Top 250: Películas de terror (VI)

Publicidad

225-DARK NIGHT OF THE SCARECROW (1981)

Uno de los grandes clásicos del terror realizados para la televisión que con los años se convirtió en un fenómeno de culto.

A tal punto que los fans en Estados Unidos en el 2011 consiguieron que se editara en y Blu-ray, algo muy inusual para tratarse de una propuesta televisiva de los años ´80.

El film fue dirigido por el escritor Frank De Felitta (Audrey Rose), quien presentó un concepto innovador al trabajar la figura del espantapájaros como villano de terror.

El reparto estuvo integrado por figuras conocidas como Charles Durning ( Tarde de perros, Dick Tracy, Lane Smith (Invasión extraterrestreLois & Clark ), Jocelyn Brando (The Big Heat) y Larry Drake, el recordado villano Robert Durant, en la saga Darkman, de Sam Raimi.

La trama tierne como protagonista a Bubba, un retrasado mental que entabla una relación amistosa con una niña en un pequeño pueblo rural.

Un día la chica tiene un accidente y los vecinos enseguida la dan por muerta. Un grupo de rednecks deciden hacer justicia por mano propia y tras acusar sin pruebas al hombre discapacitado lo fusilan en un descampado.

Las cosas se complican cuando la nena reaparece con vida y Bubba desde el más allá desata su venganza contra sus asesino..

De Felitta demuestra lo que se puede hacer en esta temática con un presupuesto limitado y sin la necesidad de elaborar un baño de sangre.

La película sobresalió principalmente por el trabajo de los actores, la ambientación y los climas de suspenso que desarrolló el director con su narración.

En ese sentido su obra remite bastante a los primeros trabajos de John Carpenter.

Cabe resaltar que el éxito de este film genéro la creación de todo un subgénero con este personaje que más tarde repercutió en filmes como Scarecrow (1988), Night of the Scarecrow (1995), Scarecrow Slayer y su secuela Scarecrow Gone Wild, ambas del 2004.

224-THE CURSE OF FRANKENSTEIN (1957)

La película que redefinió la historia de este género.

Hasta 1957 el estudio Universal tuvo el dominio absoluto del de horror con el ciclo del Dark Universe que había comenzado en 1925 durante la era de las producciones mudas.

Si bien hubo otros estudios hollywoodenses que dieron pelea en la competencia ninguna de esas películas generaron las mismas ganancias que las propuestas de los monstruos clásicos.

Esta situación cambió con la irrupción de la productora Hammer en el mercado americano.

The Curse of le voló la cabeza al público con una propuesta en colores que era bastante intensa en materia de violencia para el que se hacía en ese momento.

El de Christopher Lee daba miedo y contaba con una apariencia mucho más intimidante que la versión estalecida por Boris Karloff.

Con la presencia de Peter Cushing como el científico que creaba al monstruo, el film de Terence Fisher impactó al público internacional con el primer espectáculo gore en la historia de este género y nada volvió a ser lo mismo,

Después de esta obra de la Hammer los filmes de Universal parecían propuestas infantiles y eso generó un enorme problema para Universal.

¿Cómo lo resolvieron?

Compraron las películas inglesas y se encargaron de su distribución en los Estados Unidos.

De ese modo los títulos de la Hammer llegaron a los cines en funciones dobles con las obras del Dark Universe  que a partir de 1957 pasó a concentrarse más en la ciencia ficción y las comedias con Abott y Costello.

El éxito de este film derivó en una saga que tuvo seis continuaciones, la última estrenada en 1974.

223-TRICK OR TREAT (1986)

En una entrevista que le hice a Geezer Butler, el histórico bajista de Black Sabbath, me referí a la particular relación que se gestó entre el rock y este tipo de cine.

El músico se refirió al vínculo como una manera de canalizar traumas y miedos internos a través de la música.

Trick or Treat es uno claro exponente de esta cuestión que mencionaba Butler y desde hace más de 30  años sobresale entre los grandes filmes de culto de los años ´80.

Más allá de quedar en el recuerdo por las participaciones especiales de Genne Simmons y Ozzy Osbourne, el film fue muy celebrado por la cultura metalera debido al modo en que combinaba la música con la ficción de terror.

Marc Price, un actor recordado por el rol de Skippy en la serie Lazos familiares (con Michael Fox) encarnaba a Sammy,  un estudiante fanático del heavy metal que sufría bullying en la escuela.

Siempre me pareció loco el cambio de roles que presentaba el film, ya que por lo general el metalero era estigmatizado como el villano que maltrataba a los nerds y en este caso eran los chetos cool quienes acosaban al rockero.

Raro.

En la noche de Sammy era acechado por de su ídolo musical fallecido e intentaba evitar que reviviera a través de un rito satánico.

La dirección corrió por cuenta del actor Charles Martin Smith, el contador de Los intocables (Brian De Palma), quien construyó un gran cuento relacionado con el ocultismo y la cultura metalera.

A diferencia de otros filmes de ese período Trick or Treat no se centraba en la violencia y el gore sino en los elementos sobrenaturales y las ambientaciones macabras que estaban muy bien logradas.

Más allá de la banda de sonido a cargo de la banda Fastway y los elementos fatásticos, la historia trataba tema serios como el acoso escolar y el culto a las celebridades.

222-THE GATE (1987)

Para la camada de niños de los ´80 The Gate fue una de las primeras películas donde pudimos encontrar pares generacionales.

Algo que no era tan cotidiano en este tipo de propuestas donde los protagonistas por lo general eran siempre adultos o adolescentes mayores.

Un joven Stephen Dorf  lideraba a un grupo de chicos que enfrentaban una horda de demonios que salían del jardín de su casa.

La obra de Tibor Takácks tomaba el concepto de los Goonies y lo desarrollaba con un relato que era mucho más oscuro y tenía algunas escenas jugadas que serían imposible de concebir en el Hollywood moralista de la actualidad.

Efectos prácticos de las vieja escuela y muy buenas escenas de tensión hicieron de esta película un clásico del video club que con el paso del tiempo también obtuvo estatus de culto.

En 1990 se estrenó la continuación sin el reparto original y no consiguió la misma repercursión.

La que vale es la primera entrega que después de tantos años todavía garantiza un buen entretenimiento.

221-NIGHT OF THE COMET (1984)

Una joya absoluta del bizarro.

Se trata de una comedia de terror desopilante que fusionó las historias apocalípticas con la invasión de zombis.

De hecho, el título original del film era Teenage Mutant Horror Comet Zombies y después lo simplificaron a Night of the Comet.

En la actualidad  es más recordada por haber sido la fuente de inspiración de Joss Whedon a la hora de crear Buffy, la cazavampiros.

A través de una trama muy sencilla el director Thom Eberhardt le rindió homenaje a clásicos de la ciencia ficción como The Omega Man (Charlton Heston), Last Woman on Earth () y los clásicos de zombies de George Romero.

65 millones de años después de la extinción de los dinosaurios un cometa pasa cerca del planeta Tierra y acaba nuevamente con todos los seres vivos.

Los humanos que no quedaron desintegrados en las calles terminaron convertidos en zombis.

Regina y Samantha son dos hermanas adolescentes que salvaron sus vidas al permanecer la noche dentro de un contenedor metálico.

Al día siguiente descubren que la ciudad  está poblada por los muertos vivos que vagan por las calles.

Mientras intentan iniciar una nueva vida se encuentran con otros sobrevivientes y una misteriosa corporación gubernamental.

Un detalle fabuloso de esta película es que el director capturó a la perfección la cultura de los años ´80 y por consiguiente el film se convirtió en una auténtica máquina del tiempo.

Una característica que me encanta de Night of the Comet es que el tratamiento del humor fue trabajado al estilo .

Es decir, la trama presenta todo tipo de situaciones absurdas pero los actores no interpretan sus roles como comediantes sino como si se tratara de un drama serio.

Esto genera que sus trabajos sean muy graciosos por el dramatismo que le dieron a los personajes que en realidad viven situaciones delirantes.

La gran protagonista del film fue Catherine Mary Stewart, quien ese mismo año fue parte de otro film de culto de los ´80 como The Last Starfighter.

En la actualidad sigue vigente como actriz y suele visitar numerosas convenciones en Estados Unidos para hablar de estos filmes.

Regina Belmont, su personaje en esta cinta, hoy podría ser vista como una mezcla entre la teniente Ripley de Alien y Buffy.

Otra cara conocida del reparto es Kelli Maroney, quien interpretaba a la hermana de la protagonista y trabajó en otros clásicos de culto como Fast Times at Ridgemont HighChopping Mall y The Zero Boys.

Así se sobrevive un apocalípsis zombi.

Las protagonista perdieron a sus amigos y sus familias debido al exterminio que generó el cometa.

La ciudad está vacía y los zombies empiezan a aumentar.  ¿Qué medida toman las hermanas para sobrevivir?

¡Se van de compras a un shopping!

Un momento inolvidable de este film que encima es musicalizado con el tema Girls Wanna Have Fun.

Una escena cuyo concepto sería refritado una y otra vez en la serie de Buffy, quien tenía este tipo de reacciones. En la película para cines de los años ´90 esto se resaltaba con más fuerza .

Lo gracioso de este momento es que la secuencia está basada en una anécdota real. Mientras escribía el guión el director Thom Eberhardt le preguntó a unas adolescentes que se dirigían a un centro comercial que harían si fueran sobrevivientes en un mundo poblado por zombis.

Las chicas le respondieron que aprovecharían los shoppings vacíos para hacer comprar gratis y el cineasta no lo dejó pasar.

El film  en su momento presentó algunos elementos subversivos dentro del género de terror.

A diferencia de las clásicas protagonistas de los slasher que eran víctimas de las circunstancias, la trama  incluía una heroína sólida que tomaba el control de las situaciones que vivía.

Por otra parte,  el principal integrante masculino del reparto, que tenía un rol secundario, no era el clásico norteamericano sino un joven latino, algo rarísimo de encontrar en las producciones hollywoodense de aquellos días.

Night of the Comet es es una joya del cine bizarro y cuenta con una última escena de antología.

Notas relacionadas

Publicidad

3 comentarios

  1. La verdad que desconozco la mayoria de las pelis hasta ahora pero varias me suenan mucho a historias de noche de Brujas de los Simpsons… Jajajaja

    No la tenía la peli metalera, voy a ver de conseguirla.
    Justo estos días arranque con la serie documental «Metal Evolution» que es de los mismos flacos que habían hecho el documental «Metal a hedbanger’s journey».
    Creo que sí te gusta el género es de visión obligatoria, súper recomendable!

  2. La escena del shopping de ‘night of the comet’ es un resumen de todos los tópicos ochenteros. Brutal. Siempre fue una película que me resultó extraña. Nunca me quedo claro que quisieron hacer, si la intención realmente fue meter humor camp o fue originalmente un guión serio y por alguna razón les quedó así. Me acordaba que no era el tema original de Cindy Lauper pero no que la versión fuera tan trucha, parece una versión hecha por una adolescente predicando con su órgano Casio.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.