Retrospectiva Bond: Episodio 24

Hoy: Quantum of Solace (2008).

Mike Mahle - James Bond_22 - Quantum of Solace¿Y dónde está Bond?

Esa es la pregunta que me hice la primera vez que terminé de ver este film años después de su estreno en los cines.

Quedé tan desilusionado con el pseudo 007 que presentó Daniel Craig en Casino Royale, una versión del personaje elogiada con más entusiasmo por espectadores ocasionales, que ni me molesté ver esta producción en los cines.

Con esta película se consolidó y confirmó lo que yo le objetaba al film anterior.

Craig interpretó a cualquier personaje menos al verdadero agente secreto de Ian Fleming. Mostrar a 007 más violento, enojado y perturbado no lo acerca necesariamente a su fuente original.

Por el contrario, lo distorsiona al convertirlo en algo que no es. Un problema que encima se vio afectado por el casting de un actor sin carisma para darle vida a semejante ícono de la cultura popular.

Entonces me di cuenta de algo importante.

Prefiero tener que aceptar un Bond que no me entusiasma demasiado antes que tener una cartelera de cine sin 007.

No quiero volver a pasar por eso, ya la viví con el eterno hiatus que se produjo entre las etapas de Timothy Dalton y Pierce Brosnan.

MV5BMTY0MjI4MDI5MF5BMl5BanBnXkFtZTcwODkwNjk3MQ@@._V1_SY317_CR0,0,214,317_AL_Así fue que un día me puse a ver Quantum of solace y descubrí que era una película con algunas ideas interesantes que se vio afectada por la elección del director equivocado y su modo de abordar la narración de la historia.

Este título horrible que para la gran mayoría del público resultó inexplicable fue tomado de un cuento aburridísimo de Fleming que apareció en la antología, Sólo para tus ojos.

Un trabajo del autor que fue muy utilizado por la productora Eon en la saga cinematográfica. Quantum of solace es el relato más denso de ese libro, ya que carece de suspenso y acción y toda la trama presenta una conversación entre Bond y un político que le narra la historia de amor fallida de una pareja que conoció.

El cuento era un homenaje de Fleming a Somerset Maughan y presentaba una estructura narrativa diferente a la que el escritor utilizaba en los relatos de Bond.

“La cantidad de consuelo” a la que hace referencia el título en la segunda película de Daniel Craig estaba relacionada con los conflictos internos que el personaje atravesaba.

La idea estaba bien pero la realidad es que la gran mayoría de la gente (me incluyo) no lo entendió en ese momento y el nombre del film desconcertó al público.

Un detalle muy interesante de esta producción es que se trató de la primera entrega de la serie que continuó un arco argumental presentado en un film previo.

La trama estaba estrechamente relacionado con los hechos de Casino Royale y se enfocaba en los esfuerzos de Bond por vengar la muerte de Vesper Lynd y sanar emocionalmente su pérdida.

Hasta que se  hizo este film nunca se habían fusionado los conflictos de los filmes como se hizo en esta entrega y eso me pareció original.

Lamentablemente los productores Barbara Broccoli y Michael G.Wilson la pifiaron con el enfoque que decidieron desarrollar este film y el director que eligieron.

Como vimos a lo largo de esta retrospectiva, las películas de Bond siempre se adaptaron a los cambios culturales del momento para mantener vigente al personaje y llegar con mayor facilidad al público.

descarga (1)Cuando el Blaxploitation se puso de moda Cubby Broccoli brindó Vive y deja morir, luego cuando Star Wars sacudió la industria del cine Bond terminó en el espacio en Moonraker.

Hacia mediados de la primera década del siglo 21 las películas de Jason Bourne resultaron la gran revelación dentro del cine hollywoodense.

Por primera vez en muchas décadas apareció un nuevo agente secreto que salió a coparle la parada a Bond y contó con la aceptación del público.

Los dos filmes realizados hasta ese momento por Doug Liman y Paul Greengrass inclusive tuvieron una enorme influencia a la hora de abordar el tratamiento de la acción en el cine.

Un estilo muy acertado para Jason Bourne, ya que se contraponía frente a lo que era el cine de 007.

Lamentablemente en Quantun of Solace los productores y el director Marc Forster no tuvieron mejor idea que emular el estilo Bourne y de esa manera aniquilaron todos los elementos atractivos que siempre estuvieron asociados con Bond.

Tratar de darle un realismo marcado a los filmes de 007 es una estupidez grande como una casa porque eso no es lo que representa Bond, un agente del servicio de inteligencia inglés que se supone opera en secreto y en las historias es conocido por todo el mundo.

Vive conquistando mujeres hermosas y se enfrenta a todo tipo de villanos excéntricos.

eeAhora bien, dentro de ese universo de fantasía el personaje funciona a la perfección. El problema es que en el momento en que a 007 le quitás la fantasía y el glamour que tienen sus historias, Bond deja de ser Bond.

Marc Forster,  quien venía de hacer filmes de un tono distinto como el drama Descubriendo Nunca Jamás y la comedia Más extraño que la ficción, en este caso brindó un clon del cine de Jason Bourne.

La secuencias de acción replicaban el estilo de trabajar el género de Paul Greengrass y distorsionaron por completo el perfil cinematográfico de esta saga.

Quantum of Solace tenía mucho más acción que Casino Royale pero Bond recién aparecía en los segundos finales cuando se recreaba con Daniel Craig la tradicional apertura de las películas.

Momento en el que se escuchaba también el tema musical de la saga que había brillado por su ausencia durante dos horas.

La idea de establecer una continuidad fue una novedad interesante pero me parece que tardaron una eternidad en presentar a Craig como Bond.

El actor llevaba dos películas con el personaje y 007 seguía sin aparecer.

En este caso lo convirtieron en un héroe de acción genérico que no lograba capturar el espíritu del personaje.

Una lástima porque la trama tenía un contenido político interesante que estaba en sintonía con la realidad que atravesaba Bolivia en ese momento y el concepto del argumento no era malo.

El problema es el modo en que lo abordaron.

LOS VILLANOS.

DOMINIC GREEN.

Matieu Amalric tenía la intención de componer un villano Bond más tradicional y deseaba usar una prótesis en su rostro para darle algún detalle particular al personaje.

Sin embargo, el director Forster se lo impidió ya que quería un antagonista realista que representara “el mal escondido en la sociedad”.

Esto dio como resultado un villano que nadie recordará en el futuro.

Amalric es un experimentado actor y cineasta francés famoso por su labor en la comedia Reyes y reinas. Previamente ya había trabajado con Craig en Munich, de Steven Spielberg.

1qosset-gal-greene

GENERAL MEDRANO.

Este militar boliviano corrupto fue interpretado por el poeta y actor mexicano Joaquín Cosio.

A partir de este film empezó a trabajar con más frecuencia en Hollywood. Hace poco se lo pudo ver en la serie de televisión The Strain y en los filmes El llanero solitario y Cantiflas, donde encarnó al famoso actor Emilio “El indio” Fernández.

medrano

LAS CHICAS BOND.

CAMILLE MONTÉS.

¿Olga Kurylenko como agente de los servicios de inteligencia de Bolivia?

Una elección extraña. Resulta increíble que no pudieran encontrar una actriz latina para este rol.

Igual la banco a muerte porque fue lo mejor de esta película. El personaje a cargo de ella es raro pero lo sacó adelante.

Camille Montés básicamente fue una remake de Melina Havelock, la chica Bond de Sólo para tus ojos (1981) interpretada por Carole Bouquet que tenía una historia de venganza muy similar.

Sin embargo en este caso me parece que el personaje fue trabajado con más precisión. Esta vez evitaron que la mujer que tenía su propia misión personal tuviera relaciones con Bond, algo que había resultado completamente forzado en la película de Roger Moore.

Olga Kurylenko tiene buenos momentos en el film y luego de este trabajo su carrera se consolidó más en Hollywood.

Olga-in-Quantum-of-Solace-olga-kurylenko-6821930-600-900STRAWBERRY FIELDS.

Una chica Bond completamente olvidable que no aportaba nada en la trama y desperdició a Gemma Arterton.

La muerte del personaje era una referencia directa a Jill Masterson, la chica Bond asesinada cubierta en oro de Goldfinger.

En este caso cambiaron el oro por el petróleo.

Luego de este film a la actriz se la pudo ver en la remake de Furia de Titanes (2010), El príncipe de Persia (2010) y Hansel y Gretel: Cazadores de brujas (2013).

gg

Cabe destacar como Dato Loco los cameos en el film de dos amigos del director Forster.

Alfonso Quarón aparece como el piloto de un helicóptero y Guillermo del Toro contribuyó con algunas voces que se escuchan en el film.

Originalmente los productores contactaron a Paul McCartney para que compusiera el tema principal, quien en el pasado había hecho un gran trabajo para Vive y deja morir.

Sin embargo el músico rechazó el trabajo y recomendó a Amy Winehouse, quien llegó a grabar un demo que nunca se utilizó debido al mal estado de salud en que se encontraba cuando interpretó el tema.

El trabajo finalmente quedó a cargo de Jack White y Alicia Keys, el primer dueto de la saga Bond.

Al igual que A-Ha, Madonna y Chris Cornell en el pasado, los artistas nunca llegaron a entender que trabajaban para una película de 007.

El trabajo que hicieron no está mal pero calificar esto como una canción Bond es un insulto a la serie cinematográfica.

Otro fiasco que representó casi una década sin temas Bond decentes desde la labor de Garbage en El mundo no basta.

Daniel Craig no quedó conforme con el resultado de este film porque él mismo se dio cuenta que se habían alejado por completo del espíritu de la serie y la trama resultaba confusa.

Esto se debió a que el guión tuvo que ser escrito de manera improvisada durante la filmación, ya que durante la pre-producción una huelga de guionistas afectó a la industria de Hollywood.

El actor fue el responsable de convencer a Barbara Broccoli y Michael G. Wilson para que contrataran al director que a su entender podría devolver a Bond a sus fuentes.

Era el momento de Sam Mendes.

El avance de Quantum of Solace.

 

19 Comments on Retrospectiva Bond: Episodio 24

  1. hugo estoy con vos sobre lo que opinas de daniel craig, recuerdo que vi esta pelicula en su momento y me parecio totalmente sosa y olvidable, no recuerdo ni un segundo de ella para ser honesto.

  2. La verdad q cuando salí del cine la peli me gusto pero tiene muchos pozos en la trama, muertes de personajes que ni se muestran, el villano que no sabes bien cual es el motivo que tiene, la verdad q sentí, q el villano principal era el general boliviano.

    El problema del ultra realismo en Bond, la verdad que fue notorio, para mi lo mismo le pasa a Warner con DC, debido al éxito de Batman tiene q adaptar todo con un enfoque realista (que hasta en Batman fallo), asi salio un desastre como Man of Steel, hay personajes que los matas si lo encaras de esa forma.

    Por suerte los productores pegaron el cambio justo y elijieron a Sam Mendes

  3. Me acuerdo que me gustó pero te dejaba con gusto a poco sabiendo que podria haber sido mejor.Muy buena la escena donde Bond trata de hablar por cel mientras el remisero hace todo un speech de la situación de Bolivia.

  4. la habre visto dos veces y me parecio muy regular,a Gemma esta para partirla! (si me lee mi novia me mata!) el problema sigue siendo que Craig no se adapto al personaje sino que los productores lo adaptaron para el, y ahi esta el problema.
    Aunque en ¨Skyfall¨ parece que le pusieron Bardahl a la medula osea, y eso es grean merito de Sam Mendez. Ojala que Spectre este buena!
    saludos!

  5. No sabia que Craig estaba disconforme con esta peli, tampoco que el propuso a Mendes. Para mi esto confirma que el problema aca no es él (mas alla de la falta de carisma que estoy de acuerdo) el problema son los productores.

  6. La escena inicial donde interrogan a uno de los malos y descubren que hasta ellos el infalible M16 tenia infiltrados me parecio muy buen arranque, despues la peli avanza gracias a la fuerza de gravedad propia del las peliculas de Bond, me parece que se queda con una buena idea, la continuiad de la historia, nada mas. Pero bueno, tenes toda la razon, mejoralgoque nada. sabes si la que viene es la despedida de Craig?

  7. Mr White! Largas a cuentagotas! Otra cosa, leiste Perfidia? De Ellroy, una vez escribiste que despues de lleerlo habia que darse un bano para sacarsetoda la mugre ( creo que fue en referencia a jazz blanco), bueno, nunca mejor manera de explicar lo que senti al leerlo, terrible libro.

  8. Si mal no recuerdo, esta es la única peli de Bond, donde el agente no hace su clásica presentación… Bond, James Bond. Eso si que es un fiasco.

  9. Lo que me pasa con Quantum es que siento que se podría haber evitado, directamente. Podría haber sido la secuencia inicial de Skyfall, condensarla en 10 minutos y no se perdía nada. Lo negativo ya lo marcaron todos. Rescato la persecución del principio, que vino a tapar un bache de Casino (Aston Martin debe haber apretado un poco para que se luzca el coche), y la parte del avión. Podría haber sido como el corto donde Coulson evita el asalto al supermercado antes de ir a buscar el martillo de Thor. 10 minutos y listo.
    Lo demás es intrascendente. Después de leer la crítica de Spectre, la voy a ver de nuevo, porque no la tengo muy fresca.
    Una cosa. Aparece al final de película, como nueva víctima del tipo que sedujo a Vesper, la actriz Stana Katic, que a nivel belleza, le saca varios puntos de diferencia a las dos chicas bond titulares (opinión completamente subjetiva). Después se hizo bastante conocida por formar con Nathan Fillon la pareja protagónica de la serie Castle.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: