El hijo de Tarzán

En 1915 en pleno suceso comercial de Tarzán decidió experimentar con una propuesta diferente en la saga del hombre mono.

El resultado fue una novela extraña pero interesante que cambió durante una entrega el enfoque de la serie.

El hijo de Tarzán se desarrolla 10 de años después del libro previo (Las fieras de Tarzán) y presenta a Lord Greystoke, de 34 años, viviendo pacíficamente en Londres con Jane y su hijo Jack, quien por entonces tiene 11 años.

El chico desconoce la verdadera historia de su padre y a raíz del trauma que le generaron a Jane los hechos narrados en el libro anterior la familia decidió no volver a la jungla.

Alexis Paulvitch, el viejo enemigo de Tarzán logró sobrevivir todo ese tiempo en África, y cuando se encuentra accidentalmente con el simio Akut, el viejo aliado del hombre mono, decide llevarlo a Londres para explotarlo comercialmente.

Como el animal estaba acostumbrados al contacto con hombres blancos recibe órdenes sin inconvenientes.

El mono se convierte en un fenómeno popular en el circo y llama la atención de Tarzán y su hijo que deciden asistir al espectáculo.

El chico establece una conexión especial con el animal y cuando Paulvitch se entera que es Jack Greystoke crea un plan para vengarse del hombre mono.

Jack se escapa todas las noches de su mansión para estar cerca de Akut y en una de esas ocasiones el ruso aprovecha la visita para intentar matar al joven.

Las cosas salen mal porque el mono sale en defensa de Jack  y Paulvitch termina muerto.

Conmocionado por la situación y el hecho de sentirse responsable de la muerte del ruso, Jack decide escapar a África (WTF) para que su familia no enfrente la deshonra de sus actos.

El chico desaparece durante años y se convierte en Korak de la jungla, que es una versión juvenil del Tarzán original.

Durante su estadía en el continente africano Junior recata a Mirian, una chica francesa de 11 años que fue secuestrada por un jeque árabe que la golpea continuamente. La historia personal de Mirian en el libro se narra de manera paralela al conflicto de Jack, hasta que los personajes se encuentran y viven aventuras juntos.

La dupla representa una nueva versión de Tarzán y Jane con la diferencia que Miriam es mucho más salvaje y tiene mayor participación en la acción.

04a

 

En realidad esta novela se debió titular La novia del hijo de Tarzán, ya que la joven es la principal figura del relato y el resto de los personajes gira en torno su historia de vida.

Un libro muy raro porque durante el desarrollo de la trama pasan ocho años y termina cuando Korak y Miriam son adultos y tienen 18 años.

La novela de Burroughs es entretenida y más larga que las entregas previas pero en lo personal nunca me terminó de convencer.

Al igual que a la mayoría de los lectores que la descubrieron en 1915 me decepcionó el hecho que Tarzán tuviera un rol tan secundario.

Korak no es lo mismo y fue trabajado como una burda imitación de su padre, quien se roba los mejores momentos de la novela con sus breves apariciones.

Si la saga se hubiera encaminado por este camino tal vez Tarzan hubiera quedado pronto en el olvido, ya que seguir la historia con el hijo no era interesante.

Afortunadamente Burroughs tomó notas de las quejas de los lectores y en adelante Korak pasó a ser un personaje secundario y las historias se centraron en el hombre mono original que era el héroe que quería la gente.

A partir de la siguiente novela volverían las historias clásicas del personaje y este libro quedó como un experimento del autor que no terminó de funcionar.

Burroughs tuvo mejor suerte con la hija de John Carter que funcionó mejor en la saga de ciencia ficción, pero ese es un tema para otra nota.

Esta novela se adaptó en Hollywood en 1920, en un serial mudo de 15 episodios que resultó un enorme suceso comercial e impulsó en el cine más proyectos relacionados con Tarzán.

Una consecuencia positiva de la aparición de Korak que es justo destacar.

A continuación pueden ver un fragmento de ese film.

 

1 Comentario

  1. Mira vos yo tenía varios comics de los sesenta y setenta de Korak, y siempre pense que era un personaje inventado en los comics. Como tantos sidekicks de moda en esa epoca.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*