Perry Mason (2020): El regreso de un clásico del pulp

Publicidad

El máximo prócer de los thrillers judiciales que inspiró a varias generaciones de abogados y jueces en todo el mundo volvió a la televisión con una gran producida por Robert Downey Jr.

Hace poco empecé a leer la literaria pulp de Perry Mason y debo confesar que se convirtió en un vicio.

Justo acabo de terminar la extensa saga del Precinto 87 de y esto me vino perfecto.

Luego de disfrutar el primer tomo, El caso de las garras de terciopelo, entendí por qué la franquicia del abogado integra una de las más vendidas de la historia, luego de Harry Potter y Goosebumps.

Antes de centrarme en el tema de la nueva serie de tengo que presentarles el personaje a quienes no lo conocen.

Perry Mason es el máximo dios de los abogados de la ficción y surgió en el apogeo de la literatura pulp norteamericana, a comienzos de la década de 1930.

En un momento donde estaban de moda los justicieros enmascarados como el Zorro, el Avispón Verde, u otros héroes del estilo de o Doc Savage, el autor Erle Stanley Gardner sorprendió con un personaje diferente que no resolvía misterios policiales a las piñas sino en un juzgado.

La primera novela se públicó en marzo de 1933 y el éxito fue tan grande que el escritor creó más casos de Mason hasta su muerte en 1970, a los 80 años.

Uno de los artistas más prolíficos del pulp quien además publicó numerosas obras a través de siete pesudónimos.

No obstante, ningua de ellas pudo hacerle sombra a la serie de Mason que se convirtió en un best seller internacional.

Una característica de los libros es que el protagonista rara vez aparecía en la cubierta, ya que la atención la acaparaban la víctima o la femme fatale del misterio.

Un caso de Perry relacionado con la violencia de género cuya portada hoy sería controversial.

El suceso de estos libros generó que Hollywood enseguida se encargara de adaptar la obra de Gardner en los medios audiosvisuales.

A mediados de los años ´30 Mason tuvo una saga de seis películas producida por el estudio , con presupuesto moderados.

Muy similar a lo que fueron los filmes de en el mismo período con Bonita Granville.

La masividad internacional del abogado llegó con la serie de televisión de 1957, protagonizada por Raymond Burr, quien se convertiría en la imagen clásica del personaje.

El programa se emitió con éxito hasta 1966 y aunque luego en las décadas siguientes Mason tuvo otras encarnaciones en la televisión, ninguna pudo conseguir la misma popularidad que la versión protagonizada por Burr.

Después de muchos años de ausencia en la cultura popular, Robert Downey Jr. y su esposa revivieron al famoso abogado en este proyecto concebido para la plataforma HBO Max.

Originalmente el actor tenía pensado interpretar a Perry pero debido a otros compromisos laborales delegó el rol en Matthew Rhys, más conocido por su labor en la serie The Americans.

La versión de Perry Mason

La nueva serie de HBO es por lejos lo más interesante que se hizo con el personaje aunque muchos fans veteranos del personaje quedaran disgustados.

El tema con esta producción es que propone una visión del abogado muy diferente que se aleja de esa romantización de la Justicia que predominó en las series previas.

Downey Jr. propone volver a la raíces pulp de Mason, muy especialmente a la primera etapa literaria, donde el protagonista se desenvolvía en un mundo más amoral.

La temporada funciona como una especie de Casino Royale de la obra de Gardner,  donde el héroe original recién empieza a surgir a partir del quinto episodio.

Nunca se había trabajado al personaje de esta manera y creo que tiene un enorme mérito conseguir hacer algo diferente en una franquicia que cuenta con numerosos antecedentes.

Esta producción optó por construir una historia de origen que se desarrolla dos años antes de los hechos de la primera novela publicada en 1933.

El personaje que encarna Rhys está más cerca del primer ciclo literario donde Mason no era precisamente un héroe inmaculado.

Un atractivo enorme que tiene este programa es que desarrolla el argumento como si se tratara de una propuesta del escritor James Ellroy.

El nuevo Perry Mason está muy influenciado por el cine noir y esa estética que presentaron películas como La dalia negra, de Brian De Palma y Los ángeles al desnudo, de Curtis Hanson.

Obviamente siempre está presente también el espíritu del Barrio Chino de Roman Polanski.

La serie incluye a los personajes secundarios clásicos de los libros como la secretaria de Perry, Della Street y el detective privado Paul Burke, con la diferencia que acá tienen un perfil más pulp.

Perry recién se afeita en los últimos episodios y durante buena parte de la trama aparece como un ciruja, afectado por el estrés post-traumático ocasionado por sus experiencias en la Primera Guerra Mundial.

Otra particularidad de esta producción que la diferencia de las series previas es que no se narra un caso judicial por capítulo, sino que a lo largo de la temporada, de ocho episodios, se desarrolla un único arco argumental,

En lo personal me encantó este Perry Mason por su arraigo al primer ciclo literario y el cine noir y toda la factura técnica que es extraordinaria.

Afortunadamente ya fue renovada para una segunda temporada que se estrenará el año que viene.

En el siguiente link pueden encontrar numerosas novelas de Perry Mason en castellano para leer en e-book, que son imposibles de conseguir por otras vías.

Pongan el nombre del personaje en el buscador y enseguida aparecerán los libros.

El avance de la serie.

 

 

 

 

Publicidad

8 comentarios

  1. Es tan popular Perry Mason que inclusive ozzy osbourne hizo una canción mencionandolo «… necesitamos a perry mason en el caso…»
    Agendado.

  2. A mi me gusto la serie, creo igualmente que fue un caso mas detectivesco, pero bueno, como no conozco al personaje a fondo, no sabria que tan fiel es.

    Consulta, el caso me hizo acordar o a una pelicula o a algun caso real, es posible Hugo??

    Se que te no da la vida para ver mas cosas, pero te recomiendo la serie Fargo.

    Saludos

  3. Si, es posible Diego porque la trana claramente trae al recuerdo el caso del secuestro del hijo de Charles Lindbergh que sucedio en 1932.
    Las primeras novelas de Perry Mason fueron mas detectivscas que judiciales supongo que por eso también fueron por ese camino.
    Saludos.

  4. Gracias Hugo por los links de los EBook, voy a ver si me adentro en el mundo literario de Mason. Te hago una consulta ya que hablamos de EBooks, tengo ganas de comprarme una, recomendás alguna en especial?

  5. Para mi lo mejor es el Kindle Fire Arquero. No sé por que edición deber andar ahora.
    Yo tengo el 7 y es una máquina, jamás tuve problemas y funciona también como una tablet.
    En mi caso que leo cómics me permite conectarme online para explorar páginas, ver videos y almacenar música para escuchar.
    Ahora si sólo querés un e book la edición simple de Kindle también es buena. La única diferencia es que la pantalla es en blanco y negro.
    Lo que tiene de bueno kindle es el servicio de mail. Una vez que lo asociás con una cuenta te descargás un libro en la compu y después te lo mandás al Kindle.
    Lo ideal en esos casos es convertir el texto epub, en el que vienen la mayoría de los libros, en el formato MOBI que es una pavada.
    Si llegá conseguir un kindle avisame que te digo como se hace rápido desde la web
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.