Straight Outta Compton

Una de las películas más taquillera del año pasado en los Estados Unidos que no pasó por los cines locales y brinda una propuesta muy interesante para analizar.

Straight Outta Compton en lo personal me dejó con sentimientos encontrados, ya que se trata de un film que no llegó a profundizar con honestidad la temática que abordaba.

La película narra la historia de N.W.A, una agrupación de rap cuyo surgimiento marcó un antes y un después en este género musical y en la cultura popular norteamericana.

La banda integrada por Ice Cube, Dr. Dre, Easy -E, MC Ren y DJ Yella sacudió literalmente a una nación con las letras brutales que describían la situación social de una comunidad que estaba silenciada.

Este tema en lo personal me parece sumamente apasionante.

Hacia mediados de 1988 el rap ya estaba consolidado como género musical, sin embargo, artistas como Run-D.M.C, Mc Hammer, DJ Jazzy & The Fresh Prince (Will Smith), Vanilla Ice, brindaban canciones pegadizas que se centraban en el entretenimiento.

Los muchachos de N.W.A. (Niggers With Attitude) llevaron esta música a otro nivel al concebir lo que hoy conocemos como el gangsta rap.

Sus canciones fueron una manifestación de la violencia y el racismo brutal que se vivía en áreas marginales de Los Ángeles, como Compton y South Central. Lugares, que por cierto, no cambiaron demasiado en la actualidad.

Las letras de N.W.A. describían una realidad social que nunca se había retratado en el rap, con letras plagadas de insultos, palabras despectivas y mensajes de violencia.

Los raperos se llamaban “niggers” entre sí, las mujeres eran todas putas y los músicos promovían combatir la violencia de la policía con más violencia, como se expresaba de manera brutal en el controversial tema Fuck tha Police.

N.W.A. sacudió literalmente una industria musical y nada volvió a ser lo mismo.

Unos pibes  que surgieron de condiciones sociales muy marginales y  no tenían más de 20 años se animaron a desafiar las normas de la sociedad y en el camino crearon un nuevo género musical que desarrollaron lo que sería el Hip Hop de la Costa Oeste.

Ahora bien, el lado negativo de esta historia es que también contribuyeron a empobrecer la cultura de un país y la fama y el dinero eventualmente se lo terminó devorando para convertirse en raperos hipócritas que vendían un producto cuya ideología ya no tenía nada que ver con ellos.

A diferencia de otras agrupaciones como Public Enemy, que al menos tenía una ideología política en sus canciones (con la que podés coincidir o no), los temas de Dr.Dre y Ice Cube luego se limitaron a difundir mensajes misóginos y homófobos, sumamente violentos, que no aportaban absolutamente nada.

Mientras en sus discos alentaban a los jóvenes a vivir el estilo de vida gángster y resolver todo a los tiros, ellos se forraban de dinero y mantenían alejados a sus hijos de los mensajes que propagaban.

Mensajes, que por otra parte, contribuyeron a sumergir al rap en un ambiente violento que generó una guerra entre las discógráficas rivales y terminó con el asesinato de artistas talentosos como Tupac Shakur y Notorius B.I.G.

NWA

Una biografía indulgente

Lamentablemente la película Straight Outta Compton no trabajó esta historia con la honestidad necesaria para narrar estos hechos con veracidad.

El film fue producido por Ice Cube y Dr. Dre, quienes se encargaron de manera eficiente que los muertos de su placard quedaran bien encerrados.

Esta producción dirigida por F.Gary Gray (La estafa maestra) brinda un retrato extremadamente indulgente de estos raperos donde se esquivaron los aspectos más oscuros de los hechos reales.

La trama nunca profundiza en las consecuencias negativas que generó el concepto violento del gángster rap ni los aspectos más oscuros de los protagonistas, como los numerosos hechos de violencia doméstica en los que se vio envuelto Dr.Dre por golpear mujeres.

El rapero luego pidió disculpas en los medios por su comportamiento en el pasado y sus trabajos en la actualidad ya no propagan la violencia sin sentido de sus primeros discos. Lo mismo ocurre con Ice Cube, quien hoy es productor de propuestas familiares en la televisión.

En este film obviamente buscaron lavar sus historias personales para quedar bien parados sin la necesidad de exponerse demasiado.

Al menos en el corte para cines que es el que pude ver.

La película original del director Gray duraba tres horas y media e incluía escenas que no dejaban bien parado a Dr.Dre.

Desconozco por el momento si esas escenas fueron incluidas en la versión sin cortes para el dvd.

La primera mitad del film es la más lograda y se centra en los orígenes de los protagonistas y cómo las condiciones sociales en las que vivían generaron la creación del histórico disco Straigh Outta Compton.

El film de Gray en este tema recrea con acierto las circunstancias que dieron origen a canciones como Fuck tha Police.

Luego el film se enfoca en la caída de N.W.A. y los conflictos interno por el dinero que eventualmente terminó separando a los raperos.

Algo muy escalofriante de este film es que reúne un reparto donde los actores tienen un parecido físico extraordinario a los artistas reales.

Las interpretaciones la verdad que son brillantes y sobresalen especialmente Jason Mitchell (Easy-E), Corey Hawkins (Dr. Dre) y  O’Shea Jackson Jr, el hijo de Ice Cube, quien encarna a su propio padre en esta historia. Algo muy loco, por cierto.

También se destaca con muy buenos momentos en un rol secundario, Paul Giamatti, quien interpreta a Jerry Heller, el primer manager de N.W.A.

Aunque Straight Outta Compton nunca profundiza el tema que trabaja es una biografía muy entretenida que definitivamente merece su visión si les interesa este tipo de películas.

Realizada con un presupuesto limitado de 28 millones de dólares, el film superó los 200 millones de dólares en la taquilla de Estados Unidos y terminó nominado al Oscar como Mejor Guión Original.

A continuación pueden ver el trailer de esta producción y luego el video clip original que dio nacimiento al gangsta rap en 1988.

N.W.A: Straitgh Outta Compton.

En 1988 estos fueron por lejos los más malos del rap. Los muchachos eran intimidantes.

2 Comentarios

  1. Me encanto esta pelicula, me parecio de lo mejorcito del año pasado. No se me hizo para nada larga e incluso tambien senti que faltaban desarollar mas algunas partes, podrian haber hecho una miniserie tipo Temptations. Pd: Increible el parecido del hijo de Ice cube con el padre!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*