieron para Marvel dan la sensacion de haber costado lo que costaron y en terminos de despliegue con menores recursos (y muchisimos mas actores en pantalla) la gran escena de la primera Avengers se come entre dos panes a la de Endgame.

  6. Ya confirmaron la secuela y un spin-off, así que el gancho comercial de los nombres (directores + protagonistas) funcionó.

  7. No paro de llevarme chascos con las peliculas producidas por Netflix. Salvo The Dirt (la peli the Motley Crue), Extraction y Don’t Look Up, todas decepciones.
    O sea, juntás en una pelicula a los hnos russo, a Gosling, Bob Thorton, Ana de Armas y Chris Evans y esto es lo mejor que pudieron hacer?
    Me paso lo mismo cuando quise ver Triple Frontera. Estaba super manija en ver a Affleck, Hunnam, Pascal e Isaac y tambien terminó siendo terrible decepción.

  8. Para mi Netflix tiene que dejarse de joder con intentar hacer grandes superproducciones porque dan asco.
    Pero cuando hace pelis más chicas, o con un espíritu mas independiente, sale ganando como con Beasts of no Nation, The harder they fall, Hustle, etc

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.