Nick y Nora Charles: Shadow of the Thin Man (1941)

Probablemente algún sociólogo podría estudiar mejor el inusual caso de y y el impacto que generaban en el público.

Ninguna otra pareja del cine hollywoodense brindó tantos éxitos como esta dupla que sobresalió entre fines de los años ´30 y comienzo de los ´50.

Es muy difícil sostener una saga cinematográfica sin que se genere un desgaste en la trama y los personajes y eso ocurrió con la cuarta entrega de The Thin Man.

No es para nada una mala película pero dentro de esta serie no está a la altura de las otras entregas.

Shadow of the Thin Man de todos modos fue un gran éxito taquillero en 1941 porque el público disfrutaba a los protagonistas en la comedia y ese fue el enfoque que le dieron los productores a este capítulo.

Si bien la historia ofrece un buen conflicto policial, el fuerte del film se encuentra en el humor y los momentos familiares que vive el matrimonio Charles.

La trama presenta a Nicky Jr. más crecido, quien con tres años logra robarse unos cuantos momentos de esta película.

Una gran hallazgo del productor Hunt Stromberg la elección de Richard Hall, un niño que tuvo una excelente química con Powell.

La trama policial se centra en el misterioso asesinato de un jockey en el hipódromo de San Francisco.

El caso se complica cuando la investigación de Nick deriva en otro asesinatos de personas que estaban involucradas con el jockey.

La historia es mucho menos macabra que la de Another Thin Man, la entrega anterior, pero el director W.S. Van Dyke logra construir muy bien el misterio con su narración y la identidad del asesino nunca llega a ser predecible.

No obstante, las mejores escenas del film pasan por los momentos de comedia entre Nick y Nora que son fabulosos.

El director Van Dyke, quien quedó en el recuerdo por ser un cineasta que filmaba muy rápido y rara vez repetía las tomas, realizó esta entrega en apenas dos semanas.

Aunque no es la mejor película de la saga, la cuarta entrega de Nick y Nora Charles con el paso del tiempo quedó en el recuerdo por la participación de dos artistas famosas.

Por un lado la película representó una rara incursión en el cine de la famosa actriz de teatro, Stella Adler, quien más tarde se convertiría en la gran mentora de Marlon Brando.

Shadow of the Thin Man además significó el debut cinematográfico de Ava Gardner, quien acá tiene un breve rol como extra y años después se destacaría como una de las grandes estrellas de Hollywood.

La película se estrenó dos semanas antes del ataque japonés a Pearl Harbor y con la entrada de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial la saga del matrimonio de detectives quedó suspendida hasta 1945.

El problema fue que durante los años del conflicto bélico Myrna Loy abandonó el cine para unirse a la Cruz Roja.

Pasarían tres años hasta que Nick y Nora Charles y el perrito Asta volvieran a la pantalla grande.

Este es el avance de Shadow of the Thin Man.


 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*