Los seductores: Comedia con Vanessa Paradis

Una muy buena comedia francesa de enredos que pasó por los cines locales sin mucha difusión y merece su recomendación.

Mi chica favorita de la música, , fue una de las protagonistas de esta producción, donde trabajó junto a Rick Graimes de The Walking Dead (Andrew Lincoln) y Romain Duris, uno de los mejores actores franceses que surgieron en las últimas décadas.

Un tipo muy talentoso que se destacó en filmes populares como Una casa de locos (2002), Las muñecas Rusas (2005) y el policial De latir mi corazón se ha parado (2005).

En este caso la rompió en un rol muy divertido donde tiene momentos fabulosos.

Duris interpreta a Alex, un chanta seductor que junto a su hermana y su cuñado se dedica a romper parejas en la que las mujeres son infelices.

Por ejemplo, si tu hermana o una amiga está en una mala relación con un tarado que la hace sufrir lo llamás a Alex y él se encarga de separar el matrimonio o noviazgo.

De un modo similar a lo que hacían los simuladores de Damián Szifrón, este equipo crea todo tipo de puesta en escenas y personajes para lograr que las mujeres escogidas mejoren su autoestima y se decidan romper esas relaciones que las hacen sufrir.

Las cosas se complican para Max cuando recibe un encargo complicado.

Un empresario mafioso lo contrata para que evite que su hija (Vanessa Paradis) se case con un millonario inglés (Rick de The Walking Dead).

Un trabajo que presentan una gran complicación, ya que el protagonista sólo tiene 10 días para romper la pareja antes de la boda y peor aún, el novio es un buen tipo.

arnacoeur

Alex entonces se hace pasar por el guardaespaldas de Vanessa para tratar de seducirla y evitar que se case con el inglés.

Mientras pasa tiempo junto a la hija del gángster el protagonista descubre que la relación con el millonario no era tan idílica como aparentaba y él también empieza a tener sentimiento hacia ella.

El personaje de Duris es desopilante porque básicamente es un tarado que se ven envuelto en montón de situaciones ridículas para cumplir sus objetivos.

Vanessa Paradis en este caso tuvo un rol más contenido y se encarga de tirarle todos los pies a Duris para que sobresalga en este papel que es muy divertido.

La trama tiene algunas situaciones grotescas en el terreno de los enredos, pero esta no es una película para tomarse en serio y esas escenas logran ser entretenidas.

Duris y Vanessa Paradis conformaron una muy buena dupla en esta película y se destacan principalmente en una escena muy especial donde el protagonista decide imitar a Patrick Swayze en Dirty Dancing.

Alex Luppi es un nabo pero logra hacerte reír porque en el fondo es un perdedor que jamás pudo abrirse sentimentalmente con nadie.

Vanessa Paradis apenas cobró 300 mil dólares por este trabajo, un suelo bastante bajo para los números que se manejan en el cine europeo.

Los productores para compensarla entonces decidieron darle un porcentaje de la taquilla si el film funcionaba en los cines.

En el 2010 Los seductores se convirtió en la película más taquillera de Francia al ser vista por más de cuatro millones de espectadores en sus primeras semanas  de exhibición.

A raíz del suceso de la película Vanessa terminó cobrando un millón de euros adicionales.

Si tienen ganas de ver una entretenida propuesta del género esta es una gran opción.

En Netflix se encuentra disponible con el título de Rompecorazones y también se consigue en dvd.

Este es el avance en español ya que la versión en inglés, para variar, quema las mejores escenas de la película.

1 Comment on Los seductores: Comedia con Vanessa Paradis

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: