Reseña de El Clóset

Publicidad

Calificación: C-

El de horror coreano siempre mostró sus mejores exponentes cuando los realizadores le aportaron una identidad propia a las historias, en lugar de copiar las fórmulas de Hollywood o el resto de las producciones asiáticas.

Títulos como A Tale of Two sisters, Hansel y Gretel, The Wailing y Train to Busan son claros ejemplos de esta cuestión.

El Clóset lamentablemente se encuentra en el extremo opuesto y ofrece un espectáculo decepcionante debido a su falta de creatividad para presentar un cuento decente de horror.

La ópera prima del director Kwang-bin Kim busca refritar el estilo de japonés que primó a fines de los años ´90 con los fantasmitas vengativos de Ringu y The Grudge, más un robo obsceno (no se lo puede calificar en otros términos) a los trabajos populares de James Wan, como The Conjuring y muy especialmente Insidious.

El resultado es una película sin ideas que no le aporta nada interesante a los numerosos clones que surgieron de esas propuestas y se limita a repetir conflictos similares que a hasta altura se volvieron completamente predecibles.

Una pena porque el film cuenta con excelentes actores en el reparto principal que son caras conocidas para quienes está familiarizados con las producciones coreanas.

Ha Jung-woo es recordado por el asesino serial que interpretó en el excelente policial The Chaser, mientras que Kim Nam-gil, sobresalió en propuestas pochocleras como The Pirates, Pandora (exponente del catástroge) y el de acción Memoir of Murder.

En este proyecto ambos tratan de remar un argumento que tras las introducción de los personajes principales enseguida se queda sin idead para ofrecer un espectáculo previsible.

El director Kim tiene la intención de copiar a pero nunca consigue brindar esos momentos de tensión que podés encontrar habitualmente en sus obras.

Tal vez para el público pre-adolescente, que no tiene tan presentes a personajes como Sadako Yamamura y el resto de los fantasmitas con problemas del manejo de la ira , esto pueda  ser un poco más atractivo.

Para el resto queda un film olvidable que no propone nada interesante dentro del subgénero que trabaja y está muy lejos de representar lo mejor de la producción coreana.

Notas relacionadas

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.