El Disney olvidado: Sopa de gemelas (1961)

Episodio 30.

Una de las sagas más exitosas en la historia de los estudios Disney que logró mantenerse vigente con el paso del tiempo.

En la actualidad cualquier chico de menos de 11 años puede reconocer la historia de las gemelas separadas al nacer, gracias a la remake de 1998 que protagonizó Lindsay Lohan.

Un film que se hizo gracias a la repercusión que tuvo la serie original en el Disney Channel de los Estados Unidos.

De todas las películas realizadas la mejor es la producción original de 1961 protagonizada por Hayley Mills.

Luego del éxito de Pollyanna (previamente reseñada en el blog), Sopa de gemelas consolidó a la joven actriz como una de las principales estrellas juveniles del estudio Disney.

Si bien luego hizo varias películas para la misma compañía, su labor en esta comedia de enredos la hizo famosa en Hollywood y hasta la fecha es el principal título de su filmografía con la que el público la asocia en el acto.

La trama estuvo basada en el clásico infantil de la literatura alemana, Lottie and Lisa, de Erich Kästner.

Una historia que fue adaptada 16 veces en el cine, con producciones de India, Lituania, Suecia, Japón, Gran Bretaña e Irán.

Sin embargo la versión más popular de todas es la que hizo Disney a comienzos de los años ´60.

La trama tiene que ver con dos chicas que se conocen en un campamento de verano y descubren que son hermanas gemelas.

Sus padres se divorciaron cuando tenían un año y las dos hermanas fueron separadas. Susan creció con su padre en California y Sharon con la madre en Boston.

Cuando las chicas descubren la verdad sobre el origen de su familia crean un plan para juntar a sus padres otra vez.

La particularidad de esta película es que Hayley Mills interpretó a los dos gemelas de la historia, algo que fue muy innovador a comienzos de la década del ´60.

parent-tap-poster

Hoy con el avance de los efectos digitales esto no representa ningún tipo de inconvenientes, como pudimos ver recientemente en Red social (David Fincher) y Leyenda (Tom Hardy).

Sin embargo en el momento en que Disney emprendió este desafío esas herramientas no estaban disponibles y la clave pasó por el trabajo de edición.

Walt Disney delegó esta tarea en quien era el mejor profesional de ese momento, Philip W. Anderson, quien había sido nominado al Oscar por Gigante (1956) y Sayonara (1957).

Gracias a su excelente labor en Sopa de gemelas obtuvo su tercera nominación, pero el premio quedó en manos de Thomas Standford, por su labor en West Side Story.

No obstante, el trabajo de Anderson en esta producción fue brillante y a lo largo del film uno termina por creer que la historia fue interpretada por gemelas reales.

En esto jugó un papel importante también el trabajo de Hayley Mills, quien supo diferenciar con su actuación las personalidades de las dos hermanas.

La dirección corrió por cuenta de David Swift, quien previamente había trabajado con la joven actriz en Pollyanna.

En este caso presentó una comedia de enredos que logra ser muy divertida, motivo por el cual se convirtió en un auténtico clásico del cine live action de Disney.

Son esas historias emotivas que llegan a la gente y terminan siendo descubiertas por nueva generaciones de espectadores.

La única objeción que tengo con esta producción es que el plan de las gemelas se extiende demasiado en el tercer acto y la película se hace demasiado larga de manera innecesaria.

Un tema que manejaron mejor en la remake de 1998.

Lo cierto es que en el momento de su estreno esta película fue un enorme suceso comercial para Disney y para sorpresa del estudio ocurrió lo mismo con re-estreno en cine de 1968.

En 1986, a los 40 años, Hayley Mills volvió a interpretar a las gemelas Susan y Sharon en Sopa de gemelas 2. En la continuación la hija de Sharon quien crea un plan para que su madre forme una pareja con un amigo de la familia, interpretado por Tom Skerrit.

Este film realizado para la televisión tuvo un enorme éxito en los índices de audiencia y eso generó que Disney luego estrenara Sopa de gemelas 3 y Sopa de gemelas 4: Luna de miel en Hawái, ambas de 1989.

Mills interpretó a la versión adulta de las gemelas en todos los filmes.

La remake de 1998 no es una mala película pero carece de la magia de la original. En parte por la interpretación de Hailey que hizo algo especial con estos personajes.

Un spot promocional de este gran clásico de Disney.

 

 

 

1 Comentario

  1. Hola Hugo:
    Esta “sopa de gemelas” no la tenia. Me acuerdo de una pelicula de los 80 con dos pares de gemelas, un par estaban interpretadas por Bette Miller.
    Slds!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*