Espera a que papá llegue a casa

La única serie animada de Hanna-Barbera concebida para un público adulto.

Mucho antes que aparecieran Los Simpsons, El rey de la colina y Padre de familia, en 1972 esta producción fue la gran pionera en brindar una sátira de la sociedad norteamericana, al mismo tiempo que retrataba cuestiones sociales de ese momento.

Espera que papá llegue a casa  (Wait ´Till your Father Gets Home) fue una de las más elogiadas obras de esta compañía y en Estados Unidos llegó a emitirse hasta 1974 en el horario prime time de los domingos a la noche.

La trama giraba en torno a Harvey Boyle, un hombre de más de 40 años, que vivía en un suburbio de Los Ángeles con su familia.

El grupo de los Boyle estaba integrado por Irma, la esposa de Harvey, y sus tres hijos:

Alice, una chica feminista que lidiaba con su obesidad, Chet, un vago que había dejado la universidad y no trabajaba, y Jamie, el hijo menor de la familia que era un mercenario de nueve años que siempre buscaba alguna actividad para hacer dinero.

El programa se enfocaba en desarrollar conflictos reales que retrataban la brecha generacional entre padre e hijos a comienzos de los años ´70.

A diferencia de Los Simpsons o Padre de familia, que presentaban personajes grotescos con un humor más ácido, esta serie de Hanna-Barbera sorprendió en su momento por el realismo con el que eran retratado los personajes y sus conflictos.

waittillyourfathergetshome_L14

Espera a que papá llegue a casa era una sitcom que tranquilamente se podría haber hecho en el formato live action sin alterar los guiones del dibujo animado.

En su momento fue algo completamente innovador, ya que a diferencia de Los Picapiedra o Los Supersónicos (que brindaban comedias de enredo), en este programa se trabajaban temáticas que eran de actualidad en los años ´70.

Los movimientos de liberación femenina, las drogas, las sectas, la guerra de Vietnam y las pastillas anticonceptivas, eran temas cotidianos de esta producción que jamás se habían explorado en una serie de animación.

Más allá de las temáticas sociales, Espera a que papá llegue a casa también trascendió  por el humor irónico que manejaba el programa.

Un aspecto de la historia que estaba representado en el memorable vecino de Harvey, Ralph.

Un hombre de ultra derecha, (con un notable parecido a Nixon) que estaba obsesionado con eliminar la amenaza comunista de los Estados Unidos.

Ralph era un tipo racista y prejuicioso que lideraba un comando paramilitar integrado por un grupo de jubilados.

Harvey además de los problemas cotidianos que tenía con sus hijos también tenía que soportar a este psicópata que veía comunistas en todas partes.

Otra particularidad de esta serie fue que presentaba un estilo de animación mucho más cercano al cómic, que a la tradicional estética de Hanna-Barbera.

Entre 1972 y 1974, el período en el que se emitió el programa en la televisión, todos los artistas de la productora se mataban por ser parte de este dibujo animado, ya que les brindaba la oportunidad de hacer algo completamente diferente.

En los extras del dvd, Iwao Takamoto, uno de los principales realizadores de la compañía, cuenta que por lo general William Hanna y Joseph Barbera asignaban a esta serie a los artistas que se habían esforzado en las propuestas infantiles.

Ser parte de Espera a que papá llegué a casa era un premio que les permitía hacer algo más creativo,  donde además nunca se repetían las fórmulas argumentales.

Esta serie la descubrí durante los primeros años del Cartoon Network en Latinoamérica (se emitía los domingos a las 23:30) y me fascinó enseguida por el realismo y el humor con el que se abordaban temáticas sociales.

El programa era una auténtica máquina del tiempo por estas características que hicieron de la serie una propuesta especial.

Espera a que papá llegue a casa con el paso de los años se convirtió en una obra de culto de Hanna-Barbera y permitió que más producciones de animación se transmitieran en el horario prime time para el público adulto.

Hasta ahora Warner sólo editó la primera temporada en dvd.

A continuación pueden ver un avance de la serie y los créditos iniciales.

 

4 Comentarios

  1. me parece que hay otra serie pionera en ese sentido.. y son los cortos de La familia oso (the bearg family) de walter lantz… que incluso se dió en la tv argentina en los 80s…
    donde estaba el mismio biotipo de personajes.. el padre con sus quilombos a la homero simpsons de las 1ras temporadas… su mujer que era temida por todos (en especial por su marido).. su hijo jr que era un adolescente medio bobo.. y su hermanita pequeña…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*