Retrospectiva Tarzán: Episodio 8

Hoy: Tarzán contra los nazis.

ttLa década de 1940 fue la era dorada del cine de propaganda.

Así como Hitler se adueñó de la industria cinematográfica de Alemania para promover la ideología nazi, en Hollywood también se utilizó este arte para conseguir que la gente apoyara la guerra contra los regímenes fascistas que habían cobrado fuerza en Europa.

Esta movida explotó en Hollywood en 1942 con la película Why We Figth, dirigida por Frank Capra, que presentaba siete documentales dirigidos a los soldados norteamericanos donde se explicaba las razones por las que se debía combatir a los alemanes.

De alguna manera la película había sido concebida como la repuesta a Triumph of the Will, la escalofriante producción de propaganda nazi dirigida por Leni Riefenstahl en 1935

El objetivo del film de Capra era reclutar soldados y convencer a los espectadores que Estados Unidos no podía seguir manteniendo una postura de neutralidad frente a lo que estaba ocurriendo en Europa.

Luego del ataque de Pearl Harbor el gobierno estadounidense convocó al director para encargarle este proyecto que también contó con la participación de los estudios Disney que estuvieron a cargo de los segmentos animados donde se señalaban localidades y estadísticas.

A continuación pueden ver fragmentos de estos filmes que son parte de la historia del cine.

Triumph of  the Will (1935).

Why We Fight (1942).

Luego de este trabajo de Capra en Hollywood explotaron las producciones de propaganda gubernamental que en muchos casos se convirtieron en clásicos emblemáticos del cine como Casablanca (1942) o 30 segundos sobre Tokio (1944).

Charles Chaplin ya había sido uno de los pioneros en burlarse de Hitler con su film El gran dictador, de 1940, y Los Tres Chiflados también hicieron lo mismo en el corto You nazty Spy que también surgió ese mismo año.

Sin embargo fue a partir del ataque de Pearl Harbor y el trabajo de Capra que los nazis y los japoneses se convirtieron en los principales villanos de Hollywood.

Los cortos animados de Disney y los Looney Tunes también formaron parte de esta movida y prácticamente no hubo ningún personaje popular que no se enfrentaran a estos enemigos.

Uno de los casos más recordados de este período es lo que ocurrió con la saga de Sherlock Holmes protagonizada por Basil Rathbone.

Las primeras historias transcurrieron en la Era Victoriana, sin embargo, a partir de 1942 las aventuras del detective en el cine pasaron a ser más contemporáneas, donde Holmes se enfrentaba a espías nazis.

Obviamente Tarzán, que era uno de los personajes más taquilleros de aquellos días no, iba a quedar afuera de esta cuestión.

Annex - Gifford, Frances (Tarzan Triumphs)_02En 1943 se hizo Tarzan Thriumphs, protagonizada por Johnny Weissmuller que se enfoco en este tema.

La película representó varios cambios para la saga ya que la franquicia cambió de dueño. MGM abandonó las aventuras del hombre mono que quedaron a cargo de RKO (King Kong), una de las productoras más importantes de ese momento.

En esta ocasión el personaje de Jane no formó parte del conflicto porque Maureen O´Sullivan ya estaba harta de estos filmes y además tenía contrato con MGM.

El principal rol femenino fue interpretado por Frances Gifford, quien en 1941 había protagonizado el serial Jungle Girl, una adaptación libre de la novela de Edgar Rice Burroughs.

Acá encarnaba a Zandra, la princesa de Palandrya, una ciudad perdida de África que era conquistada por las tropas nazis.

Es interesante la manera en que estaba planteada la trama ya que era una alegoría del comportamiento que había tenido Estados Unidos con el conflicto en Europa.

En un principio Tarzán no interviene cuando los habitantes de Palandrya son convertidos en esclavos de los nazis.

Sin embargo, cuando un oficial alemán secuestra a Boy, el hijo adoptivo del protagonista (Pearl Harbor), Tarzán entra en acción con su histórica frase “Now Tarzan make war! (!Ahora Tarzán hace la guerra!)”

Los guerreros africanos que aparecían en el film eran actores blancos con el cuerpo y los rostros pintados, ya que por eso días los estudios no solían trabajar con extras negros. Una costumbre que se mantendría vigente durante toda la década del ´40.

Como no podía ser de otro modo, la mona Cheeta brindaba los momentos humorísticos. En este film tenía una escena muy recordada donde se ponía jugar con una radio de los nazis y confundía  los soldados alemanes que pensaban que les hablaba Hitler.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos contactó especialmente al productor Sol Lesser para que desarrollara este film, ya que estaban convencidos que el personaje de Tarzán era ideal para propagar el mensaje de apoyo a la guerra.

No se equivocaron.

tarzan-triumphs-5La película se estrenó en febrero de 1943 y fue un éxito. En diciembre de ese año Johnny Weissmuller regresó en Tarzan´s Desert Mistery que siguió la misma línea.

La particularidad de esta producción fue que la trama presentaba elementos de fantasía y estaba más dirigida al público infantil.

Los villanos obviamente eran un grupo de espías nazis.

El hombre mono volvió a los cines poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial en febrero de 1945 donde se retomaron los argumentos tradicionales de estas películas.

Brenda Joyce fue la encargada de interpretar a Jane que había estado ausentes en las entregas anteriores.

La gente no se cansaba del Tarzán idiota y aunque Weissmuller empezaba a aparecer en los filmes con más panza y un físico menos trabajado el público lo seguía apoyando.

Así fue que luego se hizo Tarzan and the Leopard Woman (1946), Tarzan and the Huntress (1947) y finalmente Tarzan and the Mermaids (1948) que puso fin a esta interminable etapa siniestra del personaje en el cine que duró 16 años.

Weissmuller dejó el personaje de Tarzán porque los años empezaban a pesarle y ya no tenía el mismo físico que presentó cuando hizo los primeros filmes.

Emprendió varios negocios comerciales que no funcionaron y siguió apareciendo en el cine con cameos especiales en varias películas.

Los Beatles lo incluyeron en la famosa cubierta del disco Sgt.Pepper´s Lonely Hearts Club Band. En 1984 murió de un edema pulmonar a los 79 años.

La década de 1950 presentó a un nuevo Tarzán interpretado por Lex Barker, quien continuó la misma línea del Tarzán retardado en otras cinco películas hasta 1953.

El actor Gordon Scott luego tomó la posta y fue quien presentó cambios significativos en la interpretación del personaje.

No todos los productores estaban de acuerdo con la idea de trabajar al personaje como un forzudo estúpido y ahora con un nuevo protagonista las condiciones estaban dadas para que Tarzán volviera a sus raíces.

Aunque eso lo veremos en la próxima nota.

Acán está los avances de los dos filmes donde Tarzán se enfrentó a los nazis.

Tarzan Thriumphs (1943).

Tarzan´s Desert Mistery (1943).

 

11 Comentarios

  1. Muy interesante todo.
    Te felicito Hugo por la investigacion que haces de cada tema, te calentas en introducir el tema y luego desarrollarlo. Siempre de manera amena y clara.
    Saludos

  2. Graias por contestar. Che, te comento: mi vieja es grande y de chiquita disfruto las pelis de este actor y lo primero que me dijo cuando le conte sobre la retrospectiva fue “Johnny Weismuller murió loco creyéndose Tarzán en un manicomio”

  3. Es normal porque hay toda una generación que cree lo mismo! Ahora la realidad es que no fue cierto y se murió a los 79 años de un edema pulmonar, sin embargo la gran mayoría de la gente gente de más de 40 años cree que murió en un manicomio.

  4. Esta es la que menos me gusta de Weismuller, pero hacen gracia esos nazis tan feos y tan mal hechos y el final apoteosico con Chita…la peli es infantil y como trate uno de ser algo racional con ella se cae bajo su peso y su falta de lógica, con todo y con eso, la disfruto mucho y la veo de ven en cuando, palomitera y camp donde las haya.

Comentarios cerrados.