El tigre y el dragón 2

Este fin de semana vi en Crouching Tiger, Hiden Dragon; Sword of Destiny, la continuación de El tigre y el dragón, el clásico de Ang Lee del año 2000 que reseñé la semana pasada.

Una película que me dejó con sentimientos encontrados y hasta desconcertado.

Sería una exageración enorme calificarla de mala, pero sin duda no estuvo a la altura de lo que debió ser la segunda entrega de un film tan importante en el género como fue el trabajo de Lee.

La dirección esta vez corrió por cuenta de Yuen Woo-Ping, un genio absoluto del cine de artes marciales, quien elaboró las secuencias de acción de la película original.

Ang Lee le dio la bendición para este proyecto pero se negó a dirigir esta entrega porque no le gusta filmar continuaciones de sus obras.

Los productores también quisieron incluir en esta historia a la actriz Zhang Ziyi pero ella rechazó la oferta porque Lee no estaba involucrado.

La trama tiene como protagonistas a Michelle Yeoh, quien vuelve a interpretar el rol de Yu Shu Lien, y Donnie Yen, una gran incorporación de esta propuesta.

La protagonista sale de su largo retiro en silencio cuando aparece otra vez la espada Green Destiny, que pertenecía al guerrero Li Mu Bai (Chow-Yun fat).

A partir de ese momento se genera toda una trama de intrigas y traiciones que giran en torno a la espada y poco tiene que ver con la historia original.

tigre y dragon 2

El problema con esta propuesta es que el argumento no justifica la razón de ser de esta continuación.

La película toma el título de la última novela da la saga literaria The Crane-Iron, Wang Dalu para crear un relato claramente orientado al público occidental.

En ningún momento sentí que estuviera viendo un wuxia clásico como el que brindó Ang Lee en su momento, ya que parece una película de fantasía hollywoodense concentrada en la acción.

No ayudó en ese sentido que esta producción fuera filmada en Nueva Zelanda donde se perdió también esa belleza que el film original capturó de los escenarios naturales chinos.

Yuen Woo-Ping es un director técnico que nadie lo puede opacar como el más grande coreógrafo de acción de todos los tiempos.

Obras de él como Snake in the Eagle’s Shadow, Drunken Master, Iron Monkey y Wing Chung (protagonizada por Michelle Yeoh) son películas que hicieron historia en este género y cambiaron la manera de trabajar las artes marciales en el cine.

En ese sentido la labor de este artistas es intachable.

Sin embargo, la sensibilidad no es una virtud que se destaque en sus narraciones. Un elemento que fue clave en El tigre y el dragón, por el modo en que se fusionaron el drama con el romance y las artes marciales.

Esto también fue una responsabilidad del guionista John Fusco (Young Guns 2), quien no supo capturar en esta continuación el tono del film anterior.

Sword of Destiny parece un film de artes marciales clase B que nunca llega a estar a la altura de la película original en otros aspectos artísticos como la fotografía, los vestuarios, el diseño de producción y la música.

Campos que en la producción del 2000 no en vano fueron reconocidos con merecidas nominaciones al Oscar.

Acá nos encontramos inclusive con escenarios generados por animación computada a los que les faltó una pulida en la post-producción.

El trabajo de Yuen Woo-Ping básicamente es un film genérico que se limita a presentar secuencias de acción decentes.

Más allá de eso la historia no es atractiva. El conflicto presenta numerosos personajes que pelean y mueren y no generan ningún tipo de impacto emocional en la historia.

Eso sí las peleas abundan y hay muy buenas escenas, pero eso no es lo que uno hubiera esperado para la continuación de una película que fue tan importante en este género.

Michelle Yeoh y Donnie Yen hacen una buena dupla juntos y tal vez en ese punto encontremos lo mejor de esta producción.

En fin, una producción original de Netflix que no llega a ser mala pero brinda una película que no termina de convencer.

2 Comments on El tigre y el dragón 2

  1. Yo por lo menos la pase muy bien con la peli, y ahora son otros tiempos donde una peli de artes marciales ya no genera impacto mas que para los seguidores, obvio que la primera lo bien hecha que estaba y novedosa que era la condiciona mucho. Igual me gusto la peli pese a estar lejisimos del nivel de la primera.
    saludos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: