Retrospectiva Bond: Episodio 10

the_spy_who_loved_me_poster_by_comandercool22-d67rbfnHoy: La espía que me amó.

El productor Albert Broccoli podría tener muchos defectos, como cualquier ser humano, pero no era un necio.

Cuando El hombre del revólver de oro se convirtió en el mayor fracaso comercial de la saga del agente secreto, enseguida se preocupó por estudiar los aspectos del film que generaron el rechazo de la prensa y el público, para evitar que en la siguiente entrega ocurriera lo mismo.

Hay que recordar que más allá del dinero que se producía en la taquilla, Bond generaba una fortuna en contratos publicitarios y productos de merchandising.

Broccoli no podía permitir que su barco se hundiera y se esforzó para que 007 regresara con una película mejor.

Primero tuvo que organizar la compañía Eon luego de la partida de su socio Harry Saltzman. Por esa razón la siguiente aventura del agente secreto tardó dos años en llegar a los cines.

A la hora de analizar el fracaso del film anterior y la quejas del público había dos elementos que debían ser reparados.

spyLa gente había aceptado a Roger Moore en el papel de 007, el problema era el humor estúpido que tenían las historias y el perfil de la chicas Bond, que eran retratadas como mujeres descerebradas.

Por esa razón, Broccoli decidió desvincular de la siguiente película al guionista Tom Mankiewicz, quien fue el gran responsable de introducir las situaciones de comedia tonta en la saga.

A comienzos de 1975 Broccoli decidió delegarle la dirección de La espía que me amó a Steven Spielberg, quien se encontraba terminado la post-producción de Tiburón.

En esos días Spielberg no era precisamente un artista de renombre y el productor que no le tenía demasiada fe a Steven prefirió esperar a ver como le iba con esa historia de tiburones. Por ese motivo no cerraron un contrato con él.

Un tiempo después Tiburón recaudó más de 470 millones de dólares en todo el mundo y se convirtió en un fenómeno histórico del cine. Spielberg pasó a tener ofertas de todos los grandes estudios de Hollywood y se volvió una figura inaccesible para Broccoli.

Una vez más la película tendría que ser dirigida por Guy Hamilton, quien venía trabajando en esta saga desde Goldfinger.

Sin embargo, el cineasta abandonó el proyecto para realizar Superman, con los estudios Warner.

Ese film como sabemos luego quedó en manos de Richard Donner.

the-spy-whoEl productor finalmente convocó a otros dos hombres de la familia Bond, Lewis Gilbert, responsable de la taquillera Sólo se vive dos veces y al guionista que había escrito todos los filmes de 007 con Sean Connery, Richard Baimbaum.

En este caso trabajó junto a Christopher Wood.

Segun Tom Mankiewicz, Broccoli luego lo llamó para que reescribiera el guión de La espía que me amó porque no estaba conforme con el trabajo de Baimbum y Wood.

La realidad es que su nombre ni siquiera apareció en los agradecimientos.

Si nos dejamos llevar por la buena fe de Tom y eso fue cierto entonces su aporte resultó el mejor trabajo que hizo para la saga.

Durante la pre-producción de este film surgió un hecho que no tenía precedentes en la franquicia Bond.

Por primera vez un actriz de primer nivel pedía que la incluyeran en la película.

Catherine Deneuve era una de las estrellas internacionales más importantes de aquellos días y ofreció recortar su salario normal de 400 mil dólares a 250 mil.

La actriz no era tonta y más allá que tenía interés en ser una chica Bond porque era seguidora de la serie, sabía que su participación iba a incrementar su salario en trabajos posteriores por la exposición que le ofrecía la saga del agente secreto.

La negociaciones no llegaron a buen puerto porque Broccoli se negó a pagar más de 80 mil dólares.

En 1976 finalmente comenzó la filmación de lo que sería la mejor película de Roger Moore con 007.

Albert Broccoli no sólo remedió los errores del film anterior, sino que además hizo historia en el cine de acción.

Los realizadores necesitaban recuperar la confianza del publico y sorprendieron con la más grande secuencia de apertura que tuvo esta saga hasta la fecha.

Si no ponemos a hilar fino este tema creo que empata con la de Goldeneye.

En la puja me parece que termina ganando la escena inicial de La espía que me amó por una cuestión histórica.

El mundo jamás había visto una escena de riesgo como la que se presentó en este film.

La historia empezaba como una típica persecución de Bond por la nieve hasta que en un momento se cortaba la música y el espectador se quedaba sin respiración.

Vamos a recordar ese momento. Esto es una obra maestra del cine de acción.

Cuando termina el video pueden ponerse de pie y aplaudir.

Por eso amamos los filmes de James Bond.

¿Se imaginan lo que fue disfrutar eso en una pantalla de cine?

Un momento histórico del género de acción que me da escalofríos cada vez que miro esta película.

En esa escena no hubo efectos digitales, sino que el salto fue real.

La noche del estreno contó con la presencia del Príncipe Carlos. En el momento del salto todo el cine se quedó en silencio.

Cuando Bond abríó el paracaídas, Carlos se levantó de la butaca y empezó a aplaudir solo en el cine. Enseguida lo acompañaron el resto de los espectadores. Jamás se había recibido una película de Bond de esa manera.

Antes que el film llegara a los cines Broccoli se dio cuenta que había conseguido otro éxito.

spywholovedme_bgLa espía que me amó resultó una de las mejores entregas de la era de Roger Moore y el propio actor la escogió como su favorita dentro de lo que fue su experiencia con el personaje.

El humor quedó reducido a las acotaciones sarcásticas del protagonista pero se eliminaron las escenas tontas de los filmes anteriores.

La chicas Bond fueron trabajadas con más respeto y la protagonista era una heroína que estaba a la par de 007.

Ni hablar de los villanos y las secuencias de acción que fueron fabulosas.

Cabe destacar una vez más la extraordinaria labor del diseñador de producción Ken Adams.

Lo que hizo con el cuartel del villano es magnífico y los decorados se destacaron por su originalidad.

Algo que me hace reír mucho de esta película son los vicios de Cubby Broccoli.

El productor siempre trataba de estar en sintonía con la moda de la cultura popular pero a veces exageraba.

Como Tiburón seguía siendo un gran fenómeno pochoclero el tipo metió también un tiburón en la trama!

Un grosso. Así piensa un productor.

“La gente quiere tiburones, les damos tiburones”.

Me gusta mucho este film porque planteó escenas más ambiciosas en materia de acción.

Acá regresaron las secuencias filmadas bajo el agua que amo, ya que son muy complicadas de realizar, y las persecuciones automovilísticas también presentaron buenos momentos.

Una de las grandes escenas de este film tiene que ver con la inolvidable aparición del Lotus Esprit blanco que se convierte en un submarino.

En mi vida había visto algo así en ninguna otra película.

Hoy la escena es recordada como uno de los grandes momentos históricos de la saga.

Una anécdota personal.

corgi-junior-lotus-esprit-007-[1]Cuando era chico, tendría siete u ocho años, en los recreos de la escuela solía organizar con otros pibes picadas de autos con cochecitos de juguete.

Yo siempre competía con dos modelos. Un Porsche 911 rojo, que pinté de negro con tinta china, porque me parecía más cool, y el Lotus Sprit oficial de James Bond.

El autito venía con los alerones del submarino y en el capó tenía el logo clásico de 007, como se puede ver en la foto.

Lo loco de esta situación es que en ese momento yo no tenía la más remota idea del significado de esos números y pensaba que era un auto de carrera. Para mí era un juguete más.

Se imaginarán mi reacción años después cuando vi esta película. Me volví loco.

Todo el tiempo había jugado con un auto histórico del cine y no tenía idea. No sé que fue del Lotus Sprit y hoy me quiero matar por no haberlo conservado.

Todavía tengo el Porsche 911 en la repisa de los dvds pero el auto de Bond lo perdí.

Luego de este recuerdo nostálgico volvemos con la La espía que me amó.

Queda la sensación al ver este film que todos los artistas de las saga se comprometieron más con esta entrega.

La música en esta ocasión estuvo a cargo de Marvin Hamlisch, quien brindó una de las bandas sonoras más elogiadas de la saga que no en vano terminó nominada al Oscar.

La melodías que sonaban en el film también estaban en sintonía con la cultura de aquellos días y el furor por la música Disco.

El tema principal estuvo a cargo de Carly Simon, quien aportó una de las canciones más recordadas de la franquicia Bond, Nobody Does It Better.

A modo de Dato Loco debo mencionar que esta fue la primera vez en la serie que el tema musical no se relacionó con el título del film.

LOS VILLANOS.

KARL STROMBERG.

En La espía que me amó Bond debe enfrentarse a otro millonario aburrido que no sabe que hacer con su vida y decide destruir el planeta para construir un paraíso marino.

007 debe detener sus planes con la ayuda de una agente rusa.

Los villanos de esta película fueron maravillosos.

Stromberg tenía una gran similitud con los clásicos psicópatas de SPECTRA y era un ser vil que estaba completamente loco.

Curt Jurgen era un actor alemán con una gran trayectoria en el cine europeo pero fue este papel el que lo convirtió en una figura conocida a nivel internacional.

En 1982 falleció a los 66 años.

 

k

 

SANDOR.

Este personaje parecía salido de Titanes en el ring.

Tiene una pelea ridícula con el protagonista que me gusta por el remate final de Bond que es muy gracioso.

Milton Reid interpretó a este asesino y casualmente era un profesional de la lucha libre.

El actor nacido en Bombay había tenido un breve rol en Dr. No como guardaespaldas del villano y acá le dieron un rol un poco más destacado.

Reid previamente había trabajado con Curt Jurgen y Orson Welles en Ferry to Hong Kong (1959) y su carera se mantuvo activa hasta 1982.

Luego se retiró del cine y nunca más se supo que ocurrió con este artista.

Hasta la fecha sigue siendo un misterio las circunstancias de su muerte ocurrida en algún momento de 1987.

No existe un registro oficial de su fallecimiento y se desconoce que pasó con el actor cuando regresó a Bombay.

Sandor_(Milton_Reid)_-_Profile

MANDÍBULAS.

Por lejos, el villano más querido y representativo de la saga Bond. Su nombre en inglés es Jaws, otra sutil referencia a la película de Spielberg con la que Cubby Broccoli estaba obsesionado.

Mandíbulas es simplemente maravilloso. El concepto del personaje es un desquicio total y tenía muy buenos momentos.

Esta fue la única vez donde celebré que Bond no matara a uno de los malos. Seguramente le debe haber pasado los mismo a los realizadores porque lo dejaron vivir en la trama, toda una rareza de esta serie.

Con el paso del tiempo el personaje se convirtió en el villano más popular de la saga, superando a Goldfinger y Dr. No, e inclusive llegó a tener su versión animada durante los años ´90, en la serie de televisión James Bond Jr.

Mandíbulas fue interpretado por Richard Kiel, quien llamaba la atención por su altura que superaba los dos metros.

Otras películas populares que hizo fueron The Longest Yard (1974), Fuerza 10 de Navarone (1975), El jinete pálido (1985) y Happy Gilmore (1996).

En septiembre del año pasado falleció a los 74 años debido a una enfermedad cardíaca.

richardkiel

LAS CHICAS BOND.

ANYA AMASOVA/AGENTE XXX.

Una de las mejores chicas Bond de la era Moore que marcó una bisagra en esta saga cinematográfica.

La agente rusa en este caso tuvo un rol importante en el conflicto y se destacó por la independencia con la que se desenvolvía en la trama.

No era la clásica damisela en apuros ni la tarada torpe que había aparecido en el film anterior.

Anya Amasova era una agente soviética que estaba a la par del protagonista y su intervención en la trama era importante.

En 1977 representó un chica Bond diferente que tendría una influencia importante en las películas posteriores.

Barbara Bach era una modelo que hizo el casting para un breve rol secundario y al final los productores decidieron darle el principal rol femenino.

La película la convirtió en una figura popular a fines de los años ´70 y le abrió la puerta en la industria del cine.

Luego de La espía que me amó se la pudo ver Fuerza 10 de Navarone (1978), el film de terror The Unseen (1980) y la comedia de ciencia ficción, Caveman, donde trabajó con el ex Beatle, Ringo Starr.

Luego del rodaje de esa película se casaron y siguen juntos desde entonces.

Barbara Bach años después fue una de las actrices críticas hacia el personaje de Bond al que calificó en una famosa entrevista como “un cerdo chauvinista que usa las mujeres para escudarse de la balas”.

 

Anya-Amasova-The-Spy-Who-Loved-Me

NAOMI.

Una particularidad de este film es que salvo por la agente rusa, el resto de las chicas Bond tuvieron un rol muy limitado.

Naomi era una asesina que trabajaba para el sádico Karl Stromberg.

El rol estuvo a cargo de Caroline Munro, quien ya era una conocida figura del cine de terror y ciencia ficción en los años ´70.

Entre los títulos más destacados de su filmografía se destacan El abominable Dr.Phibes (1971), con Vincent Price, Capitán Kronos: Cazador de vampiros (1974) y Los viajes de Simbad (1974).

Durante la década del ´70 Munro fue la chica Hammer por excelencia. Ninguna otra actriz tuvo un contrato tan largo con la productora inglesa como ella.

En su momento Richard Donner la quería para el rol de Ursa en la primera entrega de Superman, pero Caroline rechazó el papel para ser parte de La espía que me amó.

Una buena elección ya que pudo destacarse más y esto le generó más trabajo. En la actualidad, a los 66 años, sigue trabajando como actriz en producciones clase B y tiene películas para estrenar hasta el 2016.

carolinemunro01

FELICCA.

Una chica Bond que tuvo un rol muy limitado.

Felicca fue interpretada por Olga Bisera, una modelo y actriz yugoslava que apareció en muchas producciones del giallo italiano, que eran thrillers eróticos muy populares en los años ´70. En su momento fue una figura famosa en Italia.

Esta fue su película más conocida y en 1982 abandonó su carrera en el cine.

Felicca_(Olga_Bisera)_-_Profile

 La espía que me amó se destacó entre las películas más taquilleras de 1977 al recaudar más de 47 millones de dólares, sólo en los Estados Unidos.

Fue superada por otras propuestas que pegaron fuerte ese año como Fiebre de sábado por la noche, Encuentro cercanos del tercer tipo, Smokey y el bandido y Star Wars.

La recaudación total fue superior a los 185 millones de dólares y contribuyó a fortalecer nuevamente la saga del agente secreto.

En los créditos finales se anunciaba que Bond volvería en Sólo para sus ojos, pero Albert Broccoli luego cambió el proyecto y decidió hacer otra historia.

La modificación tuvo que ver con la enorme popularidad que tenían dos sujetos llamados Luke Skywalker y Darth Vader.

Pensamiento Broccoli.

“Si la gente quiere ver ciencia ficción hay que  llevar a Bond al espacio”.

Y así lo hicieron.

El avance de La espía que me amó.

 

 

 

18 Comentarios

  1. esta es genial! aguante mandibulas! lejos uno de los mejores villanos del cine, esta es la que recuerdo cuando telefe hizo una retrospectiva bond hace ya casi 20 años. me encanto.
    ya me voy a poner en campaña para conseguir las pelis de Bond, al menos de las que vas comentando.
    Saludos!

  2. Me dieron ganas de ponerme al día con la saga Bond, son muchas pelis, pero creo que como cinéfilo me siento en la obligación de hacerlo, es más, no podría decir que soy cinéfilo sin haber visto todas las pelis del agente 007… Habrá que darle una oportunidad, hay mucha historia acá!!

    Y otra cosa, espero que reseñes las Bond de Daniel Craig, o el Glaciar, como te gusta llamarlo, porque sé que no sos muy fan y me gustaría conocer tu opinión, y además Chandler había dicho en la reseña de Quantum of Solace que no la quisiste ver!

    Yo descubrí a Bond con Pierce Brosnan en Goldeneye, en aquel momento me llamaba la atención el personaje, me había caido bien, pero después empecé a notar cosas muy raras, como una pelea en la nieve, y que luego Bond se levantaba, se sacudía un poco, y entraba a una fiesta, o algo así, pero la idea es esa, y bueno, no me la creí… No tengo ahora fundamentos concretos así que no quiero seguir hablando sin justificación, pero me pareció muy poco serio. Tampoco voy a entrar en detalles sobre el nuevo Bond, que sí me gustó y me parece un buen acierto el rumbo que decidieron tomar, pero mejor me lo guardo para la reseña correspondiente!

    Una pregunta más, ¿el Bond de la literatura, es muy diferente al de los libros?, ¿hay alguna peli que sea más fiel que las otras a la obra original?, no recuerdo si en alguna retrospectiva lo dijiste.

    Saludos!!

  3. Sí Vandan, voy a cubrir toda las películas hasta Spectra. O sea que también lo incluyo al Glaciar.
    Queda un largo camino todavía mientras esperamos la nueva entrega.

    La principal diferencia del Bond de la literatura con el del cine, es que el de los libros no es representado como un héroe de acción.Las historias se centran más en el espionaje si bien suelen tener acción.

    Las primeras dos películas de Connery son muy fieles a los libros de Fleming y la mejor representación del Bond literario en mi opinión la brindó Timothy Dalton, pero todavía no llegué a esa etapa. Saludos!

  4. Me encantaba Mandibulas!! Tenia sus problemas de salud pobre Kiel. Si se fijan en happy Gilmore hay una escena en la q disimulan que estaba con baston atandole una soga, como que era parte de la barrera para el publico.

    Uno no tiene preaente eatas cosas y vos nos las traes devuelta. Que me vienen ahora con Red Bull y sus locoa x la adrenalina. Base jumping con esquies en el año 77!!

  5. La conozco obviamente por televisión, pero nunca me engancharon.

    Sí todavían existen los videos club. El de mi barrio sigue vigente desde principios de los ´90 y se comió a toda la competencia, incluido sucursales de Blockbuster.
    Es un ícono del barrio que además tiene un stock de clásicos, como las películas de Bond, que son imposible de encontrar en otro lado.

  6. Las primeras de los Superagentes eran mas serias, para adultos podriamos decir. Despues se ve que siguiendo la tendencia del Bond de Roger Moore se fuero boludizando y terminaron siendo peliculas para chicos que se estrenaban en vacaciones de invierno.

  7. Es mas si no me equivoco en la primera no se llamaban Tiburon, Delfin y Monjarrita. Incluso hay una escena bastante zarpada que estan en una casa lujosa, y la habitacion estaba rodeada de cuadros de mujeres desnudas y de golpe desde los pezones de las pinturas empiezan a salir disparos. Y Bauleo dice algo asi como: he visto muchos bustos pero ninguno tan agresivos como estos.

  8. La de los Irrompibles y Comando azules las tenía. Sobre todo la última porque es histórica al ser una película de propaganda.
    La gran aventura la verdad que no. Recuerdo que la pasaron por la televisión pero nunca la vi.
    Parece una típica película de Eddie Romero, genio del cine filipino de acción de los ´70, pero con un poco más de humor.
    Si la filmaban en Estados Unidos hubiera sido un film de los cines Grindhouse.

  9. Es muy innovador el recorrido este que estás haciendo con Bond, es fascinante. Me muero por leer un artículo tuyo dedicado a la serie Twin Peaks.

Comentarios cerrados.