Cocodrilo Dundee (1986)

Crocodile Dundee : Cinema Quad Movie Poster

Uno de los personajes más queridos de los años ´80 que se convirtió en el primer fenómeno internacional del cine australiano.

Si bien el cine de ese país había llamado la atención con las historias de Mad Max a fines de la decada del ´70 y las películas alocadas de Brian Trenchard Smith (The Man from Hong Kong), se trataban de fenómenos de culto que no habían tenido impacto en el público general.

Claro que era opciones elegidas por los amantes del cine de acción pero no todo el mundo se enganchaba con esas propuestas.

En 1986 el comediante australiano Paul Hogan, quien hasta ese momento sólo era conocido en su país, sorprendió con una comedia que se convirtió en un fenómeno internacional.

Cocodrilo Dundee recaudó más de 320 millones de dólares y se destacó como la segunda película más vista de ese año en los Estados Unidos, después de Top Gun.

Nada mal para una producción independiente que se hizo con apenas 10 millones de dólares.

Hogan creó el personaje de Cocodrilo Dundee, inspirado en un supuesto aventurero llamado Rodney Ansell, quien sobrevivió 56 días en un valle luego que su bote fuera atacado por una ballena.

Un documental que registró esta historia hizo muy popular a Ansell en su momento, aunque muchos medios consideraron también que el hombre era un personaje mediático que buscaba atención y su historia no era cierta.

Paul Hogan tomó como inspiración Ansell para crear a su famoso personaje. Luego del estreno de film, Ansell intentó demandar sin éxito al actor por el uso de su imagen.

Como Cocodrilo Dundee era un personaje original que no se centraba en la vida de Ansell la corte australiana rechazó la demanda. El mediático aventurero que luego se hizo adicto a las anfetaminas falleció en un tiroteo con la policía en 1999.

22450-crocodile-dundee-001

La película de Peter Fayman, quien había sido director de la serie televisiva, El show de Paul Hogan, narraba la historia de una periodista de Nueva York que viajaba al desierto australiano para entrevistar a una cazador de cocodrilos que era famoso por el hecho de haber sobrevivido varios días en la naturaleza, luego de haber sido atacado por uno de estos animales.

En la primera parte del film, que trascurría en el hogar del protagonista, la historia se centraba en el género de aventuras donde se describía la vida cotidiano de este excéntrico personaje.

La trama se enfocaba por completo en la comedia a partir del momento en que Cocodrilo viajaba a Nueva York para continuar con el reportaje.

Dundee, quien estaba a acostumbrado a vivir en la naturaleza, de repente tenía que lidiar con la vida urbana de la gran ciudad y las comodidades de un hotel de lujo.

Cocodrilo Dundee fue una película rara en su momento porque presentaba un aventurero que no se enfrentaba a ningún villano y apenas tenía acciones heroicas.

El conflicto principal pasaba por el hecho que se enamoraba de la periodista que estaba comprometida con otro hombre.

Gran parte del humor se enfocaba en el choque cultural de las tradiciones australianas y la vida moderna de Nueva York.

El personaje de Hogan resultaba desopilante por su inocencia y las reacciones que tenía en un ambiente que le resultaba extraño.

Dundee se hacía querer con el transcurso de la trama y el romance con la periodista, interpretada por Linda Kozlowski (quien luego se convirtió en la esposa de Hogan), se nutría espiritualmente de la clásica relación entre Tarzán y Jane.

Por esa razón no era casualidad la mención de estos personajes en una escena del film.

Cocodrilo Dundee fue una comedia diferente en el momento de su estreno y tuvo uno de los mejores finales que se vieron en el género durante la década del ´80.

Siempre me pareció brillante la manera en que el director Faiman construyó esta escena y como la intensidad de la música se incrementa a medida que se desarrolla la situación.

Con esta propuesta Paul Hogan había buscado hacer una película australiana que pudiera tener repercusión internacional y el suceso fue mucho más grande lo que esperaba.

Más allá de lo que representó para la industria cinematográfica de ese país, Cocodrilo Dundee tuvo un enorme impacto en el campo del turismo en los años siguientes.

Por ese motivo Hogan recibió la medalla de La Orden de Australia con la que el gobierno de ese país reconoce a los ciudadanos del ese país por sus servicios.

El suceso de esta producción generó que se hicieran dos continuaciones que no tuvieron la misma repercusión pero brindaron películas muy entretenidas.

Aunque de eso me encargaré en otras notas.

El avance original de Cocodrilo Dundee.


5 Comentarios

  1. El final de esta pelicula siempre me parecio genial!es mas,es uno de mis finales favoritos del cine
    Lastima que las continuaciones dejan mucho que desear

  2. Me encanta esta película. Las continuaciones no son malas, la primera me parece muy buena de hecho, pasa que deja de ser creible que Dundee siga sin adaptarse todo esos años.

    Como bien decian en Tropic Thunder: Hogan es un tesoro nacional en Australia.

    Corregime si me equivoco Hugo, tengo entendido que en su momenti esta pelicula fue la primera comedia extranjera en quedar numero 1 (en comedias) en EEUU desde Cantinflas.

  3. Brillante película. Y me trae a la memoria la vivencia de cuando la vi en el cine.
    Año 1987, último año de secundario, y fan de las películas de Schwarzenegger.
    Fuimos a ver Predator. En esa época en el cine las funciones eran dobles, así que antes de Predator nos pasaron la desconocida (para nosotros) Cocodrilo Dundee. Y nos matamos de risa. Aún recuerdo en cierto momento, cerca del final, cuando la protagonista sale corriendo a buscar a Dundee antes de que se vaya, para correr más rápido se saca los zapatos y los tira. Fue en ese momento en que un cerebro de la fila de atrás le dice en vos alta a su novia: “Los tiró. Mirá para vos!”.
    Mis amigos y yo nos matamos de risa, de la película y del comentario.
    Termina. Intervalo. Comienza Predator, de la cual solo conocíamos el póster, y por lo tanto suponíamos una película tipo Comando. Gran sorpresa el comienzo de la película con una nave espacial cayendo a la tierra. Impresionante película. En cierto momento, cuando el alienígena observa a Schwarzenegger con su termovisión, el cerebro de la fila de atrás vuelve a explicar: “Ahhh, tiene un detector de carne”. Nueva andanada de risas por parte mía y de mi amigo.
    Fin. Salimos del cine completamente llenos de las dos películas.
    Perdón por lo largo, es un gran recuerdo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*