La isla del tesoro: El clásico de Stevenson

¡Quince hombre van con el cofre del muerto,

Yo-jo.jo, y una botella de ron!

La bebida y el diablo acabaron con el resto 

¡Yo-jo-jo, y una botella de ron!

La madre de todas las historias de piratas que estableció a estos personajes para siempre en la cultura popular.

Por supuesto que hubo otros autores que hicieron una gran contribución, como J.M.Barrie con el Capitán Hook, Rafael Sabatini con el Capitán Blood y Emilio Salgari con El Corsario Negro y Sandokán.

Sin embargo, fue Robert  L. Stevenson quien en 1883 brindó la obra que tendría una influencia descomunal en el cine y la literatura, además de presentar todos los elementos clásicos que hoy asociamos con los piratas.

Ya reseñé varias cosas de este gran autor en el blog, pero era hora de meterme con sus grandes trabajos.

No deja de ser una gran paradoja que hoy consideramos a La isla del tesoro un clásico indiscutido de la literatura y en el momento de su publicación la novela fue destruida por los críticos.

Stevenson fue masacrado por ser considerado un escritor de lenguaje vulgar que no tenía clase y brindaba propuestas de dudoso valor intelectual.

Para más información sobre este tema recomiendo conseguir el extraordinario ensayo de G.K.Chesterton, Estudio preliminar, que analiza en profundidad la vida y obra de Stevenson. Si sos fan como yo de Robert L. es un material que te va a gustar incorporar en tu biblioteca.

Alguna ediciones de las obras completaS de este artista incluyen este interesante trabajo del creador del Padre Brown.

Chesterton cuenta que Stevenson tenía la cualidad de llegar a la gente con un lenguaje sencillo que le permitía capturar con facilidad la atención de los lectores.

Stevenson no escribía para enseñarle a la gente cómo vivir sus vidas, sino para entretenerlos con un relato de aventuras, romance o terror. Algo que a los críticos de ese momento les molestaba.

Antes que el autor presentara las aventuras de Jim Hawkins y John Long Silver, el trabajo literario más importante que había sobre este tema era Historia general de los robos y asesinatos de los más famosos piratas, del Capitán Charles Jhonson, un pseudónimo que hasta el día de hoy sigue siendo un misterio.

Jamás se pudo comprobar que existiera un capitán con ese nombre en Inglaterra y se cree que ese trabajo en realidad sería una obra de Daniel DeFoe (Robinson Crusoe), aunque esto tampoco se pudo probar con documentos concretos.

Al margen de este tema, el libro fue el primer antecedente importante que surgió sobre los piratas y presentó la biografía de varios criminales famosos que sembraron el terror en los mares de todo el mundo.

Stevenson tomó como referencia principal este libro y el cuento de Edgar Allan Poe, (mi favorito) El escarabajo dorado, para desarrollar el conflicto de La isla del tesoro.

Una obra que escribió para entretener a los chicos y que fue publicada por entregas en la revista infantil, Young Folks, entre 1881 y 1882.

treasure-islandLa isla del tesoro estableció en la cultura popular todos esos elementos que quedarían asociados con los piratas en los siglos posteriores.

La bandera con la calavera, el mapa que esconde un enigma, el pirata con la pata de palo, las islas tropicales y los loros como mascotas inseparables de estos personajes.

Un aporte de Stevenson que fue de su creación y luego apareció en un montón de películas y otras novelas, es el concepto de la Mancha Negra.

Esto era un mensaje que describía un veredicto para los piratas que eran llevados a un juicio por la tripulación. El mensaje podía destituir al condenado de su puesto o anunciar su ejecución.

Sin embargo, la mayor contribución de la novela es la composición que presenta el autor de John Long Silver, que luego sería copiado hasta el hartazgo en el cine.

Silver es uno de los más grandes anti-héroes que presentó la literatura.

El cocinero bonachón y jocoso de un barco que luego resulta ser en un asesino implacable, cuyas acciones lo convierten en un ser impredecible.

Silver logra comprar la simpatía del espectador desde el primer momento en que Stevenson lo presenta en el conflicto y luego se vuelve memorable a raíz de la relación que entabla con Jim Hawkins, el protagonista.

Un personaje que representaba a los lectores a quienes estaba dirigido la novela.

A través de la mirada de Jim el autor nos transporta al mundo de los piratas y sus particulares códigos de vida que resultaban apasionantes.

Un detalle que siempre me encantó de La isla del tesoro es que Stevenson no glorifica a los piratas, sino que por el contrario, los retrata como personajes siniestros.

Los primeros episodios que transcurren en la posada que tiene la familia de Jim, donde aparecen Billy Bone y Perro Negro, los piratas llegan a ser aterradores.

Todo lo contrario al retrato que presentarían Sabatini y Salgari en sus libros, donde los bucaneros eran héroes rebeldes más admirables.

En sus barcos comandaban una tripulación de criminales pero los protagonistas tenía ciertos códigos morales.

Algo que no ocurre con los bucaneros de Stevenson que tenían comportamientos más impredecibles.

Un chico, un mapa que esconde un enigma y una isla aterradora poblada de piratas que deseaban quedarse con el tesoro escondido del legendario Capitán Flint.

Con esos elementos Stevenson brindó una de las más grandes novelas de aventuras de las historia, que sin importar la edad que tengas, después de tantos años sigue brindando una lectura inolvidable.

No importa si viste las numerosas adaptaciones que se hicieron en el cine y la televisión de este libro, la obra literaria original no tiene desperdicio y es una obra maestra del género que tenés que disfrutar en algún momento de la vida.

 

 

10 Comments on La isla del tesoro: El clásico de Stevenson

  1. Me gusto la reseña sobre todo la parte que dice, que Stevenson no glorifica a los piratas, sino que por el contrario, los retrata como personajes siniestros, estoy totalmente de acuerdo con el señor Stevenson, no se como en la actualidad muchas personas ven a los piratas como si fueran buenos o simpáticos, me imagino que es gracias a películas como los piratas del caribes, que lograron esta nueva reputación, pero la triste realidad es que muchos de ellos podían hasta violar niñas de 12 años y matar ancianos, sin ninguna clase de remordimientos.

  2. En realidad es algo que viene antes de Piratas del caribe, Paul.
    Creo que se originó con la adaptación light que presentó Disney de esta novela y la manía de Hollywood es retratar a los piratas como héroes que se enfrentan al sistema, como vimos en Capitán Blood o The Black Swan, con Tyrone Power.

  3. …No quisiera entrar en polemica pero hasta el ejercito mas disciplinado de la epoca cuando se movilizaba llevaba a cabo el mismo tipo de atrocidades que cometian los piratas,saquear,matar, y violar, cabe destacar su organizacion a base del voto y la igualdad, algunos investigadores hablan de protoanarquismo… lei este libro muy chico… voy a volver a leerlo… me recomendaron black tails, la viste HUgo?

  4. Hola, Hugo. Hay un libro llamado “Si una mañana de verano un niño” de un autor italiano que refiere con ese título a “Si una noche de invierno un viajero”, de Italo Calvino. En “Si una mañana…” el autor le escribe una carta a su hijo (por ese entonces chiquito) acerca del amor a la literatura. Y dedica cada capítulo a explayarse sobre un libro, un personaje, una idea literaria. Y dedica un capítulo a “La isla del tesoro” y hace una mirada sobre el personaje de Long John Silver y su comportamiento camaleónico. Te lo recomiendo. Tal vez te guste. Por otro lado varias veces hablás de Chesterton (un autorazo impresionante. Su prosa te pinta un cuadro en la cabeza. Uno de los que -tengo entendido- reinvindicó a Dickens cuando su recuerdo en Inglaterra no era tan valorado), ¿leíste de Chesterton “El hombre que fue jueves”? Saludos.

  5. Hablando de piratas y en relacion a la otra nota que subiste sobre el avance de conan. Jugaste al Monkey island? Los 3 primeros son increibles.
    Saludos Hugo y que tengas un gran año.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: