Ernest y Célestine

ernestBRILLANTE producción franco-belga del 2012 que lamentablemente no pasó por los cines argentinos y es una de las nominadas al Oscar en la categoría Mejor Película de Animación.

Ernest y Célestine es un hermoso film de animación que ofrece un poco de aire fresco entre los largometrajes de este género.

En estos días donde los personajes y escenarios tienden a verse todos iguales con la insulsa animación computada, acá nos encontramos con una producción independiente que rescata el verdadero espíritu artesanal de los dibujos animados con el que mucho de nosotros tuvimos la posibilidad de crecer.

Me parece importantísimo que todavía se hagan películas de este tipo que van a contramano, desde los aspectos visuales, con los estrenos de los grandes estudios que llegan a los cines.

Ernest y Célestine es una propuesta infantil basada en una serie de libros creados por Gabrielle Vicent que son muy populares en Europa.

En Latinomérica no son conocidos y estoy casi seguro que no se editaron.

La trama tiene como protagonista a Célestine, una ratoncita huérfana que un día conoce a un oso llamado Ernest, un músico ambulante que  la encuentra en la calle y se dispone a comerla.

Ella lo convence de no hacerlo y a partir de ese momento se forma una amistad entre ambos personajes que van aprendiendo lecciones de vida a través de sus diferencias y divertidos enredos en los que se ven involucrados.

En el mundo de los osos está mal visto que un miembro de la especie entable amistad con los ratones y esto genera que Ernest sea perseguido por las autoridades.

ernstcel1knxfol10HLa película traslada con precisión las ilustraciones del autor Gabrielle Vincent y esto hace muy especial al film, ya que como espectador tenés la sensación que disfrutás de un libro de cuentos, cuyos dibujos cobraron vida.

Me fascinó esta película porque tienen una sensibilidad especial que me remitió muchísimo a los viejos filmes de Don Bluth.

Dentro de la trama está muy bien equilibrados los enredos cómicos con el drama y la aventura y la última escena es muy emotiva.

Algo que me encantó también desde la realización es el trabajo en la animación con el uso de acuarelas que trae al recuerdo la excelente serie animada infantil, Madeline, que fue popular en los años ´90.

La dirección corrió por cuenta de Stéphane Aubier, Vincent Patar y Benjamin Renner, quienes se hicieron conocidos en la industria de la animación con este trabajo que ya ganó varios premios en festivales de cine.

La competencia por el Oscar la tiene complicada porque se enfrenta a dos titanes duros de vencer como Frozen de Disney y The Wind is Rising, de Ghibli que además representa  la despedida de Hayao Miyazaki.

Sin embargo, me parece que es un film completamente superior a Los Croods y Mi villano favorito 2, que no entiendo como llegó a terminar nominada.

De la misma manera que no entiendo que Man of Steel y Pacific Rim se ignore en la categoría de Mejores Efectos Especiales y nominen al Llanero Solitario.

Asuntos inexplicables de la kermese de Hollywood.

En fin, recomiendo que busquen Ernest y Célestine que es una gran película de animación que merece su visión.

Acá está el avance:

5 Comentarios

  1. Agendada! Es cierto que capaz no tiene las de ganar contra Frozen y The Wind is Rising (no vi ninguna de las dos, imperdonable) pero al menos le servirá de difunción seguramente. Es una lástima que se le dé poco espacio a estas pelis en los cines, sobre todo en las ciudades del interior como acá en Córdoba. La de Miyasaki ya la estrenaron acá?
    Me trajiste Madeleine a la memoria! Qué linda serie!
    Saludos!!

  2. Madeleine era genial y me hacía reír porque todos los personajes hablaban en rima. Voy a dedicarle una nota. Conseguí alguien que la lea ja ja!

    No,la de Miyazaki todavía no consiguió distribución. Yo tampoco la vi todavía.
    Saludos!

  3. Que buena recomendacion Hugo, esperemos q llegue a los cines (pero parece q no), enserio la de Miyazaki no tiene distribucion?? Ojala gane el oscar asi seguro llega, sino a buscarla por internet

    Aca tene otro a veia Madeleine, por cablin!

Comentarios cerrados.