La auténtica vida de Billy the Kid

{5C008C67-98DE-4357-BDFB-7EDA08801F83}Img100Selección de lecturas favoritas del 2015.

La verdadera historia de Billy the Kid narrada por el hombre que mató al famoso pistolero, Pat Garrett.

Este libro es alucinante y se los recomiendo a todos aquellos que les interesen las biografías de personajes populares o sean fanáticos de las leyendas del western.

Antes de centrarme en el contenido del libro es menester establecer el contexto en el que fue publicado, ya que tuvo una influencia muy importante en el contenido de esta obra.

El 14  de julio de 1881 William Henry McCarthy, alias Billy the Kid, de 21 años, fue asesinado por el Sheriff  Pat Garrett en la localidad de Fort Summer, Nuevo México.

Desde el primer momento en que se conoció la noticia, la caída del pistolero fue un escándalo porque enseguida empezó a correr la versión que Garrett asesinó a Billy a sangre fría.  En lugar de detenerlo, como era su tarea, lo ejecutó de un disparo en el pecho.

Hasta el día de hoy siguen surgiendo documentales y libros que debaten el tema.

La popularidad de Billy generó que en el momento de su muerte se publicaran numerosos libros sensacionalistas que dejaban muy mal parado a Garrett y convertían al joven McCarthy prácticamente en la reencarnación humana de Satanás.

Ante tanto pescado podrido, como se diría en términos periodísticos, Garrett decidió contar su historia con un enfoque muy especial.

El Sheriff se dedicó a investigar en detalle los orígenes de Billy y entrevistar a las personas que lo conocieron de cerca, con el objetivo de retratar la historia real. Obviamente también se encargó de aclarar, desde su punto de vista, lo que ocurrió la noche del 14 de julio de 1881.

Hasta la fecha, este libro es considerado por los historiadores norteamericanos uno de los documentos más importantes que surgieron sobre este personaje.

Debo mencionar que quedé muy impactado al leer este libro por dos motivos.

En primer lugar me sorprendió muchísimo la enorme compasión que expresa Garrett sobre Billy a lo largo de su testimonio.

Hollywood me vendió la mentira que era un tipo frío e implacable que mató como un cobarde al legendario renegado y ahora no sé si fue tan así.

12.01.04.amex_billy_the_kidBilly the Kid, lejos de ser ese delincuente sanguinario e implacable que vendieron los medios de comunicación, en este libro es retratado por Garrett como un héroe trágico que tuvo un destino que tranquilamente se podría haber evitado.

Los medios sensacionalistas lo inflaron muchísimo en su momento y si bien no era un santo, tampoco fue el asesino despiadado que se vendía en los diarios.

En su libro Garrett se encargó de ignorar la figura de la leyenda para concentrarse en el joven de carne y hueso que fue Billy con sus virtudes y defectos.

De acuerdo a su testimonio, Billy era la última persona en el mundo que te podría resultar peligrosa si te lo cruzabas en una calle.

Era un joven petiso y desgarbado con cara de niño (como lo indica su apodo) que hablaba español de manera fluida y solía ser muy amable ante las mujeres y las personas mayores. También era muy protector de los niños y siempre salía en su defensa si veía que algún adulto golpeaba a un chico.

Un tema que estaba asociado con los maltratos que había recibido de su padrastro.

Ahora bien, como Garrett menciona en el libro, si cometías el error de subestimarlo por su físico, tu destino era una tumba en el cementerio.

Él no molestaba a nadie sin motivo pero cuando alguien lo agredía su lado oscuro se desataba y podía generar un infierno.

Si buscabas pelea con Billy the Kid en un salón él no te iba a invitar a salir a la calle, sino que directamente te disparaba una bala entre los ojos y se terminaba la discusión.

Esa violencia extrema con las que solía manejarse cuando alguien lo intimidaba, sumado a su velocidad para desenfundar el revolver y disparar en el blanco que buscaba, lo terminaron por convertir en una leyenda.

Garrett menciona que su vida comenzó a tomar un rumbo complicado a los 12 años cuando tuvo que huir de su hogar por defender a su madre.

En una ocasión un tipo le dijo cosas obscenas a la mujer y el chico tomó una piedra y le partió la cabeza.

A partir de ese momento Billy empieza a tener numerosas aventuras que el autor destaca en el libro. Inclusive menciona algunas anécdotas divertidas como la vez que logró estafar a unos indios para robarle unos caballos.

Algo que queda claro al leer La auténtica vida de Billy The Kid es que el 99 por ciento de las numerosas películas que se hicieron en Hollywood fueron puro cotillón de entretenimiento.

Las únicas que retrataron con bastante fidelidad la verdadera historia fueron Young Guns 1 y 2.

bNo me sorprendería que Emilio Estévez hubiera tomado como referencia este libro para componer su personaje porque su interpretación presenta los distintos matices de la personalidad de Billy que Garrett describe en su trabajo.

Al leer esta biografía no te vienen a la mente las versiones que interpretaron Roy Rogers, Paul Newman, Kris Kristofferson o Robert Taylor porque la única que se acerca al perfil del pistolero es la actuación de Estévez.

Si bien las películas de Young Guns, muy especialmente la segunda, en ocasiones se apartan un poco de los hechos reales en general adaptaron la verdadera historia de Billy con mucha fidelidad.

Garrett menciona que hubo una bisagra en la vida de pistolero a partir del momento en que el joven conoció al ranchero John Tunstall, que en en Young Guns 1 fue interpretado por Terence Stamp.

Tunstall se convirtió en un verdadero padre para McCarthy y la educación que le dio logró convertirlo en un hombre de bien durante un largo tiempo.

Mientras trabajó en el rancho de Tunstall, Billy se alejó por completo de la violencia y logró encaminar su vida. Era un joven pacífico y educado que estaba contenido y tenía su mente puesta en el trabajo.

Pat Garrett destaca en el libro que la gran desgracia en la vida de McCarthy se produjo cuando Tunstall fue asesinado cruelmente por otros rancheros, en un conflicto político donde estaban en juego numerosas tierras de Nuevo México.

La muerte de este hombre derivó en una guerra entre pistoleros que se conoció en la historia norteamericana como el conflicto Licoln County Wars.

La perdida de Tunstall afectó profundamente a Billy porque había adoptado al hombre como su padre y a partir de ese hecho su vida ya no volvió a ser la misma.

Su cruzada de venganza lo terminó por convertir en un delincuente que eventualmente lo llevó a un destino trágico.

387432Es interesante el análisis que hace Garrett en su trabajo porque lejos de juzgarlo logra comprenderlo y al mismo tiempo le hace entender al lector los motivos que llevaron a Billy a convertirse en un bandido buscado por las autoridades.

El 90 por ciento del libro está escrito en tercera persona hasta que llega el momento del encuentro final entre el sheriff y Billy.

Según el testimonio del autor Billy nunca supo quien lo mató. Si McCarthy lo hubiera identificado el desenlace del encuentro hubiera sido diferente.

Cuando Garrett ingresó en la vivienda donde Billy se encontraba refugiado, el joven dirigió sus manos a las armas pero no disparó porque no sabía quién había entrado a la casa. Ese momento en que titubeó durante unos segundos le costó la vida.

Otras historiadores indican que en realidad Garrett lo sorprendió en un momento de descuido y lo mató a sangre fría.

Cabe destacar que La auténtica vida de Billy the Kid, publicado en 1882, en realidad fue escrito por Ash Upon, un periodista que se encargo de narrar y organizar la investigación de Garrett.

El trabajo que hizo Upon fue fantástico porque al leer el libro uno tiene la sensación que está en un bar junto a Garrett mientras te cuenta historias de Billy the Kid.

Antes que me lo pregunten aclaro que el libro lo leí en inglés a través de mi Kindle. Nunca lo vi en una edición impresa.

En internet lo pueden encontrar sin problemas .

Ahora bien, no puedo ignorar una importante cuestión con respecto a este tema.

La historia oficial dice que Billy murió en 1881.

Sin embargo, existe otra teoría que indica que el destino del pistolero fue muy diferente.

Como se muestra en el final de Young Guns 2 en los años ´50 apareció un hombre llamado Brushy Bill Roberts, quien aseguraba ser Billy the Kid.

Se hicieron muchas investigaciones en los ´90 donde aparecieron numerosas pruebas que indican que este hombre no era precisamente un loco que buscaba atención.

Los rasgos de Roberts no sólo eran extremadamente parecidos a los de Billy, sino que además presentaba en su cuerpo las mismas cicatrices que tenía el pistolero.

Lamentablemente los análisis de ADN que hubieran puesto fin a esta incógnita nunca se pudieron realizar, ya que durante la investigación de los hechos se descubrió que Catherine Antrim en realidad no era la madre de Billy, sino su tía.

Al menos que se encuentren e identifiquen los restos de la verdadera madre del pistolero las pruebas de ADN no sirven demasiado.

El año pasado se publicó un nuevo libro, Billy the Kid: An Autobiography, de Daniel Edwards donde se presentan nuevas pruebas que demuestran que Bill Roberts en efecto habría sido el famoso cowboy y murió en 1950 a los 91 años.

El libro está muy bien documentado y recibió buenas críticas. El problema es que falta la confirmación total del ADN que probablemente nunca se concretará, ya que habría que descubrir primero quién fue la verdadera madre de Billy. Una tarea muy complicada.

La nueva investigación aporta un nuevo estudio forense de fotografías que indica que Roberts no mentía y apoya esta teoría.

Eso significa que Pat Garrett entonces habría matado a otra persona y dejó escapar al famoso pistolero. Un misterio apasionante donde cada vez son más fuertes las versiones que el destino de Billy fue muy diferente al que narraron los libros de historia y el cine de Hollywood.

 

 

6 Comments on La auténtica vida de Billy the Kid

  1. Justo ayer mire “young guns 2” por 500 vez consecutiva (tuve la suerte de verla en cine en una sala de guernica donde me crie)y es fabulosa por eso, retrata muy bien lo que fue en esos años, ahi nacio mi fascinacion por el western, aparte ya consumia los,de italia. El apellido de billy no era Bonney? Me quedo la duda ahora, jejeje
    En 2010 se abarajo nuevamente la idea de darle el indulto postumo pero los descendientes de sus victimas (los del sheriff Bob ollinger que mato en medio de la calle en concreto) pusieron el grito en,el cielo y no se llevo a cabo.
    Siempre dije que Emilio Estevez retrato a la perfeccion a Billy the kid!
    Saludos!!!

  2. “Antes que me lo pregunten aclaro que el libro lo leí en inglés a través de mi Kindle. Nunca lo vi en una edición impresa” El momento donde dejo de buscar como desesperado en las paginas de las librerias.

  3. Excelente nota!!! Me la anoto para el futuro. “Young guns” y “Paloma Solitaria” fueron las películas y miniserie que me acercaron en profundidad a los westerns. Yo creo que a partir de esos trabajos se hicieron películas de este genero más realistas en cuento a la trama y estéticas, alejándose de la glorificación que se hacia del cowboy en los 40,50,60 del siglos pasado. Quito de esta aclaración la mayoría de las películas del espagueti western.

  4. Christian el apellido real de Billy era McCarthy, pero entre los numerosos alias que usó en su vida, William H. Boney, fue el más popular en su etapa como pistolero buscado por la justicia.
    Saludos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: