Nick y Nora Charles: Song of the Thin Man (1947)

Entrega final de la saga del matrimonio de detectives, Nick y Nora Charles, quienes se despidieron de la pantalla grande con esta película en 1947.

Para entonces William Powell y Myrna Loy se había pasado casi una década interpretado estos personajes y llegaba el momento de cerrar la serie.

The Thin Man, el film original de 1936, nunca fue concebido como una saga policial sino que las continuaciones se fueron gestando gracias al éxito que tenían estas producciones en la taquilla.

Song of the Thin Man es considerada el capítulo más flojito de la serie, no porque la película sea mala o decepcionante, sino que ya se notaba un claro desgaste en la historia de los personajes.

No así en la mágica química de los protagonistas que es lo que hace recomendable ese episodio final.

En el momento en que se hizo este film William Powell tenía 55 años, Myrna Loy, 42, y la edad ya empezaba a notarse en el desarrollo de los personajes.

Son of the Thin Man fue una la única entrega de la serie que no resultó un éxito en los cines, algo que eventualmente llevó a los productores y a los protagonistas a ponerle un punto final a la saga.

Lo que ocurrió fue que el film en esta oportunidad contó con un nuevo equipo de guionistas que le dieron un enfoque diferente a la historia.

Poster - Song of the Thin Man_02-001

Como destaqué en las reseñas previas, lo que hizo especial a la saga de The Thin Man fue que combinó a la perfección la comedia de enredos con el género policial.

Los filmes brindaban un misterio pero también incluían situaciones muy divertidas y diálogos graciosos.

En Song of the Thin Man los nuevos guionistas desarrollaron un conflicto mucho más violento y esto resultó chocante en el público de ese momento que estaba acostumbrado a disfrutar al matrimonio Charles desde otra perspectiva.

Nick y Nora en esta ocasión investigan el asesinato del líder de una big band de Nueva York.

A medida que avanzan en el caso el misterio se vuelve más turbio y la película presenta escenas más violentas. Esta fue la primera vez donde Nora estuvo a punto de ser asesinada y los seguidores de la saga no les gustó este nuevo enfoque.

Si bien había situaciones graciosas y en la trama volvía a aparecer el hijo de los Charles, Nicky jr, el conflicto central era más oscuro y terminaba opacando el humor y las situaciones familiares.

Song of  the Thin Man no es para nada una mala película, como propuesta policial es muy entretenida, sin embargo, al compararla con las otras entregas termina siendo una entrega menor.

Muchos años después del estreno de este film, Mirna Loy confirmó en su autobiografía que ella aceptó hacer este film con la condición que fuera la última entrega, ya que sentía que trabajar diez años en una saga era demasiado tiempo.

Algo en lo que tenía razón y lo curioso es que en 1947 esto no tenía antecedentes.

Era muy raro por aquellos días que Hollywood brindara sagas de este tipo y el concepto también era raro para los artistas.

William Powell no quería seguir interpretando a Nick Charles sin la presencia de Mirna en las películas y el también decidió luego que Song of the Thin Man fuera el cierre de la serie.

De esta manera concluyó una de la grandes franquicias hollywoodenses que durante nueve años, desde 1936 a 1947, brindó un entretenimiento excelente con esta inusual pareja de detectives.

No obstante, William Powell y Myrna Loy volvieron a juntarse en otras películas que también se convirtieron en clásicos del cine.

El avance original de Song of the Thin Man.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: